Es hora de brillar: Johnny "Hockey" Gaudreau
Johnny Gaudreau se despide de Boston College éste verano | Foto: cbssports.com

Existe consenso en la NHL en que, para llegar a ser un gran jugador, es necesario un mínimo de altura, muchos han desafiado esta norma, y la mayoría no han conseguido lograrlo, aún así, existen jugadores que han conseguido hacerse un nombre pese a ser más bajitos, Carl Hagelin o Martin St. Louis son dos claros ejemplos de que, con determinación y unas ganas enormes de triunfar, uno se puede sobreponer a este obstáculo.

La vida de un jugador de menor tamaño no es fácil, son muy frágiles al contacto y blandos en las barreras, una parte vital del hockey hielo, a menudo sus carreras están plagadas de lesiones, y si no son jugadores especialmente elusivos, suelen ser víctimas de las cargas más devastadoras que se repartan durante la temporada, reduciendo la longevidad de sus carreras.

El próximo gran ejemplo de un jugador bajito que consigue explotar en la liga espera ser Johnny Gaudreau, Johnny “Hockey” es la gran esperanza de los Calgary Flames, franquicia necesitada de referentes para volver a las cotas alcanzadas en los años cumbre de Kiprusoff y Iginla. Nativo de New Jersey, USA, Gaudreau es un ala izquierda de 20 años drafteado por los Flames en 2011. Pese a tener un talento fuera de lo común, Gaudreau cayó hasta la cuarta ronda del draft por su altura, ya que sus 1'73 echaron a muchas franquicias para atrás.

Dadas sus dimensiones, Gaudreau es un jugador explosivo, rápido y tremendamente ágil, que se sirve de su enorme talento en sus muñecas para, constantemente, significar peligro en la portería rival, como demuestran sus 175 puntos repartidos en 78+97 en 119 partidos en la liga universitaria de Estados Unidos en sus tres temporadas con Boston College. Gran lector del hielo, Gaudreau impresiona con su conocimiento de donde están sus compañeros y sus rivales, combinado con su gran patinaje, es un jugador muy difícil de golpear, lo que debería ayudarle a mantener una carrera libre de lesiones.

Indudablemente Gaudreau tiene esa facilidad innata para encontrar portería y compañeros libres de marca en niveles inferiores, y pese a que su esfuerzo en defensa no es su mejor arma, lo compensa con su excelente habilidad en ataque. La única duda que queda por resolver es cómo se adaptará a la gran liga. Si todo va bien, debería estar en el opening line-up de la franquicia de Alberta en octubre.

Gaudreau quemó el primero de sus tres años en su contrato de entrada a la liga la pasada temporada al aparecer en un partido al final de la temporada de Calgary, donde anotó su primer gol.

Aquí un video de sus highlights en la NCAA:

VAVEL Logo