Chicago dice adiós a la crisis con una mano
Una victoria para calmar los ánimos | Foto: Instagram.nhlblackhawks

Tras la derrota contra Winnipeg Jets el pasado Domingo, pero sobre todo por la mala imagen ofrecida el peor escenario que podía visitar la franquicia de Chicago era el Bell Center. El hockey se vive de manera distinta en Canadá y particularmente en Montreal. Todo hacía vaticinar que los Hawks volverían a hincar la rodilla una vez más esta temporada. Quenneville no estaba dispuesto a que ello ocurriese. En la mañana de ayer ya se pudo ver en el entrenamiento que Mr Q volvería a realizar cambios en las líneas. De hecho una vez más, los retoques fueron radicales ya que en las líneas que presentaban los chicaguenses no coincidían dos jugadores de las líneas que saltaron en el United contra los Jets. Lo más reseñable era que en la primera línea del ataque Quenneville volvía a juntar a Kane y Toews.

Los Canadiens por su parte se presentaban al encuentro con muchas lagunas tras un comienzo de temporada muy esperanzador. De los últimos 4 partidos jugados hasta anoche los Habs tan solo habían conseguido una victoria. Un triunfo frente a los Blackhawks les permitiría recuperar parte del crédito perdido en las últimas semanas.

Comenzó el partido con un encuentro muy igualado en el que Montreal tuvo de inicio varias oportunidades para anotar, pero Crawford tranquilizó a los suyos con paradas de mucho mérito. Chicago rondaba las inmediaciones de Price una y otra vez gracias a la presión que ejercían sobre los locales. Fruto de esa presión se produciría la parada de la noche, en la que Carey Price salvaba a los suyos mostrando unos increíbles reflejos ante la atónita mirada de Jeremi Morin que veía como su disparo no subiría al marcador. Poco después Alexei Emelin enganchaba por detrás a Saad en una rápida salida y Chicago aprovechaba su superioridad para anotar gracias a un desvío de Jonathan Toews, que estaba frente a Price, a un disparo desde la blueline de Duncan Keith. Con este tanto Toews llegaba a la cifra de 200 goles anotados en su carrera. Con la ventaja en el marcador Chicago no bajó el ritmo y siguió presionando muy arriba, lo que provocó que antes del final del primer periodo Montreal pudiese empatar el partido en acciones de Thomas Plekanec primero y Andrei Markov después, pero Corey Crawford no estaba anoche por la labor de dejar entrar el puck en sus redes.

Corey Crawford "Realmente no hay nada para decir que tengamos una crisis"El segundo periodo comenzó del mismo modo que el primero, con ambos conjuntos intentando llegar a la portería contraría por la vía rápida y con unos Hawks que forzaban a los locales a errar en la salida del puck una y otra vez gracias a un buen forecheck. Todo cambiaría una vez pasado el meridiano de este tercio cuando un disparo de Kris Verteeg golpeaba en el patín de Bourque para golpear en la espalda de Andrei Markov y dejar la pastilla en boca de gol donde Kruger que no la esperaba solo tuvo que introducirla en la meta local. Tras este gol los Habs parecieron tirar la toalla y bajaron el ritmo. El tercer periodo fue la consecuencia de esto último. Chicago se movía muy cómodo entre líneas con Toews y Kane que funcionaron a la perfección y un Versteeg muy activo, como lleva demostrando desde que se recuperó de su lesión. Nada tiene que ver con el Kris Versteeg de la pasada temporada. Brad Richards anotaría el tercero para chicago tras desviar un disparo de Sharp desde el ángulo. Era el tercer gol que se anotaba y los tres a menos de medio metro de Price. Anoche no se acusó la falta de tráfico frente al portero rival que tanto se había criticado esta temporada. Posteriormente Patrick Kane remataba una fantástica jugada personal del capitán Jonathan Toews, quien con esta asistencia hacía la número 250 en su carrera y junto con los 200 goles marcados un total de 450 puntos con tan solo 26 años. Kris Versteeg también se llevaría el premio del gol al buen trabajo realizado a 5 minutos del final. Crawford, natural de Montreal conseguía un shutout en “su casa”. Desde 1999 no conseguían los Blackhawks una blanqueada en Montreal. La noticia negativa del partido para los Chicago Blackhawks fue la lesión de Sharp tras un hit de Emelin. Aún no se sabe el alcance de la lesión que se dará a conocer el próximo jueves.

Al finalizar el encuentro Jonathan Toews era preguntado por los nuevos hitos conseguidos, a lo que el center respondió "Alguien me lo comentó el otro día, pero si no es por eso realmente no tenía ni idea. Supongo que es bueno haber tenido la carrera que he tenido hasta ahora, en parte gracias a un gran equipo, y es de esperar solo la primera etapa de un largo viaje."

Uno de los hombres pesados sobre el hielo de los Hawks, el defensa Duncan Keith también comentó la química que hay entre Kane y Toews sobre el hielo y que Quenneville los haya puesto de nuevo juntos en este partido "Ellos crean muchas y buenas jugadas juntos, y creo que estaban emocionados una vez que volvieron a estar juntos… y funcionó"

Otro de los nombres propios de la noche era el de el Corey Crawford que habló en un primer momento sobre los rumores sobre una posible crisis diciendo "Realmente no hay nada para decir que tengamos una crisis. Hemos estado creando oportunidades, hemos estado jugando buen hockey. Es sólo que no materializábamos las ocasiones y nadie se frustró aquí. Seguimos jugando duro y seguimos creando ocasiones de nuevo esta noche". También comentó lo especial que ha sido el partido de hoy para él al conseguir mantener su portería a cero "Es muy especial, obviamente, crecer aquí y venir a ver los partidos"

Estrellas del partido

1ª.- Jonathan Toews (CHI)

2ª.- Duncan Keith (CHI)

3ª.- Patrick Kane (CHI)

Highlights del partido

VAVEL Logo