Sara Fernández: ''Lo más duro de un Ironman es el entrenamiento diario que se necesita, más incluso que la prueba misma''
Sara Fernández junto a Diana Bauer e Isela Rosales | (Foto: José Serrano Ustero).

Sara Fernández acaba de ganar la décima edición del IRONCAT, una prueba compuesta de 3800 metros nadando, 180 km en bici, y 42 km a pie. Durante la carrera fue segunda casi todo el tiempo, pero controlando a la primera clasificada tanto en el tramo de bicicleta como el principio de la carrera a pie. La prueba se celebraba en el pueblo de L'Ampolla.

Pregunta: ¿Cuál fue el momento más duro de la carrera?

Respuesta: El momento más duro, sin duda, fue la carrera a pie, sobre todo por el calor que hacía. Hizo muchísimo calor. Yo era la tercera vez que estaba en esta prueba, la primera vez llovió, la segunda hizo muchísimo aire y esta vez hizo un calor horroroso al que ahora no estamos acostumbrados y se sufre mucho corriendo a pie. También es la parte más dura porque es la última, claro (risas).

''La parte más dura de un Ironman es el entrenamiento diario que se necesita''

P: Para una competición de este tipo, en la que sabe que va a estar más de once horas rindiendo al máximo, ¿Qué es más difícil, prepararse física o mentalmente?

R: La parte más dura de estas pruebas es el entrenamiento diario. Yo no soy profesional, tengo mi trabajo y el tiempo libre que tengo lo empleo para entrenar. El día de la prueba es el día de la fiesta, el resultado de los entrenamientos realizados día a día. Lo duro es compaginar tu vida normal con los entrenamientos, que suelen ser muchos y largos.

P: En una prueba tan larga, ¿En qué va pensando? ¿Va disfrutando, piensa en los kilómetros que quedan, lleva la mente en blanco…?

R: En una prueba así, sobre todo vas muy centrada en el desarrollo de la prueba, como ir controlando el esfuerzo, la velocidad cuando vas en la bici, los kilómetros que vas acumulando, etc. porque tienes que ir controlando mucho al ser pruebas tan largas. No puedes hacer esfuerzos de más. Pero en pruebas así, sobre todo en la parte en bici sí da tiempo a ir disfrutando del entorno.

P: ¿Cuánto tiempo y cuántas horas y kilómetros semanales emplea para preparar una prueba así?

R: Cada día realizo dos sesiones de dos disciplinas diferentes. Ya sea combinando la natación con carrera o bicicleta y carrera. Al día mínimo entreno tres horas. El fin de semana es cuando suelo hacer tiradas largas de carrera o de bici.

P: Es la tercera vez que participa en esta prueba y ha realizado su mejor marca. ¿Va mejorando con los años o es que entrena más?

R: Sí, este año he bajado la marca en esta prueba. No es mi marca personal en un Ironman, ya que en Barcelona hice el año pasado hice 10h 47min pero no todos los circuitos son iguales, cada uno tiene sus características. A lo largo de los años vas mejorando, en este tipo de pruebas de fondo si vas completando los entrenamientos día a día perfectamente vas mejorando.

P: Antes de un Ironman, ¿cómo es el calentamiento?

R: No hace falta calentar. No es como otro tipo de pruebas más cortas en las que necesitas activarte previamente. Empiezas con la natación, te metes un momento en el agua y ya está.

P: En esta prueba los puntos de avituallamiento eran algo peculiares. Cuéntenos.

R: Sí (risas). Cada prueba tiene unas características y tiene sus puntos de avituallamiento. En estas pruebas, como son muy largas, los puntos de avituallamiento tienen un montón de cosas. ¡Incluso tienen crema solar! Yo me la debería haber dado, no me la di y tengo la espalda hecha un cuadro (risas). Había de todo: agua, bebida isotónica, sandía, naranja... ¡incluso pizza!, pero pizza no comí porque no la puedo asimilar mientras compito. Lo que sí, yo siempre prefiero pararme, beber bien y aunque pierdes unos segundos merece la pena hidratarse para llevar a cabo el resto de la carrera.

