La reconquista del BM Alarcos
El BM Alarcos quiere vengar la cruel historia del BM Ciudad Real (Montaje: Álvaro Merino).

A veces el deporte es justo. A veces, y solo a veces, el destino le da la oportunidad a un equipo de rehacer el camino andado, como si no hubiera pasado nada, y eso es precisamente lo que le ha ocurrido al BM Alarcos. Casi cinco años después de la desaparición del mítico BM Ciudad Real, el conjunto alarquista ha conseguido clasificarse para el play-off de ascenso a ASOBAL en su primera temporada en Plata, en el que intentará devolver el nombre de la ciudad manchega a la élite.

Alarcos y Caserío hicieron brotar de nuevo el germen del balonmano en Ciudad Real nada más consumarse el traslado del equipo de Díaz de Mera a Madrid, y el trabajo no tardó en dar sus frutos. Ambos equipos, que empezaron su andadura en la Segunda División Nacional -la cuarta en orden de importancia-, escalaron poco a poco categorías hasta llegar a la situación actual: el Caserío luchará en la fase de ascenso por dar el salto a la Plata y el Alarcos por disputar la próxima campaña la Liga BAUHAUS ASOBAL.

En el caso de los alarquistas, el equipo de Javier Márquez comenzó su primera temporada en Plata con el objetivo de conseguir la permanencia. Sin embargo, a medida que las jornadas iban pasando, el Alarcos ponía más altas sus miras y cuando la temporada estaba muriendo, se encontraba luchando por meterse en el play-off para sorpresa de los demás aspirantes. Aun así, a falta de una jornada para la conclusión de la División de Honor Plata, el Alarcos tenía muy complicado colarse en la fase final, pues necesitaba vencer al ARS Palma del Río -segundo clasificado- en el Quijote Arena y confiar en que el BM Nava -que no se jugaba nada- se impusiera en su feudo al Juanfersa Comunicalia

Pero el día del pasado sábado fue mágico para los alarquistas. La tarde comenzó con el Nava ganando al Juanfersa (36-30) y poniéndole en bandeja la última plaza del play-off al Alarcos. Los de Ciudad Real veían el premio al alcance de su mano, pero el Palma del Río quería ganarse el derecho a organizar la fase de ascenso conquistando el segundo puesto y al poco de comenzar la segunda mitad el sueño local parecía hacerse trizas (13-18). Sin embargo, el Alarcos evocó las innumerables remontadas históricas de las que el Quijote Arena había sido testigo para darle la vuelta al marcador y escribir una leyenda más en la historia del fortín manchego. El resultado final de 25-24 devolvió a Ciudad Real una parte del honor robado e invita al equipo ciudadrealeño a iniciar el asalto final de la reconquista emprendida en el año 2012.

De esta manera, el Alarcos tendrá la oportunidad los días 4 y 5 de junio en Irún de impartir justicia y hacer de Ciudad Real una plaza temida en toda España, reminiscencia de un sueño que acabó convirtiéndose en una pesadilla.

VAVEL Logo