BM. Aragón pide colaboración a sus aficionados
(Foto: wwww.somosamalgama.com).

El CAI Balonmano Aragón logró su ascenso a Liga ASOBAL la temporada 2004-2005. En esa temporada fue el equipo revelación del campeonato clasificándose para jugar la copa EHF y siendo semifinalista de la Copa del Rey.

En apenas unos años, el club consiguió consolidarse en ASOBAL pasando a formar parte de los habituales de la categoría, llegando a disputar la final de la Copa EHF en la temporada 2006-2007 frente al todopoderoso Magdeburgo.

Pero  esta temporada, el club aragonés se ha sumado a la lista de equipos que han sido afectados por la voracidad de la crisis económica, algo que no puede resultarnos extraño viendo como otros clubes, seguramente más poderosos económicamente hablando, han dejado incluso de existir esta temporada. Antes de finalizar la primera vuelta, la directiva del Balonmano Aragón comunicó a los componentes de la plantilla que no garantizaba los pagos en la segunda vuelta de la temporada.

Durante el parón liguero motivado por la celebración del Campeonato de Europa de Dinamarca, cinco jugadores han rescindido su contrato con el club aragonés camino de otros equipos: Postigo, Rial, Sánchez Migallón, Basmalis y Pérez de Inestrosa.

Ante la angustiosa situación que atraviesa, el club intenta recaudar 20.000 euros que le permitan cubrir los gastos para lo que resta de temporada y salvar la institución. Para ello han recurrido a sus aficionados a través del micro mecenazgo o “crowdfunding". El club zaragozano lanzó el pasado lunes la campaña “Contra cierzo y marea” a tarvés de la plataforma Somos Amalgama.

La recompensa por la ayuda varía en función de la cantidad donada, por 10 y 15 euros de ayuda un lote de productos, por 20 un abono infantil,  por 30 felicitación de cumpleaños por algún miembro de la platilla, por 60 la posibilidad de entrenar con el equipo, por 120 la participación en un clínic deportivo, por 800 un lote de camisetas históricas... Aparte de otras posibilidades de aportaciones intermedias.  Todas ellas orientadas a sus seguidores. También han lanzado la posibilidad de aportaciones para empresas que oscilan desde los 500 a los 20.000 euros y en los que se ofrecen publicidad en la revista del club, en las camisetas de los jugadores o en las vallas del Pabellón Príncipe Felipe durante los partidos.

Todo un reto el que afronta el club aragonés en medio de una situación generalizada de crisis económica de la que el deporte no está saliendo indemne.

Por el bien del balonmano esperamos que esta curiosa iniciativa dé los resultados deseados y el Balonmano Aragón siga formando parte de la Liga ASOBAL.

VAVEL Logo