El Huesca vence a los conquenses en un 'duelo de porterías'
Un pivote del Bada Huesca  en el partido frente al BM. Granollers esta temporada. // Foto: BM. Huesca

El partido comenzó con algunas imprecisiones de ambos equipos, cuyos guardametas empezaban parando las primeras ofensivas de uno y otro equipo. Hasta que pasados los dos minutos y medio de juego, José  Juan Novelle transformaba el primer tanto del encuentro, desde los seis metros. Después de que su compañero Cabanas estrellase un lanzamiento al poste en el primer contraataque de los oscenses.

Tras el gol del lateral izquierdo de los locales, Samuel Ibáñez y el serbio Dimitrije Pejanovic volvían a demostrar que los goles de uno y otro conjunto iban a costar conseguirlos. Y así pasó. Sergio Vallés pudo batir al portero local y colocó el empate a uno en el luminoso del Palacio. Por tanto, las defensas iban a jugar un papel fundamental  entre el Huesca y el Ciudad Encantada para ver quién de los dos clubes se llevaría “el gato al agua”.

Cumplido el ecuador de la primera mitad, los hombres de Nolasco Menargues lideraban en el marcador por la mínima (5-4, min. 15). Donde el cuadro oscense se sobrepuso a la primera exclusión del pivote Eloy González, y con la actuación del portero local Pejanovic. El serbio atajó varios balones a manos de los conquenses, aunque no consiguió que el Bada Huesca se marchara en el luminoso. Gracias a las intervenciones del guardameta visitante, Samuel Ibáñez que cogía de nuevo la titularidad, después de que fuese operado de apendicitis jornadas atrás.

A falta de pocos minutos para finalizar el primer periodo, la igualdad en el 40x20 de la ciudad aragonesa se hacía notar. Donde, a pesar de que los hombres de Nolasco cobrasen una mínima renta de dos tantos a falta de cinco minutos para el descanso, (8-6, min.25) los visitantes lograban ponerse a un gol gracias al lateral brasileño Thiago Alves. Uno de los jugadores más destacados para los conquenses en el partido.

A falta de 22 segundos para cerrar el primer tiempo, Lidio Jiménez pidió tiempo muerto para poder acercarse en el luminoso, ya que iban dos goles abajo. Así aprovechaba el técnico conquense para arengar a sus jugadores, e idear una jugada que les permitiese partir con la menor desventaja posible. Y así lo hicieron, gracias al gol del joven Sergio López a falta de tres segundos. Se llegaba al descanso con un “pobre” 9-8 favorable al Bada Huesca, donde las porterías acaparaban todos los focos.

Segunda parte

Los últimos 30 minutos decidirían qué equipo se llevaría los dos puntos, en un duelo “muy parejo” donde el Huesca consiguió anotar el décimo gol cumplido el primer minuto del segundo acto. Tanto que logró Alejandro Marcelo gracias a un lanzamiento desde los nueve metros. Pero de nuevo, el ‘Tibu’ Vallés recortaba diferencias desde la misma distancia. Cumplido el minuto 40 de juego, los porteros de uno y otro club seguían parando, ofreciendo un bonito duelo de porterías a los aficionados que se acercaron al Palacio de los Deportes de Huesca. La diferencia de goles se mantendría para el cuadro local durante la mayor parte del partido.

Un encuentro donde se verían pocos goles, pero se disfrutaría del juego defensivo de ambos conjuntos. Que no querían ceder lo más mínimo para que su rival se distanciase en el electrónico. Situación que llevó al  Ciudad Encantada a intentar remontar los dos goles de diferencia que tenían en su haber los jugadores del equipo oscense. Pero los visitantes no pudieron igualar la contienda en lo que restaba de partido. Parte de culpa la tuvo el guardameta Pejanovic, que detuvo 17 de los 36 tiros que realizaron los conquenses. Rozando el 50% de acierto, exactamente un 47’2%. Números al alcance de muy pocos porteros en la Liga BAUHAUS ASOBAL.

El partido transcurría con demasiada intensidad, donde del Ciudad Encantada iba en busca del Bada Huesca a pocos minutos de la conclusión del encuentro. Pero no fue hasta el minuto 56’ de partido, cuando el argentino Pablo Vaisntein lograba poner el empate a 19 en el pabellón oscense. Todo estaba como al inicio.

Restaban cuatro minutos para el final y las espadas estaban en todo lo alto. Pero un gol del central Cruz, y un lanzamiento parado a Thiago Alves ponía la cosa de cara para los chicos de Nolasco, que se llevarían la victoria gracias los dos últimos tantos del central oscense. Dejando el 21-19 final para el Balonmano Huesca que se anota otra victoria en casa, y ante un rival que le hizo sufrir durante todo el partido.

Los mejores del conjunto local fueron el portero Pejanovic (con un 47’2% de paradas), Diógenes Cruz (cuatro goles de siete intentos, un 57% de acierto), Alejandro Marcelo y Abraham Rochel (con tres goles cada uno). En cambio, ‘Colo’ Vianstein (5/10 en tiros), Thiago Alves (con cinco de 11 lanzamientos) fueron de lo mejor en ataque para los conquenses. En portería, Samuel Ibáñez paró 17de los 38 lanzamientos que le propiciaron durante el partido. Dejando el porcentaje en un 44’7% de paradas. Números que no están nada mal para el ‘12’ conquense que volvía a demostrar su valía fuera de casa.

El próximo partido del Huesca será el próximo sábado 28 de noviembre a las 18:30 horas en tierras cordobesas ante el Ángel Ximénez Puente Genil. Que viene de perder ante el Balonmano Cangas. Sin embargo, el GlobalCaja Ciudad Encantada jugará  el ‘derbi manchego’ en casa ante el BM. Guadalajara el sábado 28 a las 20:30h de la tarde.

VAVEL Logo