Adrián Mateos gana el Evento Principal de las WSOP Europe
En la imagen, Adrián Mateos. (Fuente foto: WSOP).

La gran promesa del poker español ya es una realidad (si es que no lo era ya). Ayer, Adrián Mateos dió una lección de cómo dominar una mesa final llena de grandes jugadores, y también de cómo remontar una situación muy adversa en el Heads-Up. Llegaba a esta mesa final líder en fichas tras haber eliminado el miércoles a los dos últimos clasificados de la mesa final, por lo que tenía ventaja sobre sus rivales, y sobre todo posición sobre los más peligrosos, pues se encontraba a la izquierda de Spindler, Soulier y Nitsche. Así comenzaba el día 5:

Asiento 1- Benny Spindler (1.748.000)
Asiento 2- Fabrice Soulier (1.871.000)
Asiento 3- Dominik Nitsche (2.354.000)
Asiento 4- Adrián Mateos (3.781.000)
Asiento 5- Ravi Raghavan (898.000)
Asiento 6- Jerome Huge (637.000)
El jugador más agresivo en los primeros compases era Benny Spidler, pero no supo frenar, y un farol frustrado dobló al jugador recreacional, Jerome Huge que hacía que el pro alemán se quedase con menos de 10 ciegas. Varias manos después empujaba sus fichas al centro con damas, y era pagado por 'Amadi' con KT. Un rey en el river dejaba a Spindler en sexta posición (126.000€). En ese momento, Adrián cambió el ritmo, y empezó a abrir más manos, hasta que en un flop KT8 con dos picas, Raghavan terminaba all-in con AQ de picas contra las dobles parejas de Amadi, que aguantaron el turn y el river. Raghavan terminaba 5º (176.000€). El jugador español subía hasta los 5 millones y comenzaba ya a abrir muchas más manos. Huge, clasificado se mantenía bastante conservador, y buscando aprovechar esa imagen, se ponía All In de farol en el river, pero era cazado por Soulier, que se quedaba cómo ultimo jugador local al eliminar a Huge en 4ª posición (251.000€).
Después de tres eliminaciones relativamente rápido, la acción 3-handed se volvía mucho más lenta, lo que fue aprovechado por Adrián que llegó al descanso de la cena con 7 millones tras varios botes medios contra Soulier. A la vuelta de la cena, era Nitsche el que entraba en más a jugar contra el madrileño, que ganaba unas fichas muy importantes pagando una apuesta de farol en el river con sietes, dejando al alemán con menos de 30 ciegas. La mano de su eliminación es bastante extraña, pues empuja 24 ciegas con sólo 89 y es pagado por Adrián con A7, lo que dejaba el Heads-Up servido, con 400.000€ para Dominik Nitsche.
Con el dinero y el brazalete encima de la mesa, Adrián empezaba con más de 9 millones contra los 2 de Soulier, pero sin prisa para no precipitarse, empezaban ganando botes medios los dos, pero de repente Soulier empezó a ligar todas sus manos, la mayoría en el river: full mayor contra full, trio contra top pair y escalera contra top pair para dar la vuelta al enfrentamiento con 8 millones contra 3. Adrián visiblemente frustrado, consiguió llegar al descanso, y ayudado por su compañero de piso Sergio Aído (que quedó 12º en este torneo y estaba animandole) se dió cuenta de que lo mejor era que seguía vivo, y ahí comenzó la remontada.
"Si el poker fuese suerte, Adrián hubiese perdido este Heads-Up"
Hay gente que opina que el póker es sólo suerte, si lo fuese, Adrián hubiese perdido este Heads-Up, pero supo recuperarse, y jugando mejor que su rival, consiguió poco a poco ponerse por delante, aunque no fue un camino fácil pues tuvo que esquivar una escalera de color con dobles parejas, pero siguió ganando la mayoría de los botes sin precipitarse, hasta que dejó a Souiler con menos de 2 millones. El jugador francés consiguió doblarse con AK contra A5, pero seguía muy corto. FInalmente, acababa All-In con 89 con un flop 4J9, y Adrián mostraba AK, el turn, un Rey negro, se convierte una de las cartas más importantes de la historia del póker español, pues finalmente eliminaba a Fabrice Soulier en segunda posición (610.000€).
Adrián se hacía con el tercer brazalete de España en una explosión de júbilo de la comunidad española de póker, que mostró en Twitter sus apoyos al madrieño en el hashtag #amadibrazalete, que fue TT nacional varias veces durante el día. Y a partir de aquí... no hay límite para Adrián, que se confirma como una estrella del póker mundial, relevando a Phil Hellmuth como campeón de este torneo.
Para terminar estas WSOPE, se celebraba el High Roller de 25.000€, en el que Daniel Negreanu necesitaba terminar 8º o mejor para ganar el premio de 'Player of The Year' de las WSOP, y no sólo superó esa posición, sino que se llevó el torneo, su sexto brazalete, y 775.000€. Para concluir este año de WSOP sólo falta el 'November Nine', la mesa final del ME que se celebrará el 4 y 5 de Noviembre.
Por último, volver a felicitar a Adrián por este grandísimo resultado, pero con la convicción de que no será el último.
VAVEL Logo