España se cuelga la plata en el Mundial Júnior de balonmano

La selección de Suecia de balonmano se ha proclamado Campeona del Mundo Júnior después de vencer en la final a España por un resultado de 28-23. El conjunto nórdico mandó en el partido de principio a fin, aunque los españoles consiguieron empatar el encuentro en varias fases del mismo, pero nunca se pusieron por delante. Los suecos se hacen de esta forma con un título que ya ganaron en 2003 y 2007. España se queda por quinta vez con la medalla de plata en este campeonato.

El inicio del partido tuvo un claro color amarillo. Los suecos, irrebasables en defensa e infalibles en ataque, cobraron ventaja muy rápidamente. Hasta dos tiempos muertos tuvo que pedir Alberto Suárez para frenar la sangría sueca. El primero con 3-1 en el marcador, para intentar poner las pilas a sus jugadores. Ni mucho menos fue efectivo el parón, porque tras volver a la cancha dos pérdidas españolas permitieron sendas contras finalizadas por el extremo Andrea Berg para poner un preocupante 5-1 en el luminoso. El técnico español volvió a parar el partido y esta vez sí se mostró visiblemente enfadado, tanto por las continuas pérdidas en ataque como por el horrible balance defensivo.

Tras este segundo tiempo muerto el partido se equilibró y apareció la reacción de los españoles. Un par de goles de Reixach desde los siete metros y otros tantos de Dujshebaev parecían arreglar los problemas en ataque. En el otro área los suecos ya no encontraban posiciones de lanzamiento tan claras y fallaron varios lanzamientos exteriores. Una gran recta final de los de rojo acercó el marcador hasta los dos goles de diferencia al término de la primera mitad (12-10).

Segundo tiempo de ida y vuelta

Tras el descanso la reacción española se completó con un parcial inicial de 2-0 que ponía el empate. Podría haber sido mejor aún de no ser por el portero Johanneson. El meta sueco paró un siete metros de Reixach, aparte de dos lanzamientos que Nacho Plaza y Álex Costoya estrellaron en su rostro de forma consecutiva. Aunque ambos golpes fueron involuntarios, hubo un conato de tangana por la indignación de los escandinavos, pero finalmente la sangre no llegó al río.

Después de haber conseguido empatar el encuentro, los españoles volvieron a tener unos minutos muy flojos y Suecia, de nuevo gracias a los contraataques, volvió a despegarse en el marcador. Lagergren y Lindkog llevaron la ventaja nórdica a los cuatro goles (16-12) y forzó a los de Suárez a remontar de nuevo. Juanjo Fernández apareció en ataque con dos grandes acciones, una finta en giro y un lanzamiento a un paso, y Argüillas ayudó atrás a su defensa con paradas muy importantes. Como los ciclistas más sufridores, los españoles iban haciendo la goma. La igualdad volvió al partido con un contraataque de Víctor Sáez que ponía el empate a 17. 

El intercambio de golpes duró hasta el minuto 45. Una doble exclusión casi consecutiva de Juanjo Fernández y Álex Dujshebaev volvió a poner las cosas complicadas. Con dos jugadores de pista más, los suecos volvieron a marcharse con los goles de Berg y Josef Pujol. De ahí hasta el final del partido los españoles no pudieron más que mantener la desventaja entre los tres y los cinco goles. Suárez trató de cambiar la dinámica sacando a Donderis bajo los palos, pero poco pudo colaborar el portero de Alcobendas. El partido tocaba a su fin y el banquillo nórdico ya celebraba su gran éxito.

Los suecos, de forma más que merecida, se hacían con el oro de un Mundial Júnior que han dominado de principio a fin. España, por su parte, debe conformarse con una medalla de plata que han trabajado y luchado hasta las últimas consecuencias, y que pone un magnífico broche al paso de esta generación por los campeonatos internacionales en categorías de formación. La selección española, conocida como los "juniors de oro", se han convertido en la segunda generación de la historia que cuenta sus cuatro participaciones por finales: plata en el Europeo Juvenil, plata en el Mundial Juvenil, oro en el Europeo Júnior y plata de nuevo en este Mundial Júnior. La otra selección que lo había conseguido es la Dinamarca de Mikkel Hansen. Palabras mayores.

El éxito de esta generación se culmina con la inclusión de tres de sus jugadores en el Siete Ideal del torneo: Cacheda como mejor central, Dujshebaev como mejor lateral derecho y Porras como mejor pivote. El equipo se completa con el portero sueco Johanneson, el extremo izquierdo sueco Andrea Berg, el lateral izquierdo francés Quentin Minel y el extremo derecho croata Ante Tokic. El sueco Philip Stenmalm ha sido el MVP del campeonato.

VAVEL Logo