El Guadalajara consigue una gran victoria ante el Bidasoa en territorio amarillo
Gran victoria del Quabit Guadalajara en La Catedral Amarilla / Foto: Twitter

El Quabit Guadalajara logró una victoria tremenda en Artaleku por 31 a 29 tras disputar un encuentro de libro ante el CD Bidasoa. Gracias a este partido, los guadalajareños han ascendido al noveno puesto de la Liga Loterías Asobal, adelantando así al club amarillo, el cual últimamente no atraviesa la mejor racha.

Una primera parte igualadísima

Los primeros compases del encuentro comenzaron con defensas férreas y sin fisuras en las dos áreas, pero sobre todo en el área del conjunto de César Montés, el cual solo encajó un gol en cinco minutos. Esta acción tuvo como consecuencia el pedir un tiempo muerto por parte del conjunto local, ya que veía que no sabía cómo penetrar el muro morado. Tras este pequeño parón, el conjunto de Cuétara comenzó a carburar mejor y se notaron las mejoras en el juego táctico-ofensivo.

Desgraciadamente, el jugador del Guadalajara José Manuel Ramos Padilla se lesionó en el minuto 12 de la primera parte y tuvo que ser retirado por el propio cuerpo médico del club. En la segunda parte, volvió al banquillo ayudado, eso sí, por dos compañeros, donde le vendaron la rodilla y colocaron hielo sobre ella.

A partir del minuto 20 se vio un encuentro muy igualado, donde no se veían apenas errores en ninguna área y era muy difícil meter gol. En el minuto 25 con marcador 11-11, se le notaba al Guadalajara algo más cansado que al conjunto amarillo, y los locales supieron aprovechar esa superioridad.  En el 29´52’’ el Guadalajara tenía la oportunidad de meterle un penalti a los de Cuétara, pero una gran parada de Dejanovic lo detuvo, y, por ende, el contrataque del Bidasoa acabó en gol (14-13) e inclinó la balanza del marcador a favor de los locales, con lo que la grada estalló de euforia.

Nada cambió en la segunda parte

En el arranque del segundo tiempo, se vio a un Bidasoa con la intención de comerse al Guadalajara. Y, al menos, al principio eso sucedió y se llegó al minuto 35 con un 18-15 y un Bidasoa imparable. De todos modos, el Guadalajara supo salir adelante tras el pequeño golpe y empezó a remontar el resultado.

Para intentar parar la “sangría”, Cuétara pidió tiempo muerto para intentar enderezar la cosa a como iba al principio de la segunda parte, pero parece que la charla no surtió el efecto esperado en sus jugadores, y el encuentro continuó igual hasta que el Guadalajara logró remontar el resultado, llegando a hacer un parcial de 0-6 en total (19-21).

Luego de la grandísima remontada por parte del conjunto morado, el encuentro se mantuvo igualado casi hasta el final del partido, yendo el Guadalajara uno o dos goles por encima como mucho.

El final del partido fue trepidante, pero para narrarlo, mejor ponerse en situación: minuto 57 y el marcador va 28-29. El balón es del Bidasoa y juega en ataque. Eduard Nonó efectúa el lanzamiento y Javier Hombrados logra atajar el disparo con una grandísima intervención, digna de la mejor versión del guardameta. Tras ello el Guadalajara sale al contrataque y logra el gol que le pone con una diferencia de dos en el luminoso. Tras ello, el Bidasoa salió desesperado a por dos goles y eso solo valió para una pérdida tonta y el tercero del Guadalajara, el cual cerraba del todo el partido.

Nombres propios del partido

En todo el partido hay dos nombres que, sin duda, hay que remarcar, ya que sin sus actuaciones, el resultado habría sido muchísimo más abultado. Esos nombres son Pedja Dejanovic y Javier Hombrados. Aún con una media de paradas de, aproximadamente, un 20% (cosa que es una parada de cada cinco lanzamientos), las pocas atajadas han sido determinantes en el resultado final, ya que siempre surgían en momentos clave.

Tampoco se han quedado atrás en lo que a penaltis se refiere: Dejanovic ha logrado parar dos penaltis de cuatro, lo que le brindaba un 50% en paradas de siete metros. Hombrados, en cambio, ha logrado el 100% en paradas desde la línea de penalti, logrando así atajar 2/2 lanzamientos.

VAVEL Logo