Ziggler descontento con los fanáticos
Fuente: WWE

El 20 de junio fue la última vez que Dolph Ziggler había hecho aparición en un show televisado de SmackDown Live, donde caería frente a Shinsuke Nakamura. Dos meses después, pasado el evento SummerSlam, regresaría informando que presentaría un lado que no hemos visto de él.

Un año atrás era contendiente número uno al Campeonato de WWE que ostentaba Dean Ambrose, pero la situación que vive Dolph no es la misma en 2017. Nuevas caras se han incorporado a la empresa y entre ellas se ha concentrado el universo últimamente.

“Estoy emocionado de reintroducirme a los fanáticos… en una entrevista tras bastidores”, mencionó de una forma irónica en su regreso el pasado 22 de agosto. Agregó haber encontrado la forma de ser relevante, “Empezaré a cantar, tocar guitarra, quizás rapear o bailar un poco (…)” comentó con tono de burla. Además, en una segunda entrevista la semana siguiente, se mostró molesto con otros personajes y la forma como eran apoyados.

El cambio de faceta, según el mismo mencionó, es el poco reconcomiendo recibido tras diez años de carrera “haciendo en el ring lo que nadie más puede hacer” -dijo- “Yo soy una estrella, pero ellos (los fanáticos) se han distraído”.  Responde estar en contra de los luchadores llamativos, con brillos, chaquetas elegantes, señalando directamente el movimiento “You can´t see me” de John Cena. RAW no se salva de la molestia del “Show-off”, disgustado por Elias Samson y sus interpretaciones con guitarra.

“¿Qué tengo que hacer para ser notable aquí?” fue parte la frustración que cae en el luchador. Entrar en motocicleta, beber cervezas como Stone Cold, o llenarse de pintura como Finn Bálor, entre otras, fueron menciones de queja por parte del ex campeón intercontinental.

Aun no hay certeza de los planes que presentara Dolph Ziggler las próximas semanas, pero se espera que el cambio sea para volver a los planos estelares de la empresa de cara a los siguientes eventos.

VAVEL Logo