Análisis táctico: el Submarino emerge en el Bernabéu

Victoria histórica del Villarreal frente al Real Madrid en el Bernabéu (0-1). Partido de mucho trabajo, sacrificio, y esfuerzo de todo el equipo groguet en el feudo madridista, que le sirvió para lograr su primera victoria ante los merengues en toda su historia.

Análisis táctico: el Submarino emerge en el Bernabéu
R. Madrid - Villarresl | Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Los groguets con un gran trabajo colectivo de todo el equipo en la parcela defensiva, y con un soberbio Sergio Asenjo, supieron sufrir para llegar vivos al tramo final del encuentro, y de esa manera lograr un golazo en el 86’ de Pablo Fornals, para conseguir ganar por primera vez en su historia en el Bernabéu.

Antecedentes 

El técnico del submarino Javi Calleja ya lo había dicho en la previa del encuentro, que su idea era ir al Santiago Bernabéu a ganar, no quería especular con el resultado, ni salir a defender el empate inicial. Su objetivo era ser competitivo y buscar los tres puntos.

Para este encuentro y como viene siendo habitual desde que se hiciese cargo del equipo, en la convocatoria mezclo jugadores del primer equipo con jugadores del filial, debido a que entre lesionados y sancionados acumulaba bastantes bajas para este encuentro.

Así jugadores como Víctor Ruiz sancionado y Bruno, Roberto Soriano y Sansone lesionados y Roger Martínez recién fichado y que tiene que ponerse en forma, no formaron parte de la convocatoria. Los que sí que entraron fueron Pau, Ramiro, y Raba del filial.

Así el once inicial que puso en liza Calleja fue el esperado con las únicas novedades de Bonera en el eje de la defensa en lugar de Víctor Ruiz, y Raba en el ataque junto a Bacca en detrimento de Enes Ünal.

Análisis

El Villarreal de salida sorprendió al Real Madrid que no se esperaba un equipo que no despreciaba el balón, y que en vez de rifar la pelota intentaba salir tocando y combinando.

Pasados esos minutos iniciales el R. Madrid comenzó a apoderarse de la pelota y a jugar en el campo de los groguets. Por su parte el submarino intentaba mantener el orden defensivo para no verse sorprendido por los merengues. 

Los de Calleja muy agobiados en el primer tiempo, se sacrificaban en la faceta defensiva, e intentaban repeler como podían las intentonas de los blancos que cada vez eran más peligrosas y más constantes.

Todo y ese dominio aplastante del Real Madrid, el Villarreal no rifaba la pelota cada vez que la tenía, todo lo contrario, intentaba salir tocando. Así a los 28’ minutos y en una de esas  salidas Bacca recibe un pase en profundidad, se interna en el área, pero no consigue rematar a la portería de Keylos Navas gracias a la intervención in extremis de Nacho en defensa.

El R. Madrid contaba cada jugada como ocasión de gol, pero ahí emergió la enorme figura de Sergio Asenjo. El palentino saco a relucir toda su clase con tres descomunales paradas que le daban oxígeno a los amarillos, y desesperaban a los blancos.

Celebración gol de Pablo Fornals | Foto: Daniel Nieto (VAVEL)
Celebración gol de Pablo Fornals | Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

La segunda mitad fue radicalmente diferente a la primera. Javi Calleja supo leer muy bien el partido y adelanto líneas para que el equipo no se viera tan agobiado por los locales como en la primera mitad.

Ese hecho fue clave para el desenlace definitivo del encuentro. Los groguets comenzaron a tener más posesión y sus ataques eran más profundos, ya no morían en pases al espació a Bacca, sino que se jugaba por bandas para abrir el campo y buscar los huecos en la defensa madridista.

Calleja movió el banquillo, de salida dio entrada en el campo a Cheryshev, y posteriormente a Ünal, y a priori fueron los grandes protagonistas de la jugada decisiva.

El ruso la tuvo al poco de entrar, se internó en el área y disparo ante la media salida de Navas, pero su disparo se marchó fuera por poco.

Los merengues en esta segunda parte y ante el empuje de los groguets, ya no jugaban tan alegremente al ataque, sino que replegaron líneas a la espera de tener su oportunidad

Así transcurría el partido hasta que llego el 86’ cuando tras un saque de esquina del Real Madrid el balón lo gana el Villarreal, que sale en velocidad a la contra, con una buena jugada por banda de Cheryshev que se escapa de Carvajal, para dar un pase en profundidad a Ünal que al borde del área chuta, pero su disparo lo repele Navas, el rechace lo recoge muy atento a la jugada Fornals, para con una exquisita vaselina desde fuera del área lograr un golazo que le sirvió para lograr la victoria en el partido, y la primera de su historia en el Bernabéu.

Conclusiones

Gran partido de los groguets, que supieron sufrir y tiraron de ofició para evitar las acometidas blancas una y otra vez, gracias a un buen trabajo colectivo en defensa. 

El submarino se coloca quinto en la clasificación a expensas de lo que haga el Sevilla, y se mete de lleno en la disputa por la cuarta plaza que da derecho a jugar la Champions League.

El partido sirvió para demostrar que nada es imposible por más difícil que sea la acometida, para cerrar bocas a los incrédulos, y para ganar prestigio.

Victorias como estas y en estos feudos están reservadas para unos pocos, y el Villarreal ya ha entrado en ese selecto club.