Denver remonta a New England con la nieve como testigo
Photo: sbnation.com

La imbatibilidad de los Patriots ha llegado esta jornada a su fin tras caer en Denver ante los Broncos en un partido emocionante con prórroga incluida, dónde ambos conjuntos demostraron por qué se habla de ellos como posibles campeones. Ambos llegaban al encuentro del domingo con serias bajas: por parte de los visitantes, el ataque estaba muy mermado por las lesiones de Dion Lewis, Danny Amendola y, sobre todo, Julian Edelman, el principal receptor del equipo, mientras que los Broncos no podían contar con uno de sus puntales en defensa como Demarcus Ware ni con el legendario quarterback Peyton Manning. El caso de este último es un tanto peculiar, debido a que su rendimiento en la temporada estaba muy por debajo del esperado y tras conseguir superar a Favre como jugador con más yardas de pase se le diagnosticó una lesión en el pie, dando la titularidad a Brock Osweiler. Con el cambio de quarterback el equipo experimentó una mejora en el número de pérdidas por partido y consiguió la victoria la semana pasada en Chicago ante los Bears. Mientras, los Patriots se mantenían imbatidos en lo que llevamos de temporada tras vencer en la jornada pasada a los Bills, en un partido divisional.

La nieve, desde el comienzo

Si no era suficiente ver al mejor ataque de la liga, Patriots, enfrentarse a la mejor defensa, Broncos, el saque inicial estaba marcado por las inclemencias del tiempo, que para los jugadores es un factor negativo pero que los fans disfrutan sobre manera. Al comienzo del choque, la defensa de los Pats consiguió imponerse al ataque de los locales, consiguiendo frenarles en el primer cuarto. La primera anotación del partido llegó de la mano de los actuales campeones. Su secuencia ofensiva comenzó en terreno rival debido al fuerte viento con nieve que jugaba en contra de los Broncos y que frenó el balón al ser alejado. Brady, quarterback visitante, solo necesitó cuatro jugadas para llevar el balón a la zona de anotación ayudado por Rob Gronkowski, quién recibió un pase de 23 yardas para anotar. En el tiempo restante del cuarto ambas defensas pudieron frenar las acometidas rivales, dejando solo una anotación en el cuarto inicial.

La nieve cada vez caía con mayor intensidad y el juego de pase se iba volviendo más complicado, aspecto que favorecía los intereses de los locales

El segundo cuarto comenzó con la primera pérdida de balón del encuentro. Esta llegó en un balón interceptado por la defensa de los Pats a tan solo 15 yardas de la zona de anotación de los locales. Brady no desaprovecharía la ocasión y aumentaría la ventaja de su equipo al conectar con Chandler para sumar el segundo touchdown del partido. La nieve cada vez caía con mayor intensidad y el juego de pase se iba volviendo más complicado, aspecto que favorecía los intereses de los locales. Y tras una secuencia ofensiva sostenida que Osweiler supo liderar, una carrera de 19 yardas de Hillman hacía que se redujera la distancia en el marcador tras suponer el primer touchdown de los Broncos en el partido. Las anotaciones de la primera parte llegarían a su fin y se llegaba al descanso con el marcador 14 a 7 y todavía con todo por decidir.

La primera posesión del tercer cuarto pertenecía a los Pats, pero continuando la línea de la primera mitad, la defensa de los locales volvío a frenarlos. En la siguiente secuencia ofensiva, los Broncos mantuvieron al ataque avanzando yardas hasta llegar a la yarda 30 del campo visitante, pero no pudieron avanzar más e intentaron el primer field goal del encuentro. La nieve seguía haciendo estragos en los ataques de ambos equipos y esta vez no sería excepción cuando el temporal arrastrara el balón haciendo que el intento fuera fallido. El resto del cuarto continuaría siendo dominado por ambas defensas dejando la resolución del partido para el último y definitivo cuarto.

Festival ofensivo de ambos conjuntos

En la primera jugada de este último cuarto los Pats volvieron a anotar por medio de un pase de 63 yardas de Brady a Bolden que fue llevado a la zona de anotación y que servía para aumentar la ventaja de los visitantes a 14 puntos. Los Broncos necesitaban una pérdida del rival para tener posibilidades de imponerse y esta llegó en una patada que donde el balón se le resbaló al retornador de los Pats por la nieve del campo, dejando la posesión a los locales a 36 yardas de la zona de anotación. Los locales no dejarían pasar la ocasión y tras una carrera de 15 yardas de Anderson volvían a anotar y a reducir la diferencia en el marcador a 7 puntos. La defensa de los Broncos volvería a parar al ataque rival y en la siguiente posesión los locales intentarían otro field goal que, esta vez sí, era anotado y apretaba más el marcador. Ambas defensas conseguirían frenar a los rivales en los ataques sucesivos hasta que los Broncos realizaron una secuencia ofensiva que les llevó a la yarda 4 del campo rival dónde Osweiler fue capaz de conectar con Caldwell en la zona de anotación para conseguir un touchdown y tomar la ventaja en el marcador con 1:09 de tiempo restante. Fue entonces cuando Brady lideró a su equipo con una magnífica secuencia ofensiva, ya con Gronkowski lesionado, hasta la yarda 29 del campo rival y dónde, sin apenas tiempo en el marcador, Gostkowski conseguía anotar un field goal que enviaba el partido a la prórroga.

La primera posesión del tiempo extra perteneció a los visitantes, pero la defensa de los Broncos fue capaz de frenarles en tan solo tres jugadas. Fue entonces turno de los locales, que tras una jugada espectacular de 48 yardas de carrera de Anderson pudieron anotar un touchdown que les daba la victoria. Es la primera vez desde la jornada 17 de la temporada 2009 que los Patriots pierden un partido dónde empezaban el último cuarto con diferencia positiva de 14 puntos.

AFC East
New England Patriots 10 - 1
New York Jets 6 - 5
Buffalo Bills 5 - 6
Miami Dolphins 4 - 7
AFC West
Denver Broncos 9 - 2
Kansas City Chiefs 6 - 5
Oakland Raiders 5 - 6
San Diego Chargers 3 - 8

La lucha por ser el primer clasificado de la conferencia AFC se estrecha, veremos cuál es el equipo que se hace con esta plaza aunque todo parece indicar que se decidirá entre Patriots, Broncos y Bengals. Veremos como sigue en la próxima jornada cuando los Broncos visiten el campo de un rival divisional como los Chargers en San Diego. Por su parte, los Patriots recibirán la semana que viene a los Philadelphia Eagles.

VAVEL Logo