The Highlight Zone: goles y rebotes
The Highlight Zone - 20 de Enero (Fotomontaje: Diego Nieto | VAVEL España)

Bienvenidos a The Highlight Zone, la nueva sección de NHL VAVEL donde se ofrecerán los mejores momentos de cada jornada acompañados de un brevísimo análisis de cada encuentro.

Los Minnesota Wild no suelen ceder muchas oportunidades al rival para jugar en superioridad numérica pero anoche los Anaheim Ducks no precisaron de semejante circunstancia para imponerse por tres goles a uno. Es la tercera vez en los últimos cuatro partidos que los Ducks logran marcar al menos tres goles, ya que llevaban una racha de dieciseis partidos sin pasar de los dos goles. Se adelantarían primero los Wild por mediación de Jarret Stoll pero tras un disparo del joven defensa de Anaheim, Shea Theodore, el disco fue desviado a la red por Chris Stewart para lograr el empate. El marcador no se movería en el segundo período pero en la segunda mitad del tercero Rickard Rakell y Jakob Silfverberg a puerta vacía sentenciaban a Minnesota que con esta suma ya cinco derrotas seguidas.

Una pizca de suerte le otorgó una importante victoria a los Colorado Avalanche anoche frente a los Buffalo Sabres. Los Avalanche, que anotaron sus dos goles en el tercer tiempo, tomaron ventaja en el marcador cuando un disparo del defensa Francois Beauchemin rebotó en el defensa de los Sabres, Mark Pysyk y sobrepasaba al portero Robin Lehner a 31 segundos para la bocina final. Anteriormente, Evander Kane había logrado inaugurar el marcador para adelantar a los Sabres con un gol en el powerplay tras el cual reaccionaron los de Denver para pelear por la victoria con un gol de Alex Tanguay primero y el mencionado de Beauchemin luego. La derrota de Buffalo puso la nota amarga al retorno de Ryan O'Reilly a la que fue su casa durante las seis pasadas temporadas y en la que suponía su primera visita como rival tras haber sido traspasado en la pretemporada. Otro punto negativo para los neoyorquinos fue la lesión de Sam Reinhart que tuvo que abandonar el partido durante el segundo período.

A punto estuvo anoche el portero de los St. Louis Blues, Brian Elliott, de lograr dejar a cero el marcador de los Detroit Red Wings, que llevan sin dejar su tanteador a cero la friolera de 69 partidos. Pese a no tener que hacer frente a oportunidades muy claras, Elliott tuvo que realizar 29 paradas y sólo un gol de Henrik Zetterberg a menos de tres minutos para el final arruinaba la posibilidad de la portería imbatida para los Blues. Ty Rattie adelantaba a St. Louis casi sin querer cuando un disparo de Alex Pietrangelo que iba fuera claramente reboto en su pierna y se coló en la portería de Petr Mrazek. A punto estuvo de lograr el empate Detroit en la jugada siguiente pero el disparo de Pavel Datsyuk se deslizó por la línea de gol sin llegar a sobrepasar la misma. Dmitrij Raskin ampliaba la ventaja de los de Missouri en el tercer período, ventaja que a la postre resultaría definitiva. Los Red Wings tan sólo han anotado doce goles en sus últimos siete partidos, pero el entrenador Jeff Blashill no cree que eso sea un problema.

VAVEL Logo