Los Blackhawks levantan la Stanley Cup en casa 77 años después
Los Blackhawks levantan la Stanley en casa 77 años después | Foto: nhl.com

Todo estaba preparado en Chicago la pasada noche. Con la ventaja en la serie por 3-2 que tenían los locales, afrontaban el primer match ball en casa. Los Bolts afrontaban el encuentro sin la confirmación hasta horas antes del partido sobre si Ben Bishop y Nikita Kucherov estarían de la partida. Cooper jugaba sus cartas mientras que Quenneville confirmaba que jugarían con las mismas lineas que saltaron al hielo en el quinto encuentro.

El United Center presentaba un lleno total y se vestía de gala en lo que podía ser una noche mágica. Comenzaba el encuentro con ambos conjuntos volcados sobre la portería, lo que ha sido la tónica de todos los partidos de esta final por la Stanley Cup. Cuando Chicago comenzaba a hacerse con el encuentro, con posesiones más largas y metiendo a los Bolts en su campo llegaba la ocasión más clara de este primer periodo de mano de Steven Stamkos. A falta de 12min para el final del primer periodo el capitán de Tampa recibía un pase medido desde su defensa que lo dejaba en clara ventaja frente a Duncan Keith y Brent Seabrook, pero su potente slap se estrellaba contra el travesaño de la portería defendida por Corey Crawford. A raiz de esta ocasión el partido se volvió de ida y vuelta. Primero pudo ser Matthew Carle el que anotara pero no llegó a conectar un excelente pase desde su derecha. Luego sería Teräväinen quien desviaba un disparo de Marian Hossa pero Bishop la sacaba por bajo con su pierna derecha. A falta de 5 minutos para el final una excelente jugada de Kane no pudo ser rematada cuando lo tenía todo a favor Jonathan Toews. El capitán de los Hawks resbalaba poco antes de que el puck le llegase y desaprovechaba una gran ocasión. Se llegaba así con el resultado de cero a cero al primer descanso con la sensación de que Chicago había tenido más peligro que los Bolts, que estuvieron algo timoratos al final del periodo.

El segundo periodo se iniciaba con una escapada de Stamkos que se plantaba solo frente a Crawford que conseguía desviar in extremis el disparo del capitán de los Bolts. Steven no encontraba portería y se desquiciaba y es que el delantero de Tampa ha estado negado con el gol en toda la postemporada. Los Lightning dominaban los primeros minutos y Crawford tenía que emplearse a fondo para mantener su arco a cero. Poco a poco con el paso de los minutos conseguía zafarse de la presión el conjunto local y comenzaron a sucederse las ocasiones por ambos lados. En una de estas, Patrick Kane recibe en el lado derecho del ataque local y aguantando muy bien el puck cede al centro por donde como una bala Duncan Keith que dispara y tras rechazar Bishop en primera instancia consigue anotar de segundas. El United Center se caía al ver como los suyos se ponían por delante y aún pudo aumentar la ventaja Chicago cuando a poco de finalizar este segundo periodo Brent Seabrook la enviaba al palo de un Ben Bishop que no pudo más que mirar como se alejaba el puck de su portería.

El tercer tercio del partido comenzó como el primero, con Tampa Bay Lightning volcado en el arco defendido por Crawford. Lo intentaban desde todos los ángulos pero no había manera de superar la tela de araña que habían dispuesto los Hawks delante de su portero. Niklas Hjalmmarson era un auténtico muro bloqueando todo lo que disparaba Tampa. De nuevo poco a poco el dominio de los Bolts se va disipando dando lugar a que sea Chicago quien comience a llevar el peso del encuentro. Consecuencia de ello a falta de 5 minutos para el final llegaría el mazazo definitivo de la mano de Patrick Kane quien culminaba una buena contra llevada a cabo por Saad y Richards. La Stanley estaba cada vez más cerca y el United rugía conocedor de ello ¡¡We want de cup!!. Chicago se limitó a defender con Tampa sin portero los 3 últimos minutos. Finalmente la bocina sonaba y el Madhouse se caía... Crawford saltaba hacia sus compañeros que celebraban como locos el grán éxito conseguido. Todo ello lo contamos aquí en VAVEL y en directo.

Las estrellas del encuentro recían sobre Duncan Keith (3), Patrick Kane (2) y Corey Crawford (1), quien con un shutout daba a los suyos la victoria. Tras esperar a que llegase la Stanley Cup al pabellón debido a las inclemencias del tiempo en Chicago, se le daba a Duncan Keith el trofeo al Mejor Jugador de los Playoffs, el Conn Smithy. Poco después sería el capitán Jonathan Toews quien levantaría su tercera Stanley Cup (2010, 2013, 2015) y la primera en el United Center desde 1938. Toews cedía a Timonen, que se retirará tras este encuentro, la Copa. Gran gesto del capitán que quiso de este modo premiar la gran trayectoria del defensa, que ansiaba ganar la Stanley antes de retirarse.

Foto: nhl.com

Tras el encuentro Marian Hossa declaraba que "Llegué a Chicago tras firmar un contrato de 12 años y en los primeros seis años ya he ganado la Stanley tres veces", y añadía "Quiero añadir que es un sueño hecho realidad. Estoy sin palabras. No sé qué decir. Es una sensación increíble, con un grupo increíble de chicos. Es una gran organización."

Kimo Timonen que colgará los patines atendía a los medios y declaraba que "Hay tantas palabras que quiero decir. Ha sido un largo viaje, obviamente con altibajos. Lo que pasó este verano fue duro, pero dejo esto muy feliz, aliviado y recuperado. Estoy listo. Me retiro como campeón de la Copa Stanley, así que no sé si se puede pedir más".

El portero de los Bolts Ben Bishop que tras el encuentro admitió que había jugado los últimos encuentros con un desgarro muscular en la ingle declaraba que "No creo que mucha gente pensara que ibamos a conseguir llegar tan lejos. No hay palabras que puedan describir lo difícil que es llegar hasta aquí. Por eso es tan impresionante ver a esos tipos y las cosas que han conseguido en los últimos seis años".

Highlights del partido

VAVEL Logo