El Frigoríficos Morrazo sigue con su escalada
FOTO: balonmancangas

En la novena jornada de la Liga BAUHAUS ASOBAL se impuso la lógica en O Gatañal. El Frigoríficos Morrazo se llevó una victoria muy trabajada ante un conjunto que solamente bajó el pistón en los últimos 10 minutos cuando acusaron el cansancio físico.

El duelo fue muy igualado durante los primeros 50 minutos, incluso en la primera mitad fue el GO FIT el que mandaba en el marcador y en el juego. Aunque a medida que avanzaban los minutos, los locales se iban encontrando mejor en el 40x20 y fueron incrementando su intensidad hasta irse al descanso con una mínima ventaja. En la segunda mitad, el conjunto cántabro aguantó el primer cuarto de hora pero después el bajón físico hizo que en los minutos finales, el Frigoríficos Morrazo abriese una brecha mayor.

Comienzo con el GO FIT más enchufado

El partido comenzaba con el conjunto santanderino con muchas ganas de conseguir la victoria y eso hizo que en los primeros minutos consiguieran ponerse por delante en el marcador gracias a las paradas de Savic y a un juego ofensivo rápido que encontraba muchos espacios en la blanda defensa gallega. Aún así, no pudieron conseguir grandes ventajas en el marcador, su máxima renta fue de dos goles. Así se llegaba al minuto 10 con un resultado de 5-6.

Esa dinámica que mantendría durante los siguientes 15 minutos, en los que ambos equipos encontraban ocasiones claras de gol y las aprovechaban pero ninguno conseguía frenar los ataques del rival y por ello, el resultado seguía siendo favorable a los visitantes por una mínima renta, 10-12 en el minuto 23.

En los últimos minutos de la primera mitad, el Frigoríficos Morrazo reaccionó y aumentó su intensidad defensiva que sumado al cambio en la portería con la entrada de Edu Salazar, hizo que le dieran la vuelta al marcador consiguiendo un parcial de 5-2 en los últimos siete minutos. Así se llegaba al descanso con un resultado de 15-14 favorable a los gallegos.

Igualdad tras el descanso

Tras el paso por los vestuarios, el GO FIT tuvo que ir a remolque en el marcador tras conseguir el Frigoríficos Morrazo ponerse por delante en el tramo final de la primera mitad. A pesar de ello, se mantuvieron en el partido con mínimas desventajas de uno y dos goles, no dándose nunca por vencido.

Con una fuerte defensa, conseguían frenar las ofensivas del Frigoríficos Morrazo que ahora sí había comenzado a desplegar su mejor juego para intentar despegarse en el marcador. Aún así, los santanderinos se mantuvieron con opciones en el marcador, incluso dándole algunos minutos de descanso a uno de los jugadores que más daño le había hecho al conjunto gallego en la primera parte, como había sido Álex Álvarez. El primera línea de los santanderinos había conectado muy bien en el juego dos contra dos con el pivote Lon y habían sido la punta de lanza del ataque santanderino.

De esa forma, el GO FIT conseguía seguir con opciones cuando se entraba en la recta final del encuento, llegando al minuto 50 con un resultado de 26-24.

Salazar y el bajón físico condenaron al GO FIT

En el tramo final del partido, el GO FIT acusó mucho el cansancio físico, a lo que se sumó el gran acierto en la portería del conjunto cangués, con un Edu Salazar estelar que paraba una y otra vez las ofensivas de los santanderinos.

Su buena actuación fue aprovechada por los suyos para abrir una brecha de seis goles que no habían conseguido con anterioridad y, aunque los santanderinos no bajaron los brazos hasta el final, la distancia era ya insalvable. De esa forma, el Frigoríficos Morrazo se llevaba la victoria por 30-25.

Con esta, el GO FIT suma su segunda derrota consecutiva y se sitúa en octava posición con seis puntos. Por su parte, el Frigoríficos Morrazo suma su sexta victoria consecutiva y continúa con su racha triunfal para seguir escalando posiciones en la clasificación para colocarse en sexta posición con 12 puntos, entrando así en la lucha por la tercera posición, de la que les separa un solo punto.

VAVEL Logo