¿Es aburrido el ajedrez?
Sheldon Cooper y su ajedrez en 3d | http://ajedrezcusco.blogspot.com.es

Cuando ponen en la tesitura de explicar si es el ajedrez aburrido o no es bueno enseñar este vídeo:

¿Habéis aguantado hasta el final? Es indudable que el ajedrez rápido en emoción no tiene nada que envidiar al fútbol ni al baloncesto. Caballos, alfiles, torres, damas, una mente contra otra con un reloj de por medio siempre es divertido para el espectador. 64 casillas que en lugar de hacer pases sin mirar o sombreros, el caballo amenaza ataques dobles increíbles como en esta ocasión donde la cara de Nakamura es todo un poema.

Para mucha gente el problema del ajedrez es que es un deporte difícil. Cualquiera puede opinar sobre una jugada de fútbol, e incluso esta sociedad ha conseguido que te sonrojes si no sabes lo que es un fuera de juego. Pero, ¿cómo puedes opinar si ese alfil es malo o bueno? ¿Cualquier opinión al respecto vale? Ese es uno de los problemas y ventajas del público en ajedrez: no todo comentario vale. Y esto es así porque los módulos (máquinas) que hay detrás aportan sus ventajas y virtudes. Sabes su opinión y quien según ellos está mejor, y aún así no con eso es suficiente, porque una posición puede estar igualada según el módulo y ser complicadísima de jugