Tercer empate consecutivo del Cuatro Rayas
Megías anota en una jugada del encuentro.

La quinta jornada de la Liga ASOBAL volvía a orillas del Pisuerga para albergar el enfrentamiento entre el equipo de Nacho González, el Cuatro Rayas, y los gallegos del Cangas. Como si fuese una calcomanía de los dos partidos anteriores, el resultado quedó en un 29-29 que hace a los vallisoletanos los reyes del empate. Tres son los enfrentamientos consecutivos en los que los pucelanos han terminado su duelo en tablas.

Comenzaba el encuentro y los visitantes hacían gala de su papel de equipo revelación de la temporada. Con una intensidad abismal, sobre todo en ataque, el equipo de Víctor Francisco García Borrás manejaba el encuentro haciendo inoperantes las tareas defensivas de los vallisoletanos. Aún así, los de casa no cesaban en su empuje y continuaban remando en busca del control del partido convirtiendo el duelo en un sin parar de goles. Bajo este vendaval ofensivo, el dominador era el Cangas, que se puso al frente del marcador desde muy pronto y en el minuto diez de partido el resultado es de 5-7.

Con el atractivo de la vuelta del montenegrino Alen Muratovic a la que fue su casa y en la que fue ovacionado, el partido empezaba a irse a unas cifras goleadoras altas en la primera mitad. Los ataques seguían ganando a las defensas y solo las intervenciones de los porteros lograban neutralizar los intentos de los rivales. A pesar del dominio visitante Nacho González no quería dejar que la victoria se marchase tan pronto de sus manos y dio alas a su equipo que pasando el ecuador de la primera mitad se adelantó en el electrónico (10-9).

Reacción local

Es cierto que en este momento las defensas se mostraron más efectivas, incluso en cierto modo la gallega fue más intensa que la vallisoletana. Este hecho provocó que el Cuatro Rayas no pudiese distanciarse de su rival. Pero a pesar de que los gallegos hacían todo lo posible, este fue el momento de los de Valladolid que estaba en estado dulce y fue capaz de dar un último empujón para irse al descanso con una pequeña renta que ponía las cosas muy bien de cara a la segunda mitad para los intereses locales (18-15).

Pero el paso por los vestuarios vino muy bien a los gallegos que salieron de forma superlativa a la cancha y lograron un tremendo parcial de 1-8 que ponía muy de cara el encuentro. Los fantasmas sobre volaron los cimientos de Huerta del Rey dónde su público veía como sus jugadores salieron sin intensidad y se mostraban muy inferiores a su rival. A pesar de que durante este parcial Nacho González solicitó tiempo muerto, los locales habían perdido el norte y el Cangas campaban a sus anchas por el parqué.

El líder Fernando Henández

La veteranía de Fernando Hernández salió a la luz, se echó el equipo a las espaldas y bajo su batuta el conjunto amarillo consiguió acercarse en el marcador (23-25). Aquí la afición pucelana rugió como en sus mejores momentos y empujaron a su equipo hacia un final de infarto. Con mayor acierto que los gallego, el Cuatro Rayas consiguió el empate 28. Un resultado que se pudo mover en numerosas ocasiones ya que ambos equipos tuvieron opciones de anotar. Pero apareció la figura de Yeray Lamariano, que en los últimos instantes se convirtió en protagonista deteniendo dos lanzamientos que podían haber dado la victoria a los visitantes. No fue así, y ambos equipos se repartieron los puntos al terminar con un 29-29 que deja un mal sabor de boca a los dos.

VAVEL Logo