P: Después de una prueba así, ¿cuánto tarda en recuperarse y volver a entrenar al mismo ritmo que antes?

R: La semana posterior a la prueba se suele descansar totalmente para recuperar muscularmente, y 15 o 20 días después ya se empieza a retomar el entrenamiento. Hay que tener paciencia y recuperarse bien porque durante estas pruebas el cuerpo pierde mucho y no es una máquina.

P: ¿Sigue algún tipo de preparación alimenticia especial antes de la prueba?

R: La semana anterior a la competición es de descanso, para tener luego una supercompensación. En esa semana, lo que haces es llenar los depósitos de glucógeno tomando hidratos de carbono y también tomamos proteínas.

''A mi madre para que no se preocupe, le digo que si sufro mucho me retiro, pero es mentira, siempre se sufre''

P: A su madre para que no se preocupe le dice que las once horas no son seguidas, que hacen paradas. Explíquenos.

R: Sí (Risas). También le digo que si sufro mucho lo dejo, y es mentira (risas). Solo me he retirado una vez y se lo dije y ella tan contenta.

P: Usted es profesora. ¿Qué tal para compaginar el triatlón con el trabajo?

R: Para hacer estas pruebas te tiene que gustar mucho. A mí me gusta mucho entrenar aunque supone un sacrificio. Yo salgo del cole, como, descanso y ya voy a entrenar. Se compagina de la mejor forma posible. Está claro que yo lo hago porque me gusta. A veces te enfadas y reniegas porque no tienes tiempo para otras cosas pero al final tiene su recompensa. Te tiene que gustar mucho y más entrenando esta distancia larga.

''Para mí, el mejor premio es el aplauso de los niños de mi colegio''

P: ¿Sus alumnos saben que es triatleta? ¿Qué le dicen?

R: Algunos sí que lo saben y me dicen: ‘’profe te he visto en el periódico, qué bien’’ y yo les cuento algo de la carrera o algún otro profesor les dice ‘’va a venir Sara, le vamos a dar un aplauso’’, y este es mi mejor premio, el aplauso de los niños.

P: ¿Disfruta más enseñando a niños o corriendo?

R: Las dos cosas. Me gusta mucho mi trabajo y también el deporte. Disfruto mucho con los niños pero también disfruto con el triatlón. Son dos cosas distintas que me llenan de la misma forma.

P: ¿A qué edad empezó con el triatlón?

R: Yo empecé a hacer atletismo a los 24 años. En atletismo hacía maratón, siempre me han gustado las distancias largas. Con el triatlón empecé hace cuatro o cinco temporadas. Cambié atletismo por triatlón para buscar nuevos objetivos y también porque mi entrenador, Pablo Cabeza es entrenador de triatlón y siempre coincidía en los entrenamientos con triatletas, y eso me animó a probar.

''Con mi entrenador Pablo Cabeza todo va muy bien, es una persona muy allegada a mí y nos conocemos perfectamente''

P: ¿Cómo es entrenar con Pablo Cabeza? Es entrenador, entre otros, de Álvaro Bautista.

R: Con Pablo todo muy bien. Yo llevo entrenando con él desde el año 2000. Es una persona muy cercana y allegada a mí, nos conocemos muy bien. Incluso entrenar con Álvaro o también con algunos ciclistas es una cosa muy normal, muy cotidiana. Además Pablo sigue compitiendo en triatlón.

P: Después de recuperarse de esta prueba, ¿Cuáles son los objetivos para esta temporada?

R: En junio quiero hacer un medio-ironman en Valladolid y más tarde en Octubre competiré el campeonato de España de larga distancia, la Challengue de Barcelona. El año pasado quedé sexta en categoría élite.

VAVEL Logo