Entrevista. Guillermo Martínez: "Cada vez parece más utópico que el fútbol sala sea Olímpico"
Guillermo Martínez charlando con un jugador húngaro. (Foto: Coach Torres futsal).

Guillermo Martínez Orihuela está experimentando el sabor del trabajo bien hecho. El técnico de la capital del Segura afronta todo un reto en la liga de fútbol sala húngara, junto al consagrado David Madrid. El entrenador murciano da el salto a un equipo importante en Europa, que disputa la UEFA Futsal Cup, la competición más prestigiosa del continente en dicho deporte. Guillermo habla para VAVEL de su experiencia, las expectativas que contempla en su nuevo club, y se muestra muy agradecido a todos los equipos que han confiado en él y por los cuales ha logrado ir avanzando a pasos agigantados en el fútbol sala, al mismo tiempo que se muestra ambicioso de cara al futuro. Será el segundo entrenador del Raba Eto, pero también se encargará del filial y del equipo sub-19 de la entidad húngara, en ambos conjuntos ocupará el cargo de primer entrenador.

Pregunta: Nueva temporada, nuevos desafíos, una Liga diferente…¿Qué fue lo que le atrajo de su propuesta en el fútbol sala húngaro?

Respuesta: Bueno, en el momento que te llega una propuesta como esta, en este caso a través de David, uno se para a pensar varias cosas. A nivel profesional, lógicamente, trabajar con un entrenador de la categoría de David y poder aprender y ganar experiencia de él es un lujo. Además, aquí tenemos la posibilidad de competir en una competición como la UEFA Futsal Cup ante la que todos tenemos muchísima ilusión y para la cual estamos trabajando muy duro.  Además, en España nuestro deporte vive una situación complicada que esperemos que cambie pronto y tener una oportunidad como esta es como para sentirse afortunado ya que me va a permitir crecer tanto a nivel profesional como a nivel personal.

P: ¿A quién o qué debe esta nueva oportunidad como segundo técnico junto a David Madrid, ex entrenador de Caja Segovia?

R: En cuanto a quién se debe, esta oportunidad surge gracias a David. Él me planteó la posibilidad de acompañarle en este reto y yo prácticamente no tuve ni que pensármelo. Como he dicho antes, para mí es una gran oportunidad poder compartir experiencia con alguien como él y sólo puedo agradecerle la confianza que ha depositado en mí.

En cuanto a qué se debe, creo que tanto David como yo tenemos una forma muy parecida de ver el fútbol sala. Además de eso, siempre quiero pensar que algo he debido hacer bien en el pasado como para que me llegue una oportunidad como ésta. Al final, esto consiste en trabajar y seguir trabajando para mejorar día tras día.

P: El Raba Eto es uno de los mejores conjuntos de Hungría ¿Podría hablarnos un poco más acerca de su actual equipo? ¿Qué expectativas sostienen para esta campaña?

R: El equipo está formado por jugadores húngaros, españoles y un brasileño; españoles tenemos a Juanrra, que ya jugó aquí el año pasado, Alvarito, Carlitos y Víctor. Estos tres últimos jugadores han llegado también este verano. El jugador brasileño es Fabio, que ha sido varias veces internacional con Portugal y es un gran jugador que nos da un salto de calidad importante. Además, varios de nuestros jugadores húngaros son internacionales y son futbolistas muy válidos y, sobre todo, con muchas ganas de crecer día a día.

Las expectativas en un club como este, que viene de ganar todo, son muy altas. Pero principalmente hay mucha ilusión y todo el mundo está muy centrado en hacer una buena actuación en la Main Round de la UEFA Futsal Cup y lograr la clasificación para la Elite Round.

P: Para los lectores que desconozcan la liga de fútbol sala húngara, ¿Cómo la describiría brevemente?

R: La liga húngara es una liga que está en crecimiento. Obviamente está lejos del nivel de las mejores ligas como pueden ser la española, la italiana, la portuguesa… Pero, sobre todo, tienen mucha ilusión por crecer y por hacer las cosas bien. Creo que es un primer paso importante para que todo lo demás llegue con el tiempo.

P: Nuevo destino y un idioma totalmente desconocido para usted, ¿Cómo está llevando su adaptación al país?

R: La adaptación al país, como todo, requiere de tiempo. Son culturas diferentes, maneras distintas de entender el día a día y hay que hacerse a ello. A nivel profesional, desde el club nos están dando facilidades para que todo vaya lo mejor posible y cada día uno se siente mejor.

Sin lugar a dudas, lo más complicado a la hora de entrenar es el idioma. Las traducciones hacen que se pierda mucho tiempo y es difícil llegar a los jugadores de la misma forma que se haría en España.

P: ¿Qué expectativas personales espera cubrir con este ambicioso proyecto que se le presenta?

R: Las expectativas personales no son otras que seguir aprendiendo, formándome y ganando experiencia, que creo que es algo a lo que nunca en la vida se debe renunciar. Además, si a eso le sumas vivir otra cultura y aprender otros idiomas todo ayuda para crecer día tras día.

P: ¿Podría comentar a los lectores cuál es su experiencia en este deporte?

R: Empecé entrenando muy joven. Con sólo 18 años tuve la posibilidad de empezar en el club donde había jugado de niño, el San Pablo CEU. Creo que es difícil encontrar un sitio mejor para empezar a entrenar. Un sitio donde poder trabajar tranquilo, con la máxima responsabilidad, y con todo el apoyo del mundo. Creo que hay que felicitar a Fran Menchón porque año tras año está haciendo una labor grandiosa no sólo por el fútbol sala, sino por todos los deportes de base. Ahí he tenido la posibilidad de entrenar casi todas las categorías de la base y eso es algo verdaderamente enriquecedor.

