Tom Brady - Peyton Manning: una rivalidad de leyenda
Tom y Peyton disputarán la tarde del domingo en el Sports Authority Field at Mile High, el capítulo XV de su ya conocida rivalidad.

Cada deporte debe tener una rivalidad que alimente su popularidad año con año. Tom Brady y Peyton Manning son sin lugar a dudas los dos mariscales de campo más importantes e influyentes en el presente siglo dentro de la NFL. Con caminos desde un inicio diferentes, ambos han sabido llenar su carrera de elogios y reconocimientos de propios y extraños. El debate de quien es mejor, es una de los temas más sonados temporada por temporada en los aficionados a la NFL. Esta semana no fue la excepción, más cuando tenemos en puerta el duelo número 15 entre ambos, con el título de la AFC de por medio y un boleto al Super Bowl XLVIII.

Hoy no se analizan las cualidades de ambos, que son muchas. Ni tampoco las debilidades, que son pocas. Hoy les invitamos a recordar su crecimiento con los 14 capítulos anteriores que han forjado una de las rivalidades más grandes en la historia de deporte.

Capítulo I. Septiembre 30, 2001

El primer enfrentamiento de esta histórica rivalidad llegó en la semana 3 de la temporada 2001. El ya inexistente Foxboro Stadium fue el escenario de la primera apertura del joven Tom Brady quien una semana antes había tenido que reemplazar al titular Drew Bledsoe que salió lesionado ante los Jets. Peyton Manning y los Colts llegaban con una marca de 2-0 pero pasaron una muy mala tarde en New England donde al finalizar la primera mitad ya caían por 20 puntos.

Al final Brady tuvo una actuación bastante discreta; apenas 23 intentos para completar 13, sumando 168 yardas sin ningún pase de touchdown ni intercepción. Por su parte Manning lanzó 34 veces el ovoide para completar 20, sumando 196 yardas con un pase de touchdown pero con tres intercepciones que significaron 14 puntos para los Patriots.

Capítulo II. Octubre 21, 2001

El segundo enfrentamiento no tardaría mucho, la organización de la liga era diferente y ambos equipos jugaba en la división Este de la AFC.  El escenario fue el RCA Dome y el resultado no varió mucho al anterior. Tom Brady ya con más soltura dentro del campo, lanzó 20 pases para completar 16, sumar 202 yardas con tres pases de touchdown. Manning sin embargo sólo pudo lanzar un pase de anotación sumando 335 yardas con 22 intentos completos de 34.

Ese partido marcaría el destino de ambos equipos en aquella temporada, con una caída libre de los Colts para terminar con marca de 6-10, ausentándose de los playoffs; mientras que los Patriots tomarían vuelo para culminar una gran campaña en la ganarían, para la sorpresa de muchos, el Super Bowl XXXVI ante los Rams en New Orleans siendo Tom Brady el MVP del partido.

Capítulo III. Noviembre 30, 2003

Uno de los partidos más emocionantes que ha entregado esta rivalidad se vivió en la Semana 13 de la temporada 2003, donde Manning y Brady hicieron llegar a sus equipos al RCA Dome con marca de 9-2 peleando los primeros puestos de la AFC. Brady en su segunda visita a Indianapolis inició de gran forma el partido con un pase de touchdown y llevando a los Patriots a tener una ventaja de 31-10 sobre los Colts al iniciar el tercer periodo. Sin embargo dos intercepciones lanzadas por el mismo Brady fueron aprovechadas por Peyton para regresar a los Colts al partido tras tres series ofensivas fantásticas para empatar el partido con más de 10 minutos por jugar. Brady respondió inmediatamente para lanzar su segundo pase de anotación de la tarde y darle ventaja nuevamente a su equipo, misma que ya no perderían aún y cuando los Colts se acercaron con un field goal y fueron dramáticamente detenidos en cuatro ocasiones en la yarda 1 de New England durante el último minuto, buscando el touchdown de la victoria. Un partido que impulsó el paso de los Patriots rumbo a playoffs y que bajaba a los Colts de la cima del Sur de la AFC.

