El Bidasoa Irun consigue su primera victoria a domicilio y sueña con la permanencia

El Bidasoa Irún consiguió la primera victoria de la temporada lejos de Artaleku frente a un durísimo rival como es el Frigoríficos Morrazo. Los cangueses se vieron sorprendidos en el que hasta ahora había sido su fortín, O Gatañal, por un gran Bidasoa que está necesitado de victorias para seguir en la lucha por la permanencia.

El primer tiempo ha estado marcado por la gran defensa realizada por ambos conjuntos, provocando pérdidas en los ataques rivales. Esta buena defensa por parte de ambos ha provocado que el marcador al descanso fuese muy bajo (8-10).

El encuentro comenzaba con un buen Bidasoa que se ponía por delante en el marcador desde el inicio, llevando la iniciativa en el marcador durante todo el partido gracias a una buena defensa que provocaba numerosos errores en el ataque de los locales. Esta buena defensa estuvo bien acompañada por un ataque liderado por Mujika y Azkue que fueron los máximos goleadores del encuentro con 7 y 10 goles respectivamente, anotando más del 50% de los goles de su equipo.

A pesar de ello, el conjunto cangués no se vino abajo y estuvo cerca en el marcador, en el ecuador de la primera parte, la igualdad era máxima y esto se reflejaba en el marcador, 5-5. La segunda mitad de la primera parte estuvo marcada por la igualdad, pero siempre con pequeñas ventajas visitantes, que no conseguían distanciarse gracias a la buena actuación de su portero, Schmidl, y a la aportación ofensiva de Soliño, que acabó con 6 goles siendo el máximo anotador de su equipo. Al descanso se llegaba con un marcador de 8-10.

Segunda parte con mayor intensidad

Tras la vuelta de los vestuarios, el conjunto local salió más enchufado, consiguiendo igualar el marcador e incluso conseguir su segunda ventaja en el partido colocando el 13-12 en el marcador en el minuto 35.

A partir de este momento la primera línea del Bidasoa ha comenzado su espectáculo. Se sucedían los goles de Azkue y Mujika que ponían el marcador en 14-17 en el minuto 40. Pero entonces apareció la veteranía del Frigoríficos Morrazo, con Muratovic y Rosales, que reducían la ventaja a un gol.

Pero de nuevo, otro arreón de los visitantes dejaba el marcador con una desventaja local de 4 goles en el minuto 45. Los bidasotarras disfrutaban en ataque y los cangueses alternaban imprecisiones y buenas jugadas ofensivas, pero la ventaja visitante ya no bajaría de los dos goles.

A los minutos finales se llegaba con una clara ventaja visitante, 20-24 en el minuto 53. Pero un arreón local hizo que se apretara el marcador y gracias a Zubiría, que hizo dos buenas intervenciones y a que Rosales hizo un lanzamiento al palo en el último minuto con gol posterior de Díaz de Cerio para los visitantes cerrando el partido con un resultado final de 23-25.

Con esta victoria el Bidasoa Irun consigue su primera victoria de la temporada a domicilio y sale reforzado para seguir luchando por la permanencia. Con estos dos puntos suma 7 en su casillero y se acerca a la salvación, que ahora la tiene a solo dos puntos. A pesar de todo sigue siendo colisa pero con esperanzas renovadas.

Por su parte el Frigoríficos Morrazo continúa octavo en la clasificación con 16 puntos, justo el doble que el equipo que marca la zona de descenso.

VAVEL Logo