La décima para Movistar Inter
Ortiz levanta la décima Copa de España de la historia de Movistar - Fuente: Vavel

Movistar Inter amplió su reinado en la Copa de España. Ciudad Real fue testigo de un nuevo título de los madrileños en la competición tras imponerse a ElPozo en una larguísima tanda de penaltis. Y ya son diez. En 28 ediciones y habiendo disputado catorce finales. Idilio absoluto del conjunto de la capital con uno de los trofeos más bonitos que existen en el fútbol sala actual.

La victoria no fue fácil. Enfrente, el conjunto contra el que más veces se ha enfrentado: ElPozo Murcia. Los hombres dirigidos por Josan González esperaban vengarse de la edición pasada en Guadalajara, donde perdieron por 2-1. Sin embargo, el maleficio copero se extiende un año más para los murcianos, que han perdido las últimas cinco finales que han disputado. Para ver un título de Copa del conjunto charcutero hay que remontarse a 2010, cuando bajo el nombre de ElPozo Murcia Turística se alzaron con ella al imponerse 3-2 a Lobelle Santiago. 

Máxima igualdad en la pista

La final de Ciudad Real será recordada por la igualdad de ambos equipos durante los 46 minutos que duró el encuentro. Movistar y ElPozo empataron a todo: intensidad, hambre, coraje, errores y lo más importante, goles. En ningún momento hubo un dominador claro, nunca se dio un balón por perdido y ningún equipo consiguió una gran ventaja en el marcador. El tanto de uno provocaba una rápida reacción en el otro. Espectáculo digno de una final de Copa y de uno de los clásicos del fútbol sala español. 

La mayor fluidez de juego inicial de los madrileños era contrarrestada con el juego directo de los murcianos, que buscaron constantemente a Cardinal y Álex para jugar de espaldas en el vértice del área. Tras una serie de avisos el primer tanto llegó para el conjunto de la capital.  La contra, el arma más usada por ElPozo durante los primeros compases del partido, se convirtió en enemiga. Ricardinho rebañó el balón a Pito, condujo hasta la frontal y cedió a Daniel, que la picó sutilmente ante la salida de Fabio. 1-0 a 4 minutos del final. 

La ventaja, no obstante, fue neutralizada rápidamente. Álex se anticipó perfectamente a su marcador en un saque de banda y batió a Jesús Herrero por bajo. El partido entró entonces en un ritmo frenético, sin apenas descanso ni toque de balón, que se movía de área a área constantemente. Hasta que apareció Ricardinho. El portugués fue el más listo de todos y sacó rápido de banda para servir en bandeja el gol a Rafael, que aprovechó el despiste de Andresito en la marca. Con 2-1 se llegó al descanso. 

Los segundos 20 minutos fueron el fiel reflejo del ansia y ganas de levantar la Copa por parte de ambos equipos. ElPozo salió con garra y mordió tanto que le dio la vuelta al marcador en apenas seis minutos, con tantos de Ricardinho en propia puerta, tras un jugadón de Fernando, y de Cardinal en jugada de estrategia. Sin embargo, los madrileños tuvieron una reacción de campeón y lejos de venirse abajo aprovecharon de nuevo la estrategia para poner el empate a tres en el marcador. Rafael aprovechó un tiro mordido de Pola para anotar su segundo tanto del encuentro. El partido entró en un vaivén de golpes, del que ninguno salió ganador, y eso que no faltaron ocasiones. Andresito puso el 4-3 en una contra en la que engañó perfectamente a Jesús Herrero. De héroe a villano en menos de un minuto, pues acto seguido cometió la sexta falta de su equipo sobre Rivillos. Ricardinho no falló desde los 10 metros y estableció, por enésima vez, el empate. 

Miedo en la prórroga y efectividad en los penaltis

La final cambió el formato habitual del torneo y tras la conclusión de los 40 minutos reglamentarios se jugó una prórroga de dos partes, a tres minutos cada una. Ambos equipos tenían ya la quinta falta acumulada y el miedo a cometer un error que les condenara hizo que apenas hubiera ocasiones. Tanto ElPozo como Movistar apostaron por la posesión y por un juego seguro, que limitara las oportunidades del contrario. 

De esta manera se llegó a los penaltis. Hicieron falta 18 lanzamientos para decidir un ganador. A Movistar le salió cara y a ElPozo, cruz. Elías, que no había disputado ningún minuto de la final falló su lanzamiento. Pola no. Su gol dio el décimo título de Copa a los madrileños. El segundo de forma consecutiva y ante el mismo rival. 

VAVEL Logo