No pudo ser

Esta tarde, el Villarreal se ha enfrentado al Leganés en la vuelta a vuelta de octavos de final de la Copa del Rey, en el Estadio de la Cerámica.

No pudo ser
No pudo ser / Foto: La Liga

Con una ida con resultado desfavorable para el Villarreal, el submarino amarillo tenía que salir con todas sus fuerzas hoy ante el Leganés para poder pasar a cuartos de final de la Copa del Rey. Aunque el equipo jugaba en casa y contó con el apoyo de cientos de aficionados, un gol inicial de Amrabat hizo que la remontada se le hiciese cuestarriba a un Villarreal que se dejó la piel en el partido.

El gol decisivo

El Leganés salió con una estrategia clara: si metían un gol, el Villarreal tendría mucho más difícil su remontada. Pese a la dominación amarilla en los primeros minutos del partido, donde Bacca mostraba sus dotes llegando a portería en distintas ocasiones, el gol para el equipo castellonense no llegaba. Champagne se mostraba imbatible, evitando cualquier intento de ataque. Sin embargo, sí llegó para el equipo visitante, que apenas transcurrida la media hora de juego, anotaba el que sería el tanto decisivo del partido. A pies de El Zhar y tras un error del conjunto amarillo, el centrocampista anotaba el balón por toda la escuadra, el gol de la tranquilidad. El partido, por lo tanto, se tornaba aún más difícil para el Villarreal, que, desde ese momento, debía anotar tres para clasificarse. Se quedó a las puertas de ello.  El grupo de Calleja se mostró con actitud durante todo el partido, llegando e intentando jugadas a portería que se veían paradas por el increíble guardameta del Leganés. El conjunto madrileño sabía muy bien lo que hacía: cerrar espacios y esperar los momentos clave para el ataque.

El gol amarillo tampoco tardaba en llegar, recién estrenada la segunda parte, Rabba anotaba el gol de la ilusión y de la esperanza, que toda su afición no dudaba en celebrar. Todavía quedaba tiempo y el Villarreal aún podía clasificarse para cuartos. El submarino no había perdido el orgullo y tanto Fornals, Trigueros y Bacca no cesaban de intentarlo. Si no hubiese sido por el salvador pepinero: Champagne, el Villarreal hubiese anotado más de uno, sin embargo, el argentino realizó un recital bajo palos, salvando prácticamente cualquier intento de gol. El segundo tanto del Villarreal llegó en el minuto 88 a pies de Cheryshev, que devolvía la esperanza a un Villarreal que iba a luchar por anotar el tercero en los últimos siete minutos de partido, no todo estaba escrito. Tras el susto de Cheryshev desde falta a tres minutos del partido, el conjunto madrileño siguió defendiendo su puesto, que se veía amenazado por un Villarreal que no dejaba de persistir. Final del partido en el minuto 94, que indicaba la primera clasificación del Leganés a cuartos de final de Copa del Rey y la derrota de un Villarreal, que se quedaba a las puertas de saborear el siguiente partido del campeonato.

Borrón y cuenta nueva

Tras el duro golpe de hoy ante el Leganés, el Villarreal tratará de hacer borrón y cuenta nueva y centrarse en los próximos partidos de liga. El submarino se enfrentará este sábado al Real Madrid y este luchará por seguir conservando un puesto en Europa. El Leganés, sin embargo, sigue agrandando su historia, manteniendo su puesto como candidato a ganador de la Copa del Rey. Partido intenso en el que ambos equipos dieron lo máximo de sí, con mención especial al guardameta del Leganés que ha sido el héroe pepinero esta tarde en el Estadio de la Cerámica. Un Villarreal que se queda a las puertas, la Copa parece no estar hecha para ellos, y la maldición continua en casa. Pese a haber celebrado dos goles, el juego del Villarreal hoy no ha sido suficiente para superar a su rival en el campo.