Capítulo IV. Enero 18, 2004

La revancha del dramático triunfo de Brady y New England en temporada regular, llegaba pronto para Manning e Indianapolis en un escenario perfecto; la Final de la Conferencia Americana con un boleto rumbo al Super Bowl XXXVIII. Este sería el duelo que terminaría por detonar la rivalidad entre ambos mariscales. El Gillette Stadium sería por primera vez el escenario para un duelo de esta categoría gracias a que New England terminó mejor sembrado que los Colts, y enmarcaría la atmosfera con una temperatura de 0° centígrados con aguanieve cayendo toda la tarde.

Brady nuevamente inicio efectivo, con una serie ofensiva donde conseguiría su primer pase de touchdown de la tarde. Manning y los Colts al contrario, se vieron afectados seriamente por el clima, lanzando dos intercepciones y permitiendo un safety que significaron puntos en contra e irse perdiendo 15-0 al descanso. Aún y con un pase de anotación, otras dos nuevas intercepciones más sufridas por Peyton ya en la segunda mitad, terminaron por inclinar la Final de Conferencia a favor de los Patriots que finalizarían ganando 24-14.

Al finalizar la temporada Peyton sería nombrado el MVP de la misma, mientras que Tom Brady encaminaría a los Patriots a un nuevo triunfo en el Super Bowl ante los Carolina Panthers en el Reliant Stadium sumando un segundo anillo y un MVP más en el “gran domingo” a su trayectoria.

Capítulo V. Septiembre 9, 2004

La relevancia de ver frente a frente a los Colts de Manning y los Patriots de Brady, lo detectó la NFL rápidamente y así los colocó en el Gillette Stadium nuevamente, ahora para el partido inaugural de la temporada 2004; primera vez en la historia que una temporada iniciaba en día jueves.

Como había sido unos meses atrás, Brady se vio respaldado por su defensiva, forzando varios intercambios de balón y haciendo jugadas grandes en el momento oportuno. Peyton y Tom lanzaron un pase de anotación cada uno y los Colts se fueron al descanso 17-13 sobre los Patriots.

El buen inicio de Brady en la segunda mitad con otros dos pases de touchdown y los balones perdidos por la ofensiva de los Colts, uno de ellos, una intercepción a Manning; significaron la remontada de los Pats que aun así vieron con dramatismo como Peyton manejaba una ofensiva hasta su redzone con un minuto por jugar. finalmente una captura sufrida sobre el egresado de Tennessee obligó a Indianapolis a busca un field goal de 48 yardas para empatar el partido, pero su pateador Mike Vanderjagt quien había hecho efectivos 42 intentos de forma consecutiva, falló dándole la primera victoria de la temporada a los vigentes campeones.

Capítulo VI. Enero 16, 2005

La Ronda Divisional de la Conferencia Americana de la temporada 2004 puso frente a frente nuevamente a Brady y a Manning por cuarta vez en los últimos dos años. New England como segundo sembrado volvió a recibir el partido en casa en condiciones nada agradables para los visitantes Colts que llegaban como el tercer sembrado.

Brady y su ofensiva fueron calculadores e inteligentes con el reloj y dominaron el tiempo de posesión con más de 37 minutos. Aun así el medio tiempo llegó con un 6-3 para los locales que terminaron de explotar el marcador con dos series largas que Brady culminaría con un pase de touchdown y un acarreo para una anotación personal.

Manning culminó esa fría tarde, una histórica temporada de manera frustrante en la que convirtió a la ofensiva de los Colts en la mejor de liga, imponiendo con ello un nuevo récord de pases de touchdown en una campaña con 49, hecho que lo llevaría a ganar su segundo MVP consecutivo de manera categórica. Sin embargo el Gillette Stadium seguía siendo una aduana pendiente ya que con esta derrota su marca de visita ante New England quedaba en un 0-7.

Lo opuesto a Brady que en playoffs tenía una marca perfecta de 7-0, ayudando a los Patriots a derrotar a los Pittsburgh Steelers en la Final de la Conferencia una semana después y posteriormente a ganar de nueva cuenta el Super Bowl, ahora la edición 39 ante los Philadelphia Eagles para lograr el bicampeonato y su tercer anillo en los últimos 4 años.