De ahí, y de la mano de Fran Menchón, he podido disfrutar de experiencias en Segunda División tanto en Caravaca como en Cartagena.  Siempre he dicho que de todo se aprende, tanto de los profesionales como de los niños y estoy muy orgulloso de todas las temporadas que he hecho hasta la fecha. Espero a final de esta sentirme igual con ella.

P: La temporada pasada militó usted en el banquillo de Futsal Cartagena, donde vivió un año muy trabajado, a la vez que agridulce, consiguiéndose finalmente la permanencia con algún que otro apuro, Qué ha supuesto para usted su paso por el banquillo de Futsal Cartagena junto con el también técnico murciano Francisco Menchón, actualmente en Orihuela?

R: Como ya he dicho anteriormente, de todas las experiencias se aprende, tanto de las cosas buenas como de las malas. La temporada tuvo momentos difíciles y momentos maravillosos. Yo, por mi parte sólo puedo tener palabras de agradecimiento a todo el club en general y a Fran Menchón en particular.

El año pasado estuvo marcado por un comienzo complicado; siempre he dicho que de no ser por aquellas siete jornadas consecutivas sin ganar, la marcha de la temporada habría sido bien distinta. Pero también gracias a eso crecimos como grupo humano y como equipo. Era un grupo magnífico tanto a nivel personal como profesional, y creo que los frutos del trabajo del año pasado ayudarán a que el club siga este año una línea ascendente. Estoy seguro de que harán un gran año y, por supuesto, les deseo lo mejor.      

P: En el plano personal, ¿Qué es aquello que extrañará en mayor medida de su ciudad, Murcia?

R: Yo me considero muy murciano. De Murcia extraño todo, pero sobre todo a familia y amigos. Es aquello de lo que más se acuerda uno cuando está lejos. Además, con las temperaturas que van haciendo por aquí, creo que voy a echar mucho de menos el clima, pero intentaremos llevarlo lo mejor posible.

P: ¿Qué significa para usted el fútbol sala?

R: El fútbol sala significa algo muy importante para mí. Espero poder dedicarme toda mi vida a este deporte, siempre y cuando se cumplan las expectativas personales que toda persona tiene. Siempre he pensado que lo más importante es la situación personal de cada uno y que la profesión sin una estabilidad personal no puede alcanzar su plenitud.

P: Con el debate en la calle entre los partidarios y los detractores de que el fútbol sala sea uno de los deportes que se disputen en los Juegos Olímpicos, ¿Es usted de los que apuesta por ello?

R: Ojalá, aunque cada vez parece más utópico. El fútbol sala es un deporte de enamorados. Con la situación que vivimos, el que apuesta por este deporte es porque de verdad cree en él. Pero creo que primero  debemos hacer autocrítica y mirarnos a nosotros mismos. Quizás sea la forma de llegar a saber por qué el fútbol sala no es olímpico. Quizás Madrid hubiese sido una gran oportunidad pero no ha podido ser.

P: Para finalizar la entrevista, y aprovechando que entre Primera y Segunda División del fútbol sala nacional podemos encontrar tres cuadros de la Región de Murcia, ¿podría comentarnos cómo ve a dichos equipos de cara a esta campaña?

R: Creo que es una grandísima noticia que otro equipo de la Región pueda estar en Primera División esta temporada. La presencia de Jumilla en la máxima categoría va a ser un trampolín importante para que el fútbol sala murciano siga promocionándose y no lo haga sólo con los dos equipos históricos de la Región: ElPozo Murcia y Futsal Cartagena.

Montesinos es un equipo que considero que está por encima de algunos equipos de la Primera división y confío en que se mantengan sin demasiados apuros. Han fichado buenos jugadores y, sobre todo, han reforzado la portería con uno de los mejores porteros nacionales. Creo que harán un buen año.

Con respecto a ElPozo, siempre es sencillo acertar. Parece complicado todos los años pero cada temporada se superan. Además este año han mantenido el bloque y han incorporado a un gran jugador como Raúl Campos que creo que ayudará mucho con sus goles. Estoy seguro de que mejorarán la temporada pasada y pondrán contra las cuerdas a Barça e Inter.

Para terminar, de Cartagena sólo puedo tener palabras bonitas y de apoyo. Cuando todo parecía perdido han conseguido un rayo de esperanza de la mano de Plásticos Romero y se ha conseguido salvar el club. Ahora espero que en lo deportivo les vaya bien. Yo confío en que sí. Han mantenido algunos jugadores del año pasado que durante la temporada crecieron mucho y que creo que este año se van a consolidar como grandes jugadores para Segunda División como Dani Blanco, Jordi y Pedreño. Además, ha llegado algún que otro fichaje interesante y habrá que esperar algunos partidos a ver qué tal se encuentran. Espero de corazón que hagan un gran año. Se lo merece el club, la plantilla y, sobre todo, la afición.

Test de preguntas cortas

Un ídolo: Mi padre, no puede ser otro.

Una hinchada: La de Futsal Cartagena.

Un equipo: Futsal Cartagena.

Una cancha: Cualquiera que esté llena y donde se viva el fútbol sala.

Un libro: El arte de la guerra.

Una película: Un domingo cualquiera.

Un lugar: Cualquiera con mi pareja.

Una comida: Arroz a la cubana.

Un hobbie: Pasear.

David Madrid: Un modelo a seguir.

VAVEL Logo