Ojo de Gato: la NHL reduce los pantalones de los porteros
Ojo de Gato: La NHL reduce los pantalones de los porteros | VAVEL.com

La NHL ha estado intentando buscar maneras de mejorar el espectáculo en los partidos y aumentar el número de goles. Para ello se ha centrado, principalmente, en reducir al máximo el tamaño de las equipaciones de los porteros, y hasta ahora le está funcionando. Todas las noches hay algún encuentro con más de diez tantos entre ambos conjuntos, y ya ha habido varios 10-0 esta temporada.

Tras minimizar la longitud de las guardas y el peto, la NHL ordenó a principios de febrero la reducción de los pantalones de los porteros, que debían pasar de 10 a 9 pulgadas de anchura, además de estar más ceñidos a las piernas del guardameta. La liga tomó todas las medidas de los porteros y cada uno de ellos podía elegir un fabricante para diseñar sus nuevos pantalones ajustados a las medidas. Algunos se han quejado y otros no le han dado tanta importancia, llegando a decir incluso que se mueven mejor ahora.

Corey Crawford, que durante el pasado All-Star Game encajó cinco goles en diez minutos, bromeó luego sobre los pantalones que llevaba, ya ajustados a las medidas de la liga. No era la primera vez que los usaba, ya que los había llevado en una derrota por 6-0 contra los Capitals el 13 de enero en el que fue reemplazado tras el quinto gol. “Definitivamente, son más ajustados,” señalaba Crawford sobre el nuevo tamaño de sus pantalones. “No va a ser una gran diferencia, pero hay algunos ajustes que se tienen que hacer con el equipo.”

A Corey Crawford no le ha gustado la nueva medida | Sports Mockery

Ha molestado el hecho de que la regla se efectúe a mitad de temporada, en vez de al comienzo de la próxima, ya que muchos guardametas, con el ajustado calendario de la NHL, apenas tienen tiempo para probarlos en entrenamientos y sentirse cómodos con ellos. “Creo que tener un cambio de equipo a mediados de temporada es una locura, especialmente en la posición de portero,” comenta Mike Smith, de los Arizona Coyotes. “Es una locura que no se pueda esperar hasta el comienzo de la próxima temporada. He estado usando los antiguos pantalones durante toda mi vida, y realmente no sentías que fueran parte de ti. He probado estos nuevos y te limitan mucho los movimientos, por lo que, obviamente, es un gran cambio.”

Calvin Pickard, portero titular de los Colorado Avalanche (tras la lesión de Varlamov), advierte de que el material de los porteros no puede hacerse tan pequeño, principalmente por su seguridad a la hora de recibir los tiros. “Necesitamos estar seguros, especialmente en los entrenamientos, donde nos llegan muchos pucks.” Spencer Martin, el portero suplente de la franquicia, también quiso dar su opinión. “Conozco varias personas que han estado usando diferentes marcas y tenían problemas cuando recibían tiros desde un lado y les daban en el muslo, causándoles molestias. Uno tuvo que ajustarse la longitud de las guardas solo por seguridad, y eso es lo que realmente importa, porque todos van a usar la misma equipación. No sentir los pucks en los entrenamientos es mi prioridad número uno.”

Calvin Pickard |The Denver Post

“Recibí los nuevos pantalones a principios de año, pero seguí usando los viejos simplemente porque eran más grandes y quería usarlos todo el tiempo que me fuera posible,” continuó Martin. “Cuando cambié a los otros hubo una sensación diferente al principio, pero ahora ni siquiera pienso en ello.”

Kay Whitmore, director de la NHL en operaciones y equipamiento de porteros, asegura que la liga ha estado trabajando con la Asociación de Jugadores de la NHL, y ha sido transparente con los cambios. “Al principio del proceso, muchos porteros nos dijeron que no era una buena idea cambiar los pantalones. Obviamente, todos los porteros no están de acuerdo, pero cuando tenemos guardametas cambiando de pantalones unas 10-12 veces al año, es difícil pensar que no es posible un cambio de tamaño.”

Grubauer, portero suplente de los Washington Capitals, dijo que Holtby y él recibieron sus nuevos pantalones hace tan solo unas semanas, y con el parón del All-Star solo tuvieron dos entrenamientos para estrenarlos antes de que fueran obligados a empezar a usarlos. “Hubiera sido más inteligente ajustar las medidas el próximo año, y no ahora a mitad de temporada,” opinó Grubauer. Él cogió los nuevos pantalones para su viaje de dos partidos en St. Louis y Dallas, planeando llevarlos en el patinaje de por la mañana del día que no jugaban.

Holtby piensa que los pantalones son ajustados, lo que hace que el peto se realce y esté más alto. “Puede incluso ayudar en cierta manera,” comenta el guardameta. “Para ser honestos, te mueves mejor en el hielo,” opina Grubauer. “Te sientes un poco mejor cuando estás de pie, porque son más ajustados por arriba.

Martin Jones, de los Sharks, tampoco le da tanta importancia. “Los primeros tres o cuatro patinajes con ellos parecen bastante ajustados, pero cuando juegas un rato con ellos se ajustan bien.

Mike Smith durante un partido | The Score

“Los pantalones siguen estando bien en la cintura,” opina Spencer Martin, “pero alrededor del muslo son más apretados, por lo que a la hora de hacer una mariposa tienes realmente que pensar en apretar más que cuando pones la posición natural. Si me ves antes y ahora, tal vez sea la menor diferencia, pero creo que si se lo digo a alguien no se darían cuenta.”

Grubauer, avisa de que hay una delgada línea entre hacer el equipamiento más pequeño y mantener al portero protegido. “Si muchos chicos se hacen daño con eso, no es bueno. ¿Cuándo terminará esto? ¿Dónde quieren ir a parar? ¿Qué quitarán ahora? ¿Porteros sin stick, sin patines? Que les pongan sandalias, así no pueden empujar. Lo entiendo, no quieren hacer a nadie más grande de lo que es, pero hay que analizarlos antes para estar seguros.”

Devin Dubnyk, portero de los Minnesota Wild, sugiere que la calidad del hielo de cada estadio requiere más atención que la equipación de los porteros. “Construyes un estadio con 20.000 personas, y se va a poner caliente, y si fuera es húmedo, entran todos esos factores. Algunos equipos son extremadamente habilidosos, y a veces solo pueden dar vueltas con el puck porque el hielo no está bien. Prefiero que trabajen en el hielo que en mis guardas y mi peto. No me parece bien que se cambien las equipaciones o las reglas de las equipaciones a mitad de temporada. Creo que nadie está de acuerdo con eso, lo digan o no.”

“Para conseguir más goles, que se aumente el tamaño de las porterías es algo que nunca va a suceder,” comenta Calvin Pickard. “Eso arruinaría la integridad del partido, sería totalmente diferente. Será interesante ver qué sucede los próximos años.”

“El juego es tan rápido, los jugadores son tan buenos, los sticks son cada vez mejores, los tiros son cada vez más fuertes y rápidos, saliendo del palo más rápido,” opina Corey Crawford. “Un portero tiene que hacer mucho para detener esos tiros. SI el hielo es bueno y no hay rebotes cerca, los mejores jugadores no tienen que preocuparse por dónde irá el puck.”

VAVEL Logo