Adam Cole y sus esbirros sembraron el caos durante la noche
Adam Cole, Bobby Fish y Kyle O'Reilly atacando a Drew McIntyre en la rampa de entrada | Fuente: WWE.com

Un nuevo show en la marca amarilla este 30 de agosto en el cual dos aspectos se robaron la noche: La intervención violenta de Adam Cole y sus secuaces durante el evento y el cambio físico que han dado algunos luchadores desde la última vez que se les vio en pantalla. Aunque hubieron tres combates no tuvieron tanta relevancia como los dos aspectos anteriores.

El show empezó con imágenes en los aparcamientos del recinto donde varios luchadores y algunos miembros del equipo técnico se hallaban en el suelo, aparentemente sufrieron una paliza, pero no se encontró a ningún agresor. William Regal, gerente general de NXT, estaba nervioso y ansioso de encontrar a los culpables.

Drew McIntyre quiere a Adam Cole y sus esbirros

McIntyre salió al ring antes del primer combate para llamar públicamente a Adam Cole, Bobby Fish y Kyle O'Reilly por su ataque tras haber ganado el título máximo tras NXT TakeOver, sin embargo salió Roderick Strong, para encararlo y para desafiarlo para un combate por el título. El campeón aceptó, con la condición de que debía de ganar el combate de esa misma noche.

Peyton Royce vs. Ruby Riot

Acompañada por su compañera Billie Kay, Royce afrontó un nuevo combate en el cual se enfrentaría en esta ocasión a Riot. Parece ser que Asuka dejará vacante el título femenino la semana que viene por un anuncio de que la luchadora estará presente el próximo programa, por esto la empresa parece dar un empuje a Royce para hacerla en planes futuros un campeona top heel en la marca amarilla. Esto se nota por su éxito en los últimos combates, y este no era la excepción, puesto que derrotó a Riot al aplicarle su movimiento final y cubriéndola con la cuenta de tres. Ganó gracias a la continua intervención de Kay.

Heavy Machinery vs. Damien Aweel & Edwin Negron

HM ha vuelto a la marca amarilla tras su derrota por los títulos por parejas hace un mes, y esta vez ha venido con mucha fuerza. Se enfrentaba a dos luchadores locales, a los cuales los derrotaron sin ninguna dificultad aplicando su movimiento final en equipo. Hay que destacar que ambos luchadores han dado un cambio físico notorio, siendo más voluminosos que la última vez.

Después, el gerente de NXT estuvo hablando seriamente con Lance Sullivan, y como castigo por sus palizas a No Way Jose se enfrentará la semana que viene a tres luchadores en un combate con hándicap de tres contra uno. También se han anunciado nuevos combate para la próxima semana, los cuales son: Cezar Bononi vs. Andrade "Cien" Almas y Kassius Ohno vs. Hideo Itami en un combate sin descalificación.

Evento principal: Roderick Strong vs. Bobby Roode

Estos dos luchadores se enfrentaron por el problema personal que tienen ellos y para terminar con la rivalidad que aún une a Roode con NXT, debido a que el ya ha sido transferido a SmackDown. Hay que decir que es probablemente uno de los mejores combates de Strong en su carrera, puesto que tuvo un buena química con Roode y fue un combate limpio, con muchos momentazos. Finalmente, tras aplicar dos movimientos finales seguidos, Strong derrotó a Roode proclamándose contendiente principal por el título máximo de NXT. Después del combate, McIntyre salió a celebrar su victoria y a aplaudirlo, pero en ese momento Adam Cole y su séquito lo atacó por la espalda y lo nockearon en la rampa de entrada. Regal junto con miembros de seguridad salieron tras ellos, ya que estuvieron generando peleas y conflictos durante toda la noche, pero desaparecieron por los aparcamientos, dejando la incógnita de su próximo plan de la semana que viene.

VAVEL Logo