Cristian: "El objetivo del club es el ascenso, y el mío ahora también"
(Foto: Cartagena FS)

El Plásticos Romero Cartagena presentó en la mañana de este viernes a su segunda incorporación en el mercado de invierno, el pívot Cristian Guijarro Pomares, de 24 años.

Empezó hablando Roberto Sánchez para dar la bienvenida a los presentes y presentar al jugador: "Buenos días y gracias a todos por venir. Tenemos la suerte de que las negociaciones que estamos llevando a lo largo de las últimas semanas están dando sus frutos en estos últimos días, y si ayer teníamos la suerte de presentar una posición como la de portero que estaba perfectamente cubierta tanto por Raúl como por Isi, y que era un refuerzo de auténtico lujo, un seguro para la apuesta clara a lo que queremos todos esta temporada, ya que estamos en esa posición de privilegio y no queremos soltarla de ninguna manera, pues hoy nos toca una posición que era muy demandada por el cuerpo técnico y por el club, muy difícil de encontrar en el mercado -tengo que decirlo así, es una de las posiciones más difíciles de encontrar en el fútbol sala, que es la del pívot zurdo-. Y en ese sentido, Cristian viene a ocupar esa demarcación".

Agradeció la colaboración del Elche en que los trámites se hayan podido realizar en el menor tiempo posible: "Este fichaje os va a llamar la atención seguro por varios motivos: el primero porque su trayectoria en el fútbol sala es prácticamente cortita, es un jugador que viene del fútbol y que en muy poco tiempo ha dado el salto tan complicado de jugar en Primera División, y eso ya es un dato a tener en cuenta que dice mucho del potencial de este jugador. Ha estado jugando en el Elche, y aprovecho para dar las gracias al Elche Club de Fútbol por las facilidades que están dando en la consecución de estos fichajes, la rapidez en la tramitación de las bajas, al mismo tiempo que toda la documentación tanto de Chico como de Cristian ya está en la Liga Nacional de Fútbol Sala y estamos a expensas de que no haya ningún problema y esperamos que puedan estar a disposición de Juan Carlos [Guillamón] mañana. En el caso de Cristian ya veremos, porque hemos tenido la mala suerte de que se ha lesionado en los entrenamientos con nosotros, en el tobillo".

Prosiguió explicando el modo en que decidieron fichar al alicantino: "Es un fichaje con sus connotaciones, ya que al ser un jugador que nosotros realmente no conocíamos, no teníamos unas referencias claras de él y le pedimos al Elche que nos lo dejara para verle 'in situ'. Ha estado entrenando esta semana y en dos entrenamientos nos ha convencido absolutamente a todos. Queríamos jugadores que pudieran aportar desde el primer momento, y en su caso estamos convencidos de que así va a ser. Eso ha sido determinante para que pueda estar aquí con nosotros. Por parte del club, desearle la mayor de las suertes, porque su suerte será la nuestra, y que ese potencial de jugador que tiene vaya para mucho tiempo".

Una vez finalizado el turno de presentación por parte de Roberto Sánchez, tomó la palabra el jugador, Cristian.

Comenzó demostrando buena educación y explicando la lesión que se produjo en el entrenamiento del miércoles: "Buenos días a todos, encantado de estar aquí. Llevo dos días entrenando, y en el segundo día tuve un forcejeo con un compañero, que me pisó el tobillo -sin querer, por supuesto- y se me dobló más de la cuenta. Acabé bastante fastidiado. Ayer no pude entrenar. No hubo entrenamiento, pero tampoco hubiera podido, y hoy tampoco seguramente si quiero estar para mañana. Depende de mi fisio, estoy yendo yo a un fisio particular en Elche por no estar viniendo aquí. De momento hoy me he levantado muchísimo mejor, ayer me dieron bastante caña, y me hicieron bastante daño para poder llegar el sábado".

Afirmó que conoce poco del club cartagenero, pero sabe que forma parte de la historia viva del fútbol sala español: "Yo tengo entendido que Cartagena es un histórico. Desde que tengo uso de razón, tengo entendido que Cartagena ha sido un histórico del fútbol sala, que ha estado en División de Honor. Por lo que me han comentado ciertas personas que me han ayudado a venir aquí, me han dicho que es un club honrado y que ni me lo piense".

Cristian empezó como jugador de fútbol, pero por lesiones se vio forzado a hacer la transición al fútbol sala: "Yo jugaba al fútbol, y estoy operado dos o tres veces de los ligamentos cruzados de ambas rodillas, y hubo una época hace un año o así que de tantas lesiones yo acabé hasta el gorro. Hablé con mi familia, con mis padres, con todo el mundo y quería dejar el fútbol. De hecho, hablé con una persona que es muy íntima amiga mía y me dijo que no hiciera eso y que por qué no esta opción. Y bueno, yo probé y me gustó. El entrenador que había en Elche, Cobeta, me dijo que me quería firmar, y a día de hoy aquí estoy".

Aseguró que existen puntos equidistantes entre ambos deportes: "Hay bastante diferencia, sobre todo a nivel físico. El fútbol conlleva unas cosas y el fútbol sala, otras. Pero a nivel físico, se nota muchísimo para mí. El fútbol sala es más cansado, corres más, no paras, y el fútbol es más pasivo. Yo quería dejar el fútbol por el tema de las rodillas, y realmente donde más lo sufres es en el fútbol sala. Pero para mí, no. En lo que he jugado al fútbol sala con mis amigos y con mis compañeros, para mí no tiene nada que ver".

Su protagonismo en su antiguo club, el Elche, fue decreciendo con el paso de las semanas: "Yo estaba a las órdenes de Cobeta, empecé jugando y metiendo goles, y a raíz de ahí no sé qué pasó que empezó a desconfiar de mí, o yo bajé el ritmo, y ahí se quedó la cosa. Pasé de jugar muchos minutos a menos minutos, hasta que vino el entrenador nuevo y ya no contaba conmigo".

Ya ha compartido dos sesiones de entrenamientos con sus nuevos compañeros, y le han dejado sensaciones muy positivas: "Tengo sensaciones muy buenas. En dos días, lo que me habían dicho era verdad, sobre todo en temas de vestuario. Es un vestuario bastante unido, la gente se lleva muy bien y en los entrenamientos meten mucha intensidad. Es prácticamente lo que yo me esperaba de un equipo puntero. Tengo entendido que el objetivo de este año era el playoff, pero al estar tan arriba a estas alturas de la competición, parece ser que ahora sin pensárselo es el ascenso directo. Y, por supuesto, para mí también, para eso he venido aquí".

Lo que su nuevo técnico, Juan Carlos Guillamón, le ha pedido es muy simple, según reveló el jugador: "Espera que sea yo mismo, un jugador como soy, y nada más".

No han sido meses fáciles en el club ilicitano, que está ahora mismo metido en puestos de descenso: "El debut ha sido bastante duro, la verdad. Nosotros hicimos un equipo realmente para jugar en Plata [Segunda División]. Vinieron dos refuerzos, pero realmente no son suficientes, aunque espero que sí y puedan mantener la categoría. La verdad es que es muy duro pasar de tener un equipo para jugar en Plata con jugadores de Elche a directamente jugar en División de Honor [Primera División], que es la mejor Liga del mundo".

Para finalizar, valoró sus puntos fuertes y los débiles: "Mi punto débil llega a la hora de golpear con la pierna derecha, de hacer algún giro por miedo a las rodillas. Y mis puntos fuertes tengo varios, soy bastante rápido, cambio de ritmo y, sobre todo, aguantar la pelota".

VAVEL Logo