Piragüismo aguas bravas Río 2016: opciones de medalla para España
Piragüismo aguas bravas en Juegos Olímpicos. Foto: www.rio2016.com

El esquí del agua. Así se podría calificar de modo coloquial un deporte que exige a todo practicante de una potencia muy notable en el tren inferior de su cuerpo, que le permita dirigir la piragüa y saber cuándo dejarse llevar y cuando luchar contra la corriente. Las piruetas para superar las puertas por las que hay que pasar en el descenso del canal, se antojan realmente desafíos a todas las leyes de la fisonomía humana, y hacen las delicias del público.

Instalaciones de Seo d´Urgell. Foto: lugaresdenieve.com
Instalaciones de Seo d´Urgell. Foto: lugaresdenieve.com

Popularizado en 1980 gracias al empleo de polietileno en la fabricación de embarcaciones

Se estrenó en los Juegos Olímpicos en Múnich 1974, aunque no lo hizo de manera definitiva hasta Barcelona 1992. Fue precisamente en dicha cita donde este deporte vivió un impulso notable en España, gracias a una sublime instalación en la Seo d´Urgell, que hoy en día se emplea de manera constante para el entrenamiento de élite de los palistas nacionales. España no obtuvo medallas en aquella ocasión, pero se puso la semilla que ha hecho florecer figuras a nivel internacional que llegan a Río con opción de ganar presea. 

¿Cuál es el formato de competición?

El escenario no podría ser más atractivo; curso natural o artificial de un río, profundamente intervenido para que la velocidad de los rápidas permitan competir con garantías de presenciar un buen espectáculo. El recorrido va de los 250 a los 400 metros de longitud, y se establecen una serie de puertas de distinto nivel de dificultad, que pueden ir desde las 18 hasta las 25.

Centro de entrenamientos en Campeonato Europa 2016. Foto: zimbio
Centro de entrenamientos en Campeonato Europa 2016. Foto: zimbio

El toque de las puertas o no pasar entre ellas, se traduce en penalizaciones de tiempoLos palistas han de pasar por todas las puertas perdiendo el mínimo tiempo posible ya que el vencedor es aquel que completa el recorrido más rápido. Son habituales las penalizaciones por tocar los palos que marcan las puertas o no pasar entre ellas, y se materializan en suma de segundos al tiempo final.

Corrientes y remolinos en distinta dirección y fuerza son las trampas a las que han de vencer los palistas con potencia y agilidad, siendo todos los recorridos distintos lo que supone un reto para todos y reduce el favoritismo de los mejores. En las pruebas eliminatorias, cada deportista hace el recorrido en dos ocasiones, escogiéndose como parámetro para determinar su clasificación o no, el mejor tiempo de los dos. En semifinales y en la final no hay margen de error, ya que tan solo se goza de una oportunidad.

Piragüismo en aguas bravas. Foto: zimbio
Piragüismo en aguas bravas. Foto: zimbio

En canoa se emplean remos de una hoja, y en las de kaya de dos hojasSe compite en cuatro categorías: tres masculinas (K-1 | C-1 | C-2 ) y una femenina (K-1). En el caso del C-2, es preciso señalar que el recorrido se hace en una embarcación donde navegan dos deportistas, lo que exige de una gran compenetración. Las letras C y K hacen referencia al tipo de embarcación en que se realiza la competición, siendo las diferencias muy pequeñas y compartiendo todas ellas la existencia de asas en los extremos y cubreembarcaciones, mientras que todos los deportistas compiten con casco.

Españoles en Río de Janeiro

Serán dos los representantes nacionales en los Juegos Olímpicos de 2016, y ambos llegan con resultado que avalan sus opciones de cuajar un gran resultados. La competencia será máximo, siendo Eslovaquia el país dominador de esta disciplina desde sus orígenes hasta la actualidad, al acumular la friolera de quince medallas en la historia de los Juegos. Checos, franceses y alemanes también cuenta con reputados palistas que parten con serias opciones de medalla.

Maialen Chourraut

Hija de padre francés y madre española, la residente en Lasarte de 33 años aspira a cosechar un nuevo metal en los Juegos Olímpicos. Bronce en Londres 2012 en la categoría de K1, en 2015 se proclamó Campeona de Europa y llegó a ser plata en los mundiales de 2009. 

Maialen Chourrat en Londres 2012. Foto: zimbio
Maialen Chourrat en Londres 2012. Foto: zimbio

Maialen fue madre en este ciclo olímpico pero ello no ha mermado su esfuerzo y ritmo de competición y entrenamientos, que incluyeron una visita a Río de Janeiro para conocer las instalaciones. Es ambiciosa y no elude la presión que supone ser clara candidata a una medalla. Parece en disposición de conseguirla pero en una competición definida por detalles como ésta, la línea entre el oro y quedarse fuera del podio es muy fina.

Ánder Elosegui

No hay sensación más dolorosa que la de quedarse a un suspira de la medalla. El palista de Irún ha saboreado esa sensación no en una, sino en dos oportunidades. Tanto en Pekín 2008 como en Londres 2012, Elosegui estuvo muy cerca de obtener presea, tras cuajar una muy buena actuación en ambas citas.

Ánder Elosegui en Londres 2012. Foto: zimbio
Ánder Elosegui en Londres 2012. Foto: zimbio

Bronce en el Europeo 2016

Llega a Río de Janeiro con el aval que supone haberse ganado la plaza olímpica en el Campeonato de Europa, donde alcanzó el tercer puesto. El vasco es un gran competidor, que sabe contemporizar esfuerzos y no comete errores infantiles, reservándose lo mejor para los momentos cumbre. Habrá de rendir a un nivel muy alto para poder estrechar el cerco a la tan ansiada medalla olímpica.

VAVEL Logo