Capítulo VII. Noviembre 7, 2005

La semana 9 de la temporada 2005 puso en el emparrillado del Gillette Stadium a un Peyton Manning que lideraba nuevamente a los Colts de manera exitosa con una marca de 7-0, ante un Tom Brady y sus Patriots que llegaban dubitativos con una sorpresiva marca de 4-4. La ocasión era ideal para que Manning rompiera el peso que hasta ese lunes por la noche tenía sobre sus hombros y así lo hizo. Lanzó para más de 300 yardas con 3 pases de touchdown para conseguir su primera victoria en Foxborough de manera contundente, 41-20 ante Tom Brady que aunque también lanzó 3 pases de touchdown sin intercepciones su ofensiva no pudo evitar pérdidas de balón que significaron puntos en contra.

Posteriormente Manning y los Colts terminarían como los primeros sembrados cayendo en la Ronda Divisional ante los Steelers mientras que Brady y los Patriots lograrían meterse a postemporada cayendo en la misma ronda ante lo Broncos, significando la primera derrota de Brady en playoffs.

Capítulo VIII. Noviembre 5, 2006

Manning y los Colts llegaron nuevamente invictos al Gillette Stadium con una marca de 8-0, mientras que Brady y los Pats lo hacían con una sola derrota a cuestas. El resultado fue una nueva victoria de Indianapolis que tanto ofensiva como defensivamente jugaron mejor provocando 4 intercepciones de Tom Brady que todo el tiempo tuvo que ir detrás en el marcador. Lo contrario a Peyton que antes del descanso ya había lanzado 2 pases de anotación y por segundo partido consecutivo logró descifrar la enredada defensa de New England y salir con la victoria. Este duelo era el preámbulo del duelo que más adelante se volvería a dar en playoffs.

Capítulo IX. Enero 21, 2007

La Final de la Conferencia Americana del 2006, es sin lugar a dudas uno de los enfrentamientos más recordados entre estas dos leyendas de la NFL. Peyton y Tom hicieron que sus equipos terminaran la temporada regular con marca de 12-4, siendo el factor de desempate el duelo entre ambos ganado por los Colts en temporada regular. De esa manera luego de derrotar a Ravens y Chargers respectivamente, los Colts recibirían a lo Patriots en el RCA Dome en un partido muy esperado por Manning y la afición local para tomar revancha de las dos ocasiones anteriores en las que fueron eliminados.

No obstante, el partido inició mejor para Brady y New England, que basados en su juego terrestre lograron poner en su momento una ventaja de 21-3 sobre los locales que no terminaban por encontrar el ritmo del partido, incluso Peyton lanzó una intercepción que fue regresada hasta touchdown. Sin embargo Manning y los Colts cambiaron al iniciar la segunda mitad y en una reacción que pocos veían probable, regresaron al partido gracias a dos series culminadas en touchdown; primero en un pase de Harrison y un acarreo corto del mismo Peyton. Brady respondió de manera inmediata con su único pase de anotación de la tarde para poner a los Patriots a distancia, ventaja que fue alcanzada de nuevo por los Colts al recuperar un balón suelto en la end zone de New England. Dos field goals de los Pats y uno de Indy mantenían la ventaja para los visitantes con 2 minutos por jugar. Sin embargo Manning no estaba dispuesto a caer nuevamente en playoffs y mucho menos en su casa, así que hiló una ofensiva de 4 jugadas para darle ventaja de 4 puntos a los Colts con 1 minuto por jugar. Brady, famoso por sus regresos en el último cuarto entró buscando engrandecer su nombre, pero fue interceptado faltando 20 segundos por jugar sellando la remontada de 18 puntos de los Colts que hasta hoy en día es la más grande en una final por la AFC.

Manning viajaría con los Colts a Miami para disputar el Super Bowl XLI ante los Bears, mismo que ganaría y del que sería nombrado MVP para quitarse de encima el estigma de Dan Marino.

Capítulo X. Noviembre 4, 2007

El RCA Dome fue el escenario del que fue promocionado por los medios como el mejor partido de temporada regular en la historia de la NFL. Bajo el título de “Super Bowl XLI ½”, el duelo reunía por primera vez desde 1997, a los últimos 2 invictos de la temporada 2007; Brady y los Patriots con marca de 8-0 y Manning y los Colts con marca de 7-0.

El partido no defraudó y desde un inicio mostró la potencialidad de los equipos que se enfrentaban. Los Colts tomaron ventaja vía un field goal, misma que perderían con un pase de anotación de Brady. Sin embargo los Colts que iban un punto abajo, lograron irse adelante al medio tiempo luego de un pase de Manning que significó una gran jugada de 73 yardas para touchdown. Al iniciar el último cuarto, una jugada personal de Peyton tenía a Indianapolis 10 puntos arriba, pero la gran ofensiva que en esa temporada armó New England explotó en cuatro minutos con dos pases de touchdown de Brady para tomar la ventaja que sería definitiva cuando Peyton perdió el balón en su última ofensiva luego de ser capturado.

El encuentro se supo después, fue el más visto en la NFL desde 1987 y permitió a los Patriots seguir su marcha a la “temporada perfecta” de 16-0 en temporada regular, que si bien fue inolvidable no fue completa al perder el Super Bowl XLII ante los Giants de Eli Manning, el hermano menor de Peyton que había caído sorpresivamente en la Ronda Divisional ante San Diego. Tom Brady de consuelo ganó el MVP de aquel año.

Capítulo XI. Noviembre 15, 2009

El Lucas Oil Stadium, nuevo estadio de los Colts a partir del 2008, tuvo que esperar más tiempo de lo debido para ver a estos dos titanes frente a frente. ¿La razón? La lesión de rodilla de Tom Brady en la semana 1 de la temporada 2008. Ya en el 2009 el calendario marcaba la cita el en la semana 10; un domingo por la noche. 

El duelo como se venía haciendo costumbre en las últimas ediciones, se tornó espectacular. Los Colts se pusieron adelante con el primer pase de anotación de la noche de Manning y New England respondió violentamente con 24 puntos sin respuesta en gran parte a dos pases de anotación de Brady. Manning regresó a su equipo al partido antes del descanso y se fueron abajo 14-24. Un nuevo pase de touchdown de Brady en el último cuarto puso a los Patriots 17 puntos arriba, pero ahora los que respondieron agresivamente fueron los Colts que gracias a Manning estaban solo 6 puntos abajo con menos de 3minutos por jugar. New England al no ser capaz de consumir el reloj, se veía forzado a despejar el balón y confiar en su defensiva para detener a un Peyton Manning que estaba encendido y que se “relamía los bigotes”.

Los Patriots decidieron ir por una cuarta oportunidad dentro de su yarda 28 misma que no harían efectiva y le dejaron el balón a Manning que completó un pase de touchdown en los últimos segundos, para darle la victoria a su equipo por diferencia de un solo punto. Ambos mariscales lanzaron para más de 300 yardas y 3 pases de touchdown en un duelo que significó la bienvenida y despedida al Lucas Oil Stadium a esta histórica rivalidad.

Brady y los Patriots terminarían con marca de 10-6 y caerían en la semana de comodines ante los Ravens. Manning por su parte ganaría su segundo MVP consecutivo de la liga, cuarto en su historial y llegaría a un nuevo Super Bowl, mismo que perdería ante los Saints en Miami.

Capítulo XII. Noviembre 21, 2010

La última vez que estos dos mariscales se enfrentaron con Peyton vistiendo el jersey de Indianapolis, fue en la semana 11 de la temporada 2010, cuando los Colts visitaron nuevamente el Gillette Stadium. Y digno a ello fue un partido con tintes de todo lo que rodeó la rivalidad hasta ese entonces.

Brady jugó como lo hizo toda esa temporada, muy certero; conectando dos pases de touchdown, uno en el primer cuarto y el otro en el segundo periodo. Manning respondió con uno para su bando, pero el juego terrestre de la ofensiva de New England fue el que se llevaría el show, haciendo recordar viejos tiempos a Manning que nuevamente fue interceptado en 4 ocasiones, la más dolorosa de ellas en su última ofensiva cuando los Colts remontaban una desventaja de 17 puntos y ya estaban 3 de mandar el partido a OT, pero Manning sintiendo la confianza de poder ganar el partido, terminó por entregarlo ante una defensiva que como hacía 6 años atrás, lo hizo salir frustrado del Gillette.

Los Colts terminarían con marca de 10-6 y caerían en la Ronda de Comodines ante los Jets significando el último juego de Peyton con Indinapolis. Los Patriots por su parte caerían en la Ronda Divisional ante los mismo Jets dejando en la estadística su marca de 14-2, ese año la mejor de la AFC. Tom Brady terminaría ganando el que hasta la fecha es el único MVP unánime de la NFL.

Capítulo XIII. Octubre 7, 2012

Todos conocemos el cómo se dio la llegada de Peyton Manning a los Denver Broncos luego de perderse la temporada 2011 por su lesión en el cuello. Inmediatamente oficializada su incorporación, la mayoría de la liga volteó al calendario para ver cuándo y dónde sería la nueva edición de su ya tan conocida rivalidad con Tom Brady.

Esta llegó en la semana 5 de la temporada 2012. Una nueva visita de Peyton al Gillette ahora con un nuevo equipo, era un espectáculo garantizado. Por lo mismo New England jugó como solía hacerlo ante Peyton, tratando de forzar algún intercambio de balón. Mientras a la ofensiva, un Brady calculador puso a los Patriots adelante tras su único pase de touchdown en el encuentro. Peyton respondió de manera inmediata con el primero de la tarde para su cuenta pero la administración y variedad de ataques de los Patriots bajo el mando de Brady hicieron que la ofensiva terrestre hiciera estragos en la defensiva de los Broncos, anotando 24 puntos sin respuesta. Denver intentó regresar con dos nuevos pases de touchdown de Manning, pero si bien la defensiva de New England no lo interceptó en esta ocasión, si forzaron balones sueltos que a la postre sellarían el triunfo local.

Denver terminaría la temporada con marca de 13-3, la mejor de la AFC, pero caerían ante los Ravens en la Ronda Divisional. New England asimismo terminaría con marca de 12-4 y caería en la Final de la Conferencia ante los mismos Ravens que a la postre serían campeones.

Capítulo XIV. Noviembre 24, 2013

La semana 12 de la presente temporada 2013,  trajo el que hasta hoy es el último enfrentamiento entre ambos, arrojando un desarrollo no antes visto en toda esta serie de partidos. Los Broncos visitaban nuevamente el Gillette y lo hacían respaldados por números que los hacían nombrarse el mejor equipo la liga con marca de 9-1. Los Patriots por su parte llegaban con marca de 7-3 teniendo una mejor temporada de lo que las lesiones sufridas hacían prever.

Denver fue agresivo y forzó intercambios de balón demasiado pronto para que la ofensiva liderada por Manning quien lanzó un pase de touchdown, los capitalizara para tener una ventaja de 17-0 al final del primer cuarto y de 24-0 al descanso. Un partido que pocos esperaban y que todavía cambiaría más al invertirse los papeles en el tercer periodo cuando New England anotó 4 touchdowns de forma consecutiva, 3 de ellos a pases de Tom Brady y puso a los Patriots en ventaja.

Con 3 minutos por jugar, Peyton lanzó su segundo touchdown de la noche para poder mandar el partido a OT. Ya en la prórroga las defensivas se impusieron y un error de los Broncos al intentar regresar una patada, dejo a los Patriots con la posición ideal para hacer efectivo un field goal que les daría la victoria, siendo este la mayor remontada en la historia de la franquicia.

Ambos jugadores se admiran, se respetan; saben la importancia que tiene su rivalidad no sólo para la NFL, si no para el deporte mismo. Son conscientes de que se han hecho crecer el uno al otro. Y esa es la mejor parte de estos enfrentamientos, que la rivalidad es simplemente deportiva. Así lo hizo saber Peyton Manning cuando finalizó su recuperación tras su forzado año sabático por la lesión en el cuello: “Muchos jugadores me llamaron cuando empezó todo mi proceso, es normal. Nos preocupamos. Cuando los meses iban pasando, el teléfono dejó de ir sonando. Salvo por uno, que me llamaba 4 o 5 veces cada semana; Tom Brady”.

El repaso de la rivalidad ha sido tan melancólico como emocionante, más cuando se observa que se han enfrentado en todos los probables tipos de partido y que se han resuelto por minimos detalles.  Viendo lo que dice la historia, el próximo domingo se debe disfrutar el partido lo mejor que se pueda, es el partido ideal para que un día dentro de muchos años, uno pueda contar que vio jugar a frente a frenta a estas dos leyendas. Sí, puede ser el último episodio, pero una cosa es segura. Será inolvidable.

VAVEL Logo