Se acabó el sueño de la décima para el Barça
Raúl Entrerríos ejecuta un lanzamiento ante Shishkarev / Foto: FCBarcelona.es

Se acabó lo que se daba. El FC Barcelona fue eliminado de la Final4 de Colonia de la EHF Champions League por un HC Vardar que estuvo inmenso durante todos los compases del encuentro. Toca reflexionar para los hombres de Xavi Pascual de cara a la próxima temporada y hacer autocrítica para mejorar en las carencias que se han visto durante esta campaña 2016-17.

El Vardar jugará mañana la final ante el todopoderoso y favorito Paris Saint-Germain a las 18:00 (partido que se podrá ver en directo por EHF-TV). Por otro lado, los blaugranas se enfrentarán al conjunto eliminado por el PSG, es decir, el Telekom Veszprém, en un partido por el 3er puesto a las 15:15 (también retransmitido en directo por EHF-TV).

Al FC Barcelona le toca centrarse en la Copa del Rey que se nos avecina cercana. El día 9 de junio a las 16:30 jugará ante el BM Huesca los 1/4 de final, e intentará avanzar posiciones en busca del trofeo. Veremos si al menos consiguen el doblete con los trofeos nacionales.

Primera parte: igualada en todos los aspectos

El encuentro comenzó más que igualado, como estaba previsto que fuese. Los primeros diez minutos concluyeron con un 4-5 a favor del FC Barcelona, lo que avecinaba un poco como iba a ser todo el devenir del encuentro.

A partir del minuto 10 hasta el minuto 15 se vio, probablemente, al mejor conjunto blaugrana de todo el partido, ya que consiguió que el Vardar solo le metiese un gol en 5 minutos y ellos marcaron 3, lo que le daba un poco de oxígeno a los de Xavi Pascual.

Pero este pequeño parcial de 5 minutos no fue más que un espejismo, ya que el Vardar supo coger el ritmo del Barça y empezar a carburar mejor sus ataques. Así, se llegó al minuto 20 con 9-10 en el marcador,  volvía la igualada al luminoso.

Tras esto vinieron unos 10 minutos finales con unas defensas (mejor dicho, unos porteros) increíbles, ya que solo hubo un gol cada dos minutos, lo que dejó el marcador final con 13-12 a favor del conjunto dirigido por Raúl González, con un Barça dubitativo y algo sorprendido, dado el buen juego del equipo macedonio.

Segunda parte: no cambió en nada respecto a la primera

La segunda parte no varió en exceso respecto de la primera, y la igualdad fue la tónica dominante durante el devenir del encuentro. Siempre iba el Vardar uno o dos goles por arriba, pero el Barça no le dejaba marcharse.

En el minuto 50, el Barça conseguía poner la igualada en el luminoso gracias a un golazo a la contra de Aitor Ariño, y metía el miedo en los cuerpos de los jugadores del conjunto macedonio.

Todo seguiría así hasta el final del partido: uno arriba, empate, uno arriba, empate… Así se llegó al minuto 59 del encuentro. Marcó Lazarov y puso la igualada en el luminoso: 25-25. Quedaban aproximadamente 25 segundos y Raúl González pidió tiempo muerto para idear una jugada que les diera el gol con el pase a la final.

El ataque comenzó bien y en el minuto 59 y 55 segundos Luka Cindric lanzó un tremendo pepinazo que dejó desolado a todos los aficionados barcelonistas. 26-25 y el Vardar a la final.

Para terminar, hay que remarcar dos actuaciones, las cuales han sido vitales en el resultado de este partido: la de Arpad Sterbik y la de Gonzalo Pérez de Vargas. Una cosa está clara: la Selección Española puede estar tranquila bajo palos durante unos cuantos años, porque lo de estos dos porteros (sin olvidar a Rodrigo Corrales) es increíble.

VAVEL Logo