El ciclón Bela-Lima arrasa Gijón
Bela esperando para golpear una bola en el fondo de pista

Después de una larga jornada matutina, con triunfos de Maxi Grabiel y Ramiro Moyano, Juani Mieres y Miguel Lamperti, Franco Stupaczuk y Marcello Jardim, además de Agustín Gómez Silingo y Adrián Allemandi, les tocaba el turno a ni más ni menos que los números uno del ránking mundial, Fernando Belasteguín, más conocido como Bela, y Pablo Lima, quienes veían su debut en el Gijón Open con ganas e ilusión, teniendo que batirse en duelo frente a Adrián Blanco y Diego Ramos, quienes en la jornada del miércoles habían dado cuenta de Jose Rico y Julian Gomariz, por abandono de estos tras lesión.

Un rosco para debutar con ilusión en Gijón

Entraban con ganas en pista los números uno del ránking, no queriendo dar concesión alguna a sus contrincantes para evitar sorpresa alguna en su primer partido de la temporada, recibidos en el Gijón Open con una espectacular ovación desde la grada, que poco a poco cogía color, sobre todo en el palco VIP, donde destacaba por encima de muchos otros el ni más ni menos que entrenador del Real Sporting de Gijón, equipo de la Primera División española, Abelardo Fernández, junto a su hijo Diego, no queriendo perderse el partido de Bela y Lima, quien hacían los deberes fácilmente.

La primera rotura del choque llegó a las primeras de cambio, pero ni mucho menos sería la única, al ver como Adrián Blanco y Diego Ramos no eran capaces de plantarles cara. Llegaron hasta el 4-0 los números uno, y quebraron de nuevo el servicio de sus adversarios, no solo colocándose con 5-0 a favor, sino disponiendo de su servicio para cerrar la primera manga, algo que lograban sin problema alguno, cerrando el primer set por 6-0 después de tan solo veintidós minutos, con un aplastante inicio sin réplica alguna.

Blanco y Ramos se convierten en meros títeres de Bela-Lima

Ni mucho menos cambiaba la panorámica del encuentro al comenzar la segunda manga, y es que después de un pequeño descanso, Fernando Belasteguín y Pablo Lima volvían a pista con la misma cara de concentración que lo habían hecho anteriormente en el primer juego del choque. A pesar de que intentaban alargar los puntos el máximo tiempo posible, y cada vez que lo conseguían se llevaban la ovación del público, Adrián Blanco y Diego Ramos dejaban en manos de sus adversarios una rotura tras otra, para que así los números uno llegaran sin problemas hasta el 5-1, con el que no sufrían en absoluto para cerrar la segunda manga por 6-1, y por ende el partido por 6-0 y 6-1 después de tan solo 52 minutos de partido, con un convincente triunfo en su debut.

El próximo compromiso ante el que se tendrán que enfrentar los números uno, Fernando Belasteguín y Pablo Lima, será este próximo viernes a las 17:00 horas en el Palacio de los Deportes de Gijón, cuando enfrente tengan a Franco Stupaczuk y Marcello Jardim, en un atractivo encuentro de cuartos de final.

VAVEL Logo