Entrevista. Mateo González: "Si la gente fuese a ver los partidos en directo se darían cuenta de que mola un montón"
Mateo defendiendo la camiseta del Club Vigo Voleibol. Foto: Cedida por el entrevistado.

Mateo González Blanco (Ourense, 1985) es uno de esos jóvenes españoles que decidió dedicarse al voleibol. Este ourensano dio sus primeros pasos en el equipo de su ciudad, antes de que le llegara la oportunidad de dar el salto a Superliga. Actualmente defiende los colores del Club Vigo Voleibol, uno de los equipos más humildes de la categoría y que cada año pelea por mantenerse una temporada más en la élite. Un equipo formado por gente de la casa y por muchos jóvenes, que entrenan cada día a la vez que compaginan los entrenamientos con otras tareas.

Mateo nos recibe a VAVEL en el barrio ourensano de A Ponte, su barrio de toda la vida y nos habla de cómo se decidió por empezar en el mundo del voleibol, sus primeros pasos, su salto a Superliga y el futuro del voleibol en nuestro país. Con todos ustedes, Mateo González, Opposite en el Club Vigo Voleibol.

Pregunta: ¿Cómo se decidió por la práctica del voleibol siendo Ourense una ciudad sin una gran tradición en este deporte?

Respuesta: Principalmente porque tenía un primo que jugaba y me decía todos los años que fuese a jugar y finalmente me convenció y me decidí por probarlo y empezar a practicarlo en mi ciudad, Ourense.

P: ¿Cómo fueron los inicios en el Club Voleibol Ourense?

R: El equipo entrenaba en el Pabellón de los Remedios, era un equipo que estaba en Segunda División y la verdad es que aunque no fue difícil, empiezas con gente que ya tiene un nivel, un ritmo de juego y entrenamiento y te tienes que adaptar a todo eso. La verdad es que me adapté muy rápido y muy bien y estoy muy contento con los resultados.

P: ¿Cómo da el salto a Superliga?

R: Porque uno de los jugadores que hay en Vigo, hacía las labores también de segundo entrenador. Él fue mi entrenador aquí en Ourense y pensó en mí como una opción para reforzar el equipo. Era una buena oportunidad de salir fuera de mi ciudad y seguir creciendo como jugador. Antes de viajar a Vigo jugué una temporada en Oviedo en la que me formé un poco más, antes de dar el salto a Superliga.

P: ¿Qué supone para usted competir en Superliga, la categoría reina del voleibol español?

R: Como deportista como para cualquiera es estar al máximo nivel del deporte que practico. La experiencia es espectacular. También supone enfrentarte a gente que llevas años viendo jugar por televisión, que los has visto en la selección y es algo increíble. A nivel deportivo, hay que realizar mucho entrenamiento, gimnasio, viajes muy largos, pero pese a todo estoy muy bien.

P: ¿Supone por tanto un esfuerzo mucho más grande que cuando jugabas en Ourense?

R: Sí, hay que entrenar todos los días, machacarse físicamente, no poder excederse en ningún momento en fiestas y cosas así. No obstante, las limitaciones merecen mucho la pena para seguir compitiendo a ese nivel.

P: ¿Qué esperan de lo que resta de temporada en Vigo?

R: Hemos tenido un pequeño parón de una semana y el jueves ya comenzamos de nuevo los entrenamientos. La verdad es que la segunda vuelta va a ser dura, pero tenemos muchas ganas de empezar. Ahora llegan los encuentros más o menos cómodos y en los que se pueden lograr victorias y salvar la temporada.

P: ¿Ha bajado el nivel de Superliga y de los equipos a causa de la crisis económica?

R: Realmente, no. El nivel no es excesivamente alto en Superliga. Están Teruel y Unicaja que son los equipos que están arriba de todo y los demás se fortalecieron un poco, pero el nivel sigue siendo muy similar a temporadas anteriores.

P: ¿Cómo le ha afectado la crisis al Club Vigo?

R: A nosotros la crisis no nos ha afectado directamente. Lo que sí nos ha ocurrido, es que con respecto a la pasada temporada, hemos perdido a dos jugadores que eran bastante importantes en la plantilla. El nivel del equipo ha bajado un poco, pero estamos trabajando muy duro y lo estamos dando todo para alcanzar el objetivo.

P: ¿Un Vigo Club que tiene una de las plantillas más jóvenes de la Liga?

R: Sí. Salvo los dos entrenadores, el líbero, otro jugador más y yo. El resto son todo jugadores juveniles y sénior de primer y segundo año. Los chavales se esfuerzan mucho más porque ven que pueden llegar a jugar un poquito más a gran nivel y se lo curran mucho.

Si suena la flauta y algún equipo me ve y me quiere, pues obviamente cambiar de aires siempre es bueno

P: ¿Y al resto de equipos en Superliga les ha pasado como a Vigo? ¿Han tenido que tirar de cantera para reforzar sus equipos?

R: La gran mayoría sí. El problema es que en Galicia somos pocos los que jugamos a voleibol. Entonces, es muy complicado sacar un equipo competitivo para estar arriba en la Superliga. El resto, hay equipos de Andalucía donde hay muchísima gente y se nota mucho la diferencia. A pesar de ser gente joven, hay muchas más posibilidades para escoger. De todos modos, ahí estamos y a seguir peleando.

P: En Vigo hubo una época de bonanza con Valery Karpin como patrocinador del equipo. ¿Qué nos puede contar de esa época?

R: Yo no la viví, pero conozco gente que sí jugó cuando estaba Karpin poniendo el dinero, que se dice. Había otro nivel, se fichaban jugadores, había varios internacionales absolutos con España y se traía mucha gente de fuera. A día de hoy estamos los que estamos y gracias.

P: ¿Cómo ves el nivel actual del voleibol español?

R: El nivel de la Superliga como ya te he dicho es tirando a bajo, salvo las excepciones de Unicaja y Teruel. Los demás, no estamos para competir a nivel de otros países. A nivel selección tenemos buena representación. Yo tiro más por el masculino que es el que practico, pero el voleibol femenino está muy por encima a día de hoy.

P: ¿Qué retos te propones de cara al futuro?

R: De momento, que sigan queriendo contar conmigo en Vigo y darlo todo. Si suena la flauta y algún equipo me ve y me quiere, pues obviamente cambiar de aires siempre es bueno. Conocer a más gente, aprender de otros entrenadores y vivir de otras ciudades es muy positivo. Así que lo que venga, bienvenido sea.

P: ¿Te has propuesto alguna vez dar el salto a nivel europeo?

R: A mi edad ya estar en Vigo y jugar en algún equipo de España ya es mucho. No estoy para irme fuera. Tengo que plantearme otro tipo de cosas, pero mientras pueda disfrutar del voleibol, lo disfrutaré, no tengo duda, pero no estoy para vivir del voleibol.

P: ¿Por dónde crees que pasa el futuro del voleibol de este país?

R: Principalmente, que la gente vaya a los partidos porque el voleibol por televisión lo vemos cuatro personas. El voleibol en directo mola un montón y realmente si la gente fuese a s se daría cuenta. Hay equipos que no cobran entrada, nosotros cobramos 3 euros por ver un partido. Merece realmente la pena ir con unos amigos y entender un poco el deporte porque te lo vas a pasar muy bien.

P: En el caso del Vigo Club, ¿hay asalariados en el equipo?

R: Sí, tenemos alguna persona que cobra, pero más por ser entrenador que jugador. Estamos a nivel de élite, pero no somos un equipo profesional. Ninguna de las personas de la plantilla vive del voleibol. En España, muy poca gente vive del voleibol. En Teruel y en Unicaja, sí viven algunos, pero solo los cuatro o cinco fichajes que traen. El resto cobran lo mínimo para que no se marchen.

P: ¿Crees que se derrochó mucho en épocas anteriores en el voleibol español?

R: No es que se derrochara, pero los jugadores de nivel piden un dinero y en otras ligas se lo dan. Aquí hay muy pocas empresas que ayuden a los equipos. En Vigo estamos bastante mal en ese tema.

P: ¿Y cómo ves el voleibol en Ourense?

R: Aquí tuvimos una época bastante buena en la que venían jugadores de Vigo a jugar. También tuvimos un entrenador que vino de Vigo, pero bueno, el entrenador de aquí siempre fue muy bueno y tiene nivel de sobra. El problema es que la gente dejó de practicarlo cada vez menos y al final lo que queda es el equipo femenino. Masculino hay un equipo en segunda, pero apenas entrena.

Aquí hay muy pocas empresas que ayuden a los equipos

P: ¿Crees que se trabaja bien con la cantera?

R: Sí, aquí en Ourense llegamos a ser cerca de 200 jugadores dentro del equipo. Para una ciudad tan pequeña como esta son muchos miembros para un deporte como el voleibol. Y eso solo en nuestro equipo, también había más equipos en colegios y otros clubes.

P: ¿Has probado la modalidad de volley-playa?

R: Sí y la verdad es que me gusta mucho más. Es un deporte mucho más físico, requiere mucha más técnica porque al ser solo dos, tienes que participar en todas las facetas del juego, pero no se me da bien. Hay gente que está entrenando prácticamente todo el año para competir en verano y los que estamos en pista, nos cuesta un poquito más.

P: Para finalizar. Un reto para este 2014.

R: La permanencia es el objetivo que tenemos que lograr en Vigo. A mayores ganar los 3 o 4 partidos importantes y que nos pueden llevar a esa meta. Y el resto disfrutar, pasarlo bien y darlo todo contra todos los equipos a los que nos enfrentemos.

VAVEL Logo