Naturhouse le roba un punto al Flensburg

Dos empates son los últimos resultados cosechados por el Naturhouse La Rioja en la VELUX Champions League. Sin embargo, el balance de ambos partidos es radicalmente distinto. En la jornada anterior el empate en la pista del HK DROTT dejó a los riojanos con un mal sabor de boca. Los suecos son el equipo a priori más flojo del grupo, y confiaban en haber sacado los dos puntos de la visita a Halmstad. En esta ocasión el partido pintaba peor. Recibían la visita de un coco llamado SG Flensburg-Handewitt, que hasta ahora había conseguido la victoria en todos sus compromisos y que es uno de los favoritos para luchar por un puesto en la 'Final 4' de este año.

Muchos goles en la primera parte

Además de la entidad del rival, las bajas del equipo eran otro obstáculo a superar en el partido contra los alemanes. El central lituano Aidenas Malasinskas recayó en la última semana de su lesión en el tobillo, por lo que no podía ser de la partida. El cubano Paván, por su parte, será baja durante los próximos dos meses por los problemas en la rodilla que se produjo en una caída contra el Ademar.

Con este panorama sacar algo positivo de la visita teutona parecía complicado. Más aún cuando a los 10 minutos el Flensburg empezaba a cobrar las primeras ventajas importantes (3-7). El ataque fluido de los de Ljubomir Vranjes parecía inaccesible para la defensa riojana. Liderados por Weinhold anotaban casi en cada ataque. Mientras tanto, al otro lado de la cancha Naturhouse se encontraba con la figura de Mattias Andersson. El veterano portero sueco volvía a cuajar un gran encuentro y lograba solucionar los errores de su defensa.

La ventaja continuó aumentando de la mano de Eggert y Glandorf, llegando a ser de cinco goles con el 5-10 mediada la primera mitad. Llegó entonces una primera reacción local a base de robos de balón y contras rápidas. Ángel Fernández estuvo muy seguro finalizándolas. Un gol desde el pivote de Ángel Romero acercaría a los de 'Jota' González hasta el 9-11 en el marcador.

Sin embargo, en los últimos minutos antes del descanso los alemanes dieron un nuevo arreón y se despegaron hasta los seis goles, finalizando la primera parte con un preocupante 13-19. El asturiano Jorge Martínez no había tenido una buena actuación bajo los palos y el Flensburg se había marchado a los vestuarios anotando nada menos que el 86% de sus lanzamientos.

Cambio de tendencia tras el descanso

Buscando un cambio en la dinámica del encuentro o un revulsivo, González decidió cambiar a su portero de cara a la segunda mitad. Gurutz Aginagalde, que venía de cuajar un gran partido en ASOBAL el pasado miércoles, salió a pista para defender la portería local y desde el principio empezó a responder. Todo lo que hasta entonces eran ataques fluidos del Flensburg y goles fáciles, tornaron en errores y pérdidas. El problema era que el ataque franjivino tampoco mejoraba. Por eso el marcador estuvo parado en el 13-20 durante varios minutos.

En cuanto la ofensiva local mejoró su eficacia comenzó la increíble remontada. El ruso Tioumentsev se hizo con las riendas del partido y dio juego para que sus compañeros Rafa da Costa Capote y Luisfe Jiménez Reina encontraran opciones claras de lanzamiento. En el minuto 40 el Naturhouse se había acercado hasta el 17-22 y el Palacio de Deportes comenzaba a creer.

La solidez defensiva y las paradas de Gurutz permitían a los franjivino acercarse cada vez más. Dos lanzamientos de siete metros consecutivos anotados por Pedro Rodríguez les pusieron a sólo dos tantos de distancia (23-25), y varios contraataques de Capote y Ángel Fernández mantenían la distancia en esos guarismos.

El nerviosismo alemán comenzó a notarse. El fallo del danés Eggert desde los seis metros fue un claro síntoma del mismo. El extraordinario extremo rarmente desaprovecha ocasiones tan fáciles y en esa ocasión su tiro con rosca se fue bastante desviado. En el otro lado el joven Reina se echaba el equipo a las espaldas y con varios lanzamientos exteriores puso el empate a 29. Poco después sería Ángel Fernández quien con una preciosa vaselina consumara la remontada y pusiera a su equipo por delante.

Final de infarto

La afición no cabía en sí de gozo y los jugadores iban en volandas hacia la victoria. A menos de cinco minutos del final Capote anotó su décimo gol para poner al Naturhouse con dos goles de ventaja. En la siguiente acción la fortuna sonrió al pivote Knudsen, que se encontró un rechace y no perdonó, para acercar a los alemanes a un gol. Pero Naturhouse tenía la posesión y el partido se puso aún mejor cuando los riojanos consiguieron la ventaja de jugar con un jugador más por la exclusión del propio Knudsen, por agarrar reiteradamente a Garabaya. Quedaban poco más de dos minutos y un gol local podía decidir el encuentro.

Sin embargo, los alemanes protagonizaron en ese instante una defensa impresionante con un hombre menos. Las ayudas constantes obligaron a los atacantes riojanos a buscar siempre un pase más hasta que finalmente los árbitros decretaron juego pasivo. La acción de los de Vranjes fue una lección de cómo defender en inferioridad.

La siguiente jugada ofensiva de los teutones terminó con un blocaje de la defensa franjivino, que recuperó la posesión y ralentizó el juego para buscar un ataque largo que consumiera lo que quedaba de encuentro. 'Jota' González solicitó tiempo muerto para diseñar una jugada que terminara en gol y finiquitar así el partido. Pero la acción terminó con un lanzamiento exterior de Capote con pocos segundos transcurridos. Fue el momento de Andersson. El cancerbero sueco volvió a aparecer sacando una rápida pierna abajo para detener el obús del cubano y dar a su equipo una última oportunidad.

El cañonero Weinhold no quiso desaprovechar la gran parada de su compañero y consiguió batir a Gurutz con un potente lanzamiento desde 10 metros, para empatar el encuentro a 32 goles. Quedaban 12 segundos y el Naturhouse intentó un último ataque que les diera la victoria, pero la defensa alemana consiguió forzar un golpe franco que agotara el tiempo. El consiguiente lanzamiento directo fue blocado por los alemanes y el empate permaneció en el marcador.

Con este resultado el Naturhouse sube hasta la cuarta plaza del grupo D con dos puntos. El próximo partido contra el Gorenje Velenje será vital de cara a las aspiraciones de los riojanos de pasar a la ronda de octavos de final. El Flensburg, por su parte, se mantiene segundo de grupo, pero ya a un punto de sus compatriotas del HSV Hamburg.

VAVEL Logo