La primera réferi del wrestling
Jessika Carr | Fuente: WWE

Hace no mucho tiempo las mujeres no eran parte esencial de la lucha libre, y en ocasiones eran tomadas sólo como un complemento dentro del mismo. Un par de años atrás WWE comenzó a crear la llamada “Women´s Revolution” (revolución femenina), que pretendía traer a un plano estelar las actuaciones de las mujeres, dejando por un lado la mención de éstas como divas, pasando a ser consideradas como superestrellas femeninas.

Con tres campeonatos destinados a las luchadoras en sus respectivas marcas (RAW, SmackDown Live y NXT), la empresa ha manejado el impulso de las féminas a tal punto de estar como estelares en eventos televisados y pagos por ver. Con la creación del torneo Mae Young Classic se expande más el terreno de desarrollo femenino, donde como novedad, se presenta a la primer réferi de tiempo completo, Jessika Carr.

Oriunda de Baltimore, es una antigua luchadora profesional formada por los experimentados Dudley Boys y Gillberg. Inicio su preparación en 2009, dentro del ámbito independiente era conocida como Kennadi Brink, llegando a ser posicionada como la peleadora número 47 del mundo en 2014, según Pro Wrestling Illustrated.

Dentro del centro de formación de WWE, el gerente general de NXT, el británico William Regal, le propuso cambiar su faceta como luchadora por la de oficial, la cual sin dudarlo aceptó. Carr afirma que los árbitros no son insignificantes, "somos igual de importantes que los participantes, somos la tercera persona del encuentro”.

Hizo su debut en un evento en vivo de NXT el pasado 1 de junio en un combate entre Lars Sullivan y Kishan Raftaar, sin embargo, el torneo en honor a Mae Young será su presentación oficial que pretende dejar una huella en la industria, debido a que distintas empresas, como WWE, aún no cuentan con oficiales femeninas, salvo en ocasiones especiales y en su mayoría luchadoras. 

VAVEL Logo