Análisis táctico: oportunidad perdida

El Villarreal dejo escapar una buena oportunidad para situarse quinto en la liga, al no pasar del empate contra el Deportivo (1-1), en el partido jugado en el Estadio de la Cerámica, correspondiente a la jornada decimoctava de la liga Santander.

Análisis táctico: oportunidad perdida
Villarreal-Deportivo de la Coruña | Foto: http:/ /lfp.es/

La derrota del Sevilla en el derbi contra el Betis, propiciaba la oportunidad de que el Villarreal se situara quinto en la clasificación si hubiese logrado la victoria contra el Deportivo. Hecho nada complejo teniendo en cuenta la clasificación de ambos conjuntos, y el factor de jugar en el estadio de la Cerámica.

Antecedentes

El Villarreal afrontaba este encuentro con muy buenas perspectivas a nivel de clasificación, dado que en la lucha por los puestos cabeceros, el Sevilla que ocupa la quinta plaza perdió el derbi sevillano contra el Betis en el Sánchez Pizjuán. Este hecho propiciaba que de ganar al Deportivo los groguets se situaban quintos superando en un punto a los andaluces.

La victoria en este partido previo a su duelo contra el R. Madrid en el Bernabéu la siguiente jornada de liga cobraba una vital importancia, no solo por lo dicho anteriormente, sino porque ya se sabe que los partidos contra equipos como Barça y Madrid sobretodo jugando como visitante es difícil sumar puntos, y no porque el Villarreal no compita todo lo contrario, sino por lo que se juegan dichos equipos.

En cuanto a lo deportivo,  para este encuentro el técnico groguet no podía contar entre otros lesionados de larga duración, con una baja significativa por sanción, una baja que para su esquema y su manera de jugar es de vital importancia, nos referimos a Manu Trigueros, que vio la quinta amarilla en el último encuentro de liga disputado en Mestalla contra el Valencia. También no formo parte de la convocatoria el franco-congoleño Cédric Bakambu, que está ultimando su fichaje por un club chino Beijing Guoan.

El que asistió al partido fue el colombiano Roger Martínez, el nuevo fichaje del Villarreal para suplir a Bakambu.

Con todo esto Calleja mantuvo su dibujo sobre el campo, pero con cambio de jugadores, en el rombo del centro del campo el organizador fue Pablo Fornals en lugar de Trigueros, dejando la banda que este viene ocupando para el canterano Raba. En la delantera junto a Bacca, jugo Enes Ünal, en su regreso al equipo groguet tras su breve cesión al Levante.

Análisis

El submarino fue de menos a más en el encuentro, de entrada el equipo que comenzó el encuentro más intenso y en busca de la portería rival fue el Deportivo.

Los gallegos habían estudiado muy bien al submarino, y sabedores de que los groguets fomentan su poderío principalmente en el medio del campo, dispuso un tribote en esa parcela con el fin de impedir el juego entre líneas de los locales.

Durante el primer tramo del partido, el Deportivo se mostró más vivo y ambicioso que el Villarreal. Los amarillos acusaban demasiado las bajas de Bakambu en la delantera, y principalmente de  Trigueros en la distribución.

Les costaba a los de Calleja acercarse a la portería de Rubén, y hasta pasada media hora no se asentó en el  campo y comenzó a generar acercamientos a la portería del Deportivo.

El submarino evito que los gallegos se adelantaran gracias a su solvencia defensiva, y al buen hacer de Sergio Asenjo en la portería.

Antes del gol local, los gallegos habían dispuesto de dos buenas ocasiones para adelantarse en el marcador, pero no estuvieron afortunados por suerte para los intereses groguets.

Así fue como a los 29’ Fornals hizo de Trigueros y filtro un buen pase entre líneas a Bacca, que se marchó de su par, para realizar el denominado ‘pase de la muerte’ a Enes Ünal para que apareciendo desde atrás rematase al fondo de la portería de Rubén.

Este gol tranquilizo al Villarreal e inquieto a los gallegos, que antes del final del primer acto tuvo alguna ocasión para lograr el segundo, que finalmente no consiguió.

La segunda parte cuando se preveía que el submarino con el marcador a favor jugaría con el resultado y con los nervios del rival para matar el encuentro no lo hizo, se dejó llevar y empezó a jugar a lo que quería el Deportivo. Solo en los primeros compases de este tiempo tuvo oportunidades para marcar el segundo pero no estuvo acertado, bien por fallos propios o por buenas intervenciones del meta gallego.

Y tanto fue el conformismo del Villarreal con el marcador, que se intuía que  en cualquier jugada del Deportivo podía llegar el empate, no porque estuviera jugando muy bien al futbol, más bien por la falta de intensidad y de garra del submarino, y de conformarse con el resultado.

Así en el 83’ llego el gol del Deportivo, tras una jugada de Sidnei por banda que centro al área para que apareciese Florin Andone para rematar de cabeza. Su remate tras tocar en el palo se acabó colando en la meta de Asenjo.

Ese gol despertó a los groguets que se fueron en busca de la victoria, y a punto estuvo de lograrlo en un par de buenas acciones, la mejor un disparo de Bacca desde la frontal que se fue fuera por poco.

Conclusiones

El submarino con este empate deja escapar una oportunidad de oro para colarse quinto en la clasificación superando al Sevilla, y de mantener la distancia con los que vienen apretando por detrás en su lucha por los puestos europeos.

Este encuentro demuestra una vez más que no hay rival pequeño, y que los equipos ocupen el puesto que ocupen en la clasificación siempre salen a competir, y en casos como el del Deportivo más aún, puesto que un punto cuando ocupas puestos de descenso es oro.

Toca mirar adelante y seguir, pero aprendiendo de los errores cometidos para no volverlos a cometer.