El Alavés asalta el Estadio de la Cerámica

Ely e Ibai Gómez hacen que el conjunto albiazul ganen por segundo año consecutivo en el coliseo amarillo.

El Alavés asalta el Estadio de la Cerámica
Imagen | Deportivo Alavés
Villarreal
1 2
Alavés
Villarreal: Asenjo; Mario, Víctor Ruiz, Álvaro, Jaume Costa; Javi Fuego (Raba, 78'), Trigueros, Castillejo, Fornals (Cheryshev, 65'); Roger Martínez (Ünal, 57') y Bacca.
Alavés: Pacheco; Duarte, Ely, Laguardia, Alexis; Pedraza, Pina, Torres, Hernán Pérez (Ibai Gómez, 67'); Munir (Maripán, 78') y Guidetti (Sobrino, 73').
MARCADOR: 0-1, min. 39, Ely. 0-2, min. 71, Ibai Gómez. 1-2, min. 76, Bacca.
ÁRBITRO: Trujillo Suárez (Comité Tinerfeño). Amonestó a Bacca (min. 17), Laguardia (min. 28), Castillejo, Alexis, Costa (min. 69'), y Raba (min. 92').
INCIDENCIAS: Estadio de la Cerámica.

Segunda derrota consecutiva del Submarino, los de Javi Calleja vuelven a perder por la mínima y con la sensación de que el marcador no hace justicia a lo visto sobre el terreno de juego. En el día de hoy los amarillos han caído 1-2 ante el Alavés en un encuentro que a pesar de las adversidades hasta el último minuto han podido salvar algún  punto, el Villarreal debe rehacerse porque la semana que viene la eliminatoria ante el Lyon y ahí si que no hay margen de error.

Hubo varios cambios en el once que puso en liza Javi Calleja para enfrentarse a los vitorianos, Javi Fuego y Roger Martínez debutaban como titulares en el Estadio de la Cerámica sustituyendo a Rodrigo al estar sancionado y a Ünal que esperaba su oportunidad en el banquillo, por otro lado Álvaro González volvía a la titularidad, ya que Bonera también debía cumplir sanción. 

La primera ocasión del partido llegó en las botas del Alavés, una confusión entre Víctor Ruiz y Javi Fuego desencadenó en un disparo a media vuelta de Guidetti que despejó Asenjo con los pies. El Submarino dio la replica con una buena triangulación entre Trigueros, Mario y Bacca, pero el delantero colombiano remató alto. Los de Calleja poco a poco con la manija de Trigueros fue haciéndose dueño del esférico y solamente hacía falta esperar hasta que llegaran las oportunidades.

En el minuto 16 llegó la primera jugada polémica del partido, Bacca se cayó cuando se plantaba solo ante Pacheco, pero el colegiado no vio nada punible y le señaló amarilla al colombiano por protestar. El partido estaba bastante trabado sin demasiadas llegadas con peligro, el Villarreal intentaba hacer daño por las bandas, pero el Alavés lograba torpedear todos los centros, pesar de ello con mucha paciencia el Submarino daba la sensación de que poco a poco se iba a abrir la defensa albiazul. 

El gol del Alavés llegó muy cerca del descanso, en un saque de esquina Ely peinó un balón lo justo para sorprender a Asenjo marcar el 0-1, lo cierto es que el Villarreal estaba dominando y llegando con peligro, pero en el fútbol lo importante son los goles y el conjunto de Abelardo estaba rentabilizando al máximo sus oportunidades. 

El partido se fue al descanso con sensaciones contrapuestas en ambos equipos, en el lado amarillo existía incredulidad por ir perdiendo ante un equipo que apenas había pisado el área de Asenjo, mientras que a los de Abelardo les estaba saliendo el plan a la perfección.

El Villarreal comenzaba la segunda mitad con la clara idea de igualar el marcador cuanto antes, el primero en probar fortuna fue Castillejo con un disparo desde media distancia. Calleja empezó a mover banquillo dando entrada a Ünal por Roger Martínez, el técnico madrileño buscaba que el turco tuviera más acierto que el colombiano, acto seguido el Alavés pudo sentenciar mediante Pedraza que estrelló el balón en el larguero, el partido estaba siendo apasionante.

Abelardo también movió banquillo, dio entrada a Ibai Gómez por Hernán Pérez para intentar tener algo más de control, en el Villarreal entró Cheryshev por Fornals con el objetivo de tener más profundidad. Se estaba llegando a los últimos 20 minutos de partido y el Alavés marcó el 0-2 y parecía sentenciar el partido, en un gran contraatque Ibai Gómez definió a la perfección ante Sergio Asenjo.

El Villarreal sacó la casta y el coraje, Carlos Bacca empató en el minuto 76 y el Estadio de la Cerámica volvió a renacer llevando en volandas a su equipo, el Alavés intentaba aguantar con todo. Los últimos diez minutos fue un quiero y no puedo del Submarino, llegadas, ocasiones, palos; el conjunto vitoriano sufrió muchísimo y a la postre pudo llevarse una importante victoria en el Estadio de la Cerámica que le aleja todavía más de los puestos de descenso, el Submarino por su parte da un paso atrás en lucha por entrar en la Liga de Campeones.