Túnez: paso a paso
Fotomontaje: Álvaro Merino.

El balonmano africano se encuentra en una lenta pero constante expansión. Cada vez son más los jugadores que abandonan el continente negro -donde a pesar de la precariedad de las ligas los salarios son muy golosos- para dar el salto a Europa, y los tunecinos han encabezado dicho transbordo. Francia, que actualmente cuenta con la segunda mejor liga del mundo -la LNH-, ha sido su destino preferido, aunque en los últimos años Catar también está apostando fuertemente por ellos. Ese salto ha repercutido positivamente en la selección de Túnez, el conjunto que cuenta con más Campeonatos de África en su haber -nueve en total-.

Egipto obligó a Túnez a ganarse la plaza para los Juegos en el preolímpico

Sin embargo, dos selecciones han plantado cara históricamente a Túnez en África: Argelia y Egipto. Los tres equipos se encuentran inmersos en una lucha sin fin por llevar la voz cantante en el continente africano. La última batalla tuvo lugar en el Campeonato de África celebrado el pasado mes de enero, en el cual Egipto consiguió coronarse tras vencer por la mínima a Túnez en la final por 21 goles a 19. Esa derrota obligó a los tunecinos a jugarse su billete para Río en un preolímpico muy duro junto a Polonia, Macedonia y Chile. Asumiendo que la primera posición iba a ir para los polacos, que además eran los anfitriones, Túnez se concentró en el partido ante su rival directo: la Macedonia de Kiril Lazarov. A priori, los europeos parecían favoritos, pero se toparon de bruces contra el muro africano (26-32). De esta manera, Túnez dio un golpe encima de la mesa y demostró que su presencia en las Olimpiadas está más que justificada.

Escalón a escalón

Túnez ha ido mejorando edición tras edición su resultado en los Juegos Olímpicos, y en esta su cuarta participación intentará dar otro paso hacia delante. Su primera experiencia olímpica se remonta al año 1972, en Múnich, donde finalizó en la última posición tras no conseguir sumar ni un solo punto en la fase de grupos. Su siguiente intento se haría esperar, y no sería hasta Sídney 2000 cuando los tunecinos volvieron a unas Olimpiadas. En aquella ocasión, lograron sumar dos puntos en la primera fase, terminando en la décima plaza.

Túnez se clasificó para cuartos de final en 2012

Su participación más reciente tuvo lugar en la última edición de 2012, en Londres, donde Túnez hizo historia. El destino le brindó una oportunidad de oro para superar la primera fase al tener como rivales de grupo a Reino Unido, Argentina, Islandia, Francia y Suecia. La cuarta plaza estaba al alcance de su mano, y Túnez no desaprovechó la oportunidad consiguiendo sumar cuatro puntos. Sin embargo, en cuartos Croacia acabó con el sueño tunecino, aunque sufriendo más de lo previsto (25-23)

La fortuna no les ha sonreído

A diferencia de en Londres 2012, el sorteo ha querido que Túnez quedara encuadrada en el grupo más temido de las Olimpiadas junto a Francia, Dinamarca, Croacia, Catar y Argentina. Teniendo en cuenta que solo los cuatro primeros acceden a cuartos de final, los africanos no pueden ser muy ambiciosos en este torneo, aunque no quieren tirar la toalla antes de tiempo.

Argentina es el único rival a priori de su liga y con ella se jugará poder mirar hacia arriba en la tabla. En el otro lado, Francia y Dinamarca, los dos primeros rivales de Túnez en la competición, son inalcanzables, por lo que los tunecinos tratarán de sorprender a Catar y Croacia, las cuales parecen estar un peldaño por debajo de sus compañeros daneses y franceses.

Un balonmano muy práctico

El estilo de juego de Túnez es limitado en cuanto a recursos se refiere, pero si funciona puede convertirse en una verdadera apisonadora. Sus señas de identidad son una defensa extremadamente guerrera y un descarado lanzamiento exterior, puro músculo. Túnez representa la verticalidad en su máximo exponente renunciando sin complejos al factor sorpresa, una apuesta arriesgada pero decidida.

Los cañoneros Jallouz y Bannour protagonizan el ataque tunecino con sus incansables latigazos. No importa el porcentaje de acierto que tengan, pues jamás se cansan de castigar la portería rival. La dependencia que su equipo tiene de ellos es máxima, pero cuando están entonados pueden hacer temblar a cualquier equipo. El encargado de facilitarles su tarea abriendo a la defensa rival es el veterano central Sobhi, que da ritmo al juego ofensivo de Túnez y a veces también se atreve a soltar el brazo desde los nueve metros. Los extremos son cosa de Hosni y Boughanmi, dos jugadores muy rápidos y buen finalizadores. Este último es además el encargado de lanzar los siete metros. Por último, Tej sigue dando guerra desde los seis metros, pero cada vez cuenta con más minutos de descanso aprovechados por Chouiref.

La defensa tunecina siempre fuerza el listón que ponen los árbitros

En cuanto a su defensa 6:0, cabe destacar la ausencia de Hedoui. El gigantón tunecino había sido el jefe de la zaga africana hasta la fecha, pero se ha caído de la lista definitiva para los Juegos Olímpicos. En su lugar, Soussi ocupa el centro de la defensa junto con Jallouz, una barrera que llega a ser infranqueable en algunos compases del encuentro. Los laterales son protegidos por Tej y Aymen, que efectúa con Bannour el cambio ataque-defensa; mientras que los extremos no cambian con respecto al ataque. La portería es defendida por el infatigable Maggaiz, que en estos Juegos contará con la ayuda de Missaoui, de 35 años de edad.

Uno de los principales problemas de Túnez es la enorme diferencia de calidad que existe entre sus titulares y suplentes, lo que obliga a su técnico Hafedh Zouabi a forzar a su siete inicial. Algunos jugadores no tienen ni un solo respiro en todo el encuentro, lo que provoca en muchas ocasiones que el equipo llegue agotado a los últimos minutos. La primera línea es la que más acusa la falta de rotación, donde Sanai es el único suplente que cuenta con la confianza de Zouabi. Este lateral es del perfil de Jallouz, un lanzador nato con un físico poderoso, con la diferencia de que sus prestaciones en defensa dejan bastante que desear.

El entrenador: Hafedh Zouabi 

Zouabi llegó a la selección tunecina para sustituir al francés Sylain Nouet después de que Túnez perdiera la final del Campeonato de África ante Egipto. En un principio, Zouabi asumió la tarea de seleccionador de manera provisional, con el único objetivo de clasificar a Túnez para los Juegos Olímpicos. Sin embargo, el gran preolímpico realizado por su equipo convenció a la Federación tunecina de que Zouabi era el técnico adecuado, así que se le ofreció un contrato de dos años que este no rechazó.

Hafedh Zouabi ha desarrollado su carrera como entrenador principalmente en Túnez, donde se hizo cargo de equipos como el Club Africain, el Esperance Sportive de Tunis o el AS Hammamet. Además, el técnico también ha ejercido su labor en Arabia Saudí, Kuwait, Catar y Jordania, de la cual fue además seleccionador nacional.

La estrella: Wael Jallouz

Foto: www.zimbio.com.

El cañonero tunecino se dio a conocer en el Mundial Júnior de 2011, donde su selección logró la medalla de bronce. Tras atraer las miradas de media Europa, Jallouz se consagró en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, provocando que un año después el Kiel se lanzara a por la perla africana, hasta entonces en las filas del AS Hammamet. Sin embargo, Jallouz nunca llegó a encajar en las filas del club teutón y poco a poco se fue estancando, motivo que explica que el Kiel no pusiera muchas trabas cuando el Barcelona llegó una temporada después con una oferta para llevárselo a la Ciudad Condal.

Jallouz le ha quitado el puesto a Jicha en el Barça

El primer año en el equipo culé tampoco fue nada fácil para el tunecino. Siempre a la sombra de Rutenka y Karabatic, Jallouz no entró en los planes de Xavi Pascual durante el primer año, aunque disfrutó de una gran cantidad de minutos en la Liga BAUHAUS ASOBAL. En su segunda temporada en Barcelona todo ha cambiado. La marcha de Rutenka y Karabatic y el fichaje de un Jicha muy mermado físicamente le brindaron una oportunidad de oro a Jallouz para demostrar que estaba preparado para tirar del carro blaugrana, y así ha sido. El lateral se ha convertido en la principal arma ofensiva de su equipo, además de mejorar considerablemente su aportación defensiva, y su futuro en camp barça está ahora mucho más claro.

En Río de Janeiro también será el encargado de echarse su equipo a las espaldas, tanto en defensa como en ataque. No sorprenderá que en algún partido le defiendan de manera individual, pues si Jallouz está atinado no hay forma de pararle.

Jugadores clave: Issam Tej y Amine Bannour

Foto: alchetron.com.

Hasta la fecha, el pivote había sido el alma de su selección, pero la edad ha empezado a pasar factura al guerrero tunecino. A sus 37 años, Issam Tej ha dado un paso atrás en su carrera abandonado el Montpellier francés después de nueve años para fichar por el Al Jaysh catarí. "El aspecto financiero me animó a aceptar", reconoció el tunecino. Sin embargo, Tej aún tiene mucha guerra que dar, sobre todo con su selección, en la que se le ha podido ver subiendo el contraataque, haciendo de central, fintando, lanzando desde más allá de los nueve metros...ejerciendo de líder, en definitiva.

Aunque cuente con menos minutos, Tej sigue siendo una pieza fundamental en el sistema de Túnez. En defensa ocupa el lateral, donde se desempeña con una astucia envidiable. En cuanto al ataque, su manera de fajarse con las zagas rivales le ha granjeado el respeto del balonmano mundial, y a buen seguro que en Río tendrá mucho que decir en el devenir de su equipo.

Foto: IHF.

Por su parte, Amine Bannour es un jugador que ya lleva varios años al pie del cañón. Con tan solo 26 años, el del Club Africain es el dueño absoluto del lateral derecho tunecino. Su seña de identidad es un lanzamiento exterior durísimo que luce sin reparos en todos los partidos, sea cual sea el rival. Junto con Jallouz, Bannour asume el peso ofensivo de su selección, pero su nivel defensivo no está a la altura y siempre realiza el cambio ataque-defensa. Este hecho proporciona minutos de descanso al zurdo que le permiten seguir rindiendo al máximo en el área contraria.

Tabla de convocados

Jugador Posición Edad Altura (cm) Peso (kg) Club
Marouen Maggaiz Portero

33

192 110 Esperance Sportive de Tunis
Makrem Missaoui Portero 35 188 98 Club Africain
Oussama Boughanmi Extremo izquierdo 26 185 87 Esperance Sportive de Tunis
Mosbah Sanai Lateral izquierdo 25 191 89 Al Quyada Club Qatar
Wael Jallouz Lateral izquierdo 25 197 105 FC Barcelona
Mohamed Maaref Lateral izquierdo 24 192 100 Club Africain
Mohamed Soussi Central 23 194 98 Club Africain
Sobhi Saied Central 35 186 86 Etoile Sportive du Sahel
Abdelhak Ben Salah (14+1) Central 26 184 81 Club Africain
Amine Bannour Lateral derecho 26 196 102 Club Africain
Aymen Hammed Lateral derecho 32 196 100 Esperance Sportive de Tunis
Oussama Hosni Extremo derecho 25 192 88 Club Africain
Aymen Toumi Extremo derecho 26 183 77 Montpellier AHB
Marouan Chouiref Pivote 26 195 109 Esperance Sportive de Tunis
Issam Tej Pivote 37 187 110 Al Jaysh Club Qatar

Calendario en la fase de grupos

Día Hora Rival
8 de agosto 00:50 Francia
9 de agosto 19:40 Dinamarca
11 de agosto 14:30 Catar
14 de agosto 02:50 Argentina
16 de agosto 00:50 Croacia
VAVEL Logo