La maldición de los QB en los Miami Dolphins
Daunte Culpepper lanzando como jugador de los Dolphins en 2006. Fuente: NFL

Antes de la lesión de Drew Bledsoe parecía que los Dolphins eran el equipo dominante de la AFC East. Dirigidos por Bob Griese y Dan Marino parecía que siempre iban a controlar más o menos su división, pero la llegada del tándem Belichick-Brady destrozó por completo esta idea.

Con la retirada de Marino los Dolphins le dieron la llave de la titularidad a Jay Fiedler y las cosas parecían ir bien. En el año 2000 lograron ganar la división, y en el 2001 a pesar de la presencia de Brady lograron llegar a los playoffs con un 11-5 esperanzador, no obstante no ganaron la división y esto empezaría a ser el principio del fin. Mientras tanto los Patriots se dirigían a su primer anillo, el cual lograron sorprendiendo a los Rams de Kurt Warner.

En 2002 la temporada empezó perfecta, con un 5-1 bajo los mandos de un Fiedler al cual se le veía cómodo. Pero en un partido en Denver se partió el dedo, teniendo que salir el QB suplente, Ray Lucas. Durante 6 partidos Lucas jugó, logrando el dudoso honor del peor partido de la historia de un qb de los Dolphins, con 4 intercepciones y dos fumbles frente a los Bills. A pesar de ello el equipo acabó con un 9-7 pero sin entrar en Playoff. Este año los ganadores de la división fueron los Jets, que sorprendieron a los Patriots y a los Dolphins, sería el último año en el que Brady sanó perdería la división.

2003 también empezó con Fiedler como titular. Tras iniciar la temporada con un 4-2 el qb neoyorkino volvió a lesionarse, saliendo en su lugar Brian Griese. Griese logró mantener al equipo con un buen récord, consiguiendo 3 victorias y 2 derrotas. Pero a pesar de la vuelta de Fiedler, los Dolphins fueron incapaces de ganar a los Patriots y aunque acabaron 10-6 no pudieron pelear por un puesto en Playoff. Mientras tanto el equipo de Brady logró su segunda Superbowl, esta vez frente a los Panthers.

Pero todo empezó a ir peor en 2004. Tras la retirada del RB estrella, Ricky Williams, por un positivo en un control de drogas el equipo se vino abajo. A. J. Feeley llegó al equipo vía trade para competir con Fiedler por el puesto de QB titular. Durante los 10 primeros partidos de la temporada los resultados fueron desastrosos, con un 1-9 como resultado. Tras ello se decidieron a dar la titularidad a Feeley de forma definitiva, y el jugador respondió, logrando un 3-3 en los siguientes 6 partidos, ganando a los Patriots en un histórico partido llamado “The Night That Courage Wore Orange”. También disputo un partido como titular Sage Rosenfals. Esos Patriots sin embargo repetirían como campeones al acabar con los Eagles.

Aunque parecía que 2005 sería el año de Feeley, la decisión de Saban fue traer como Qb titular a Gus Frerotte. Finalmente Feeley fue traspasado a mediados de la temporada por otro QB como fue Cleo Lemon. La temporada de los Dolphins fue positiva, acabando con 9-7 y jugando 15 partidos Frerotte por solo 1 de Rosenfels. No obstante esto no fue suficiente para robarle la división a los Patriots, quien la ganaban ya por 3 año consecutivo, aunque esta vez no lograrían pasar del partido divisional en Playoff.

2006 fue un año decepcionante. Tras la marcha de Frerotte llegó Culpepper (aunque estuvo a punto de llegar Drew Brees), el cual fue titular en los 4 primeros partidos, perdiendo 3 de ellos y teniendo una gran discusión con Saban debido a una lesión de hombro y de rodilla. Esto le dio la alternativa a Joey Harrington, quien a pesar de hacer algunos buenos partidos acabó con un 5-6 y un rating de 0 frente a los Bills. El último partido lo disputó Cleo Lemon, en un partido donde también lo perdieron frente a los Colts pero que le mostró condiciones, acabando en total la temporada en 6-10. Los Patriots por otro lado seguían dominando tranquilamente la división, volviendo a llegar a Playoff aunque perdieron la final de conferencia con los Colts.

Pero si algún año fue malo, este fue 2007. Tras hacer una limpieza completa de plantilla y marcharse Saban se quedó una extraña situación en la posición de QB. Un trade llevó a Green como QB titular, Lemon pasó a ser el suplente, y aun siendo drafteado en segunda ronda ese año Beck fue puesto como tercera espada. Green cayó con una conmoción cerebral en el quinto partido, y a pesar de que Lemon realizó un gran trabajo fue incapaz de mantener el puesto más allá de la semana 11. Beck jugó 4 partidos sin mucho éxito y Lemon volvió para conseguir la única victoria de la temporada frente a los Ravens. Mientras los Dolphins caían al abismo con un 1-15, los Patriots llegaron invictos a la Superbowl, solo para perderla ante unos sorprendentes Giants.

Los cambios en la posición de QB no pararon en 2008, con los Dolphins dejando únicamente a Beck de lo anterior, y trayendo vía draft a Chad Henne y a Pennington de la agencia libre. A pesar del enorme fallo que sería elegir en el 1 del draft al OT Jake Long, este año fue la primera aparición en Playoff del equipo en 6 años. Debido a una lesión de Brady en el partido inaugural los Patriots perdieron parte de su nivel, y Pennington dirigió de forma espectacular al equipo hasta llegar a un 11-5, a la victoria de división para finalmente perder en playoffs frente a los Ravens. No obstante Pennington fue tanto Comeback Player como segundo en las votaciones para el MVP.

Con todo esto se esperaba un gran 2009, pero frente a los Chargers en la tercera jornada Pennington se lesionó del hombro, dejando todo en manos de Chad Henne. Durante todo el año no lo hizo mal pero la temporada acabó con un 7-9 mientras los Patriots volvían a asegurar la división con un 10-6.

2010 tenía como QB titular a Henne, pero a pesar del 4-4 que llevaba fue sustituido por Pennington para el partido frente a los Titans, desgraciadamente Pennington se lesionó una vez más en el hombro en ese encuentro y Henne de la rodilla, lo cual provocó que Thigpen (llegado vía Chiefs después de la lesión del año pasado de Pennington) fuese titular por un partido. Henne volvió a la titularidad, pero siendo muy inconstante, llevando al equipo a otro 7-9 mientras los Patriots seguían dominando la división con un 14-2.

A pesar de la falta de consistencia de Henne se decidió que seguiría siendo el titular para 2011, siendo Matt Moore traido como segunda espada. Pero Henne se lesionó en el cuarto partido de la temporada, frente a los Chargers, dándole el puesto de titular a Moore hasta final de temporada. EL equipo siguió sin mejorar y acabó con un decepcionante 6-10 mientras que, como no, los Patriots de Brady dominaron la AFC East con un 13-3.

Hasta esta fecha estamos hablando de 15 Quarterbacks siendo titulares en algún momento en 10 años, por escasamente 3 de los Patriots: Brady, Bledsoe y Cassel, y de estos tres uno era titular antes que Brady y el otro solo juega por la lesión de Brady. Esta inestabilidad pareció controlarse a partir de 2012.

Tras draftear a Tannehill en el número 8 del draft de 2012 se decidió que el jugador tomase el control de la posición de QB. A pesar de que el dominio de los Patriots ha seguido los Dolphins han ido mejorando poco a poco, en 2012 fue un resultado de 7-9, en 2013 8-8, en 2014 una vez más 8-8, en 2015 cayeron a 6-10 pero finalmente en 2016 el equipo volvió a Playoff con un gran 10-6 y vía wildcard. Desgraciadamente en el último partido de la temporada regular Tannehill se lesiono la rodilla frente a los Cardinals, obligando a Moore a volver a ser titular en los tres últimos partidos de la temporada regular y el playoff.

Tannehill ha recaído de su lesión, lo cual ha obligado a los Dolphins a firmar al recién retirado Jay Cutler, debido a que no confían en Matt Moore. Con esta llegada estamos hablando del decimoséptimo quarterback que llega a los Dolphins para ser titular, la cifra es de uno por año. Es imposible que sin estabilidad en esa posición se pueda competir contra uno de los mejores equipos de la historia y el mayor dominante en este siglo de una división.

La llegada de Jay Cutler con 34 años no parece que sea la idea perfecta de estabilidad, un jugador que ha sido siempre conocido por su falta muchas veces de cabeza. La lesión de Tannehill ha vuelto a poner de manifiesto que la NFL a veces no es justa con un jugador que empezaba a crecer, pero también muestra que el modelo de los Dolphins empieza a ser preocupante.

¿Con 17 quarterbacks nuevos, con múltiples entrenadores y coordinadores ofensivos frente a Brady cómo es posible que un equipo triunfe? Pues según las estadísticas de ninguna forma. En 16 temporadas los Patriots han perdido dos veces la división, en 2002 con Brady en su segundo año y en 2008 con Brady lesionado. Los Dolphins en esos 16 años han entrado tres veces en playoff, y ahora fían su suerte a un jugador más conocido por sus declaraciones de pasotismo que por su juego. O Cutler en estos dos meses se ha convertido en lo que prometía en Denver y Tannehill el año que viene está milagrosamente recuperado o podemos hablar de que los Dolphins siguen en un agujero negro que se produjo con Brady y que parece que no se aleja de la franquicia de Florida. 

VAVEL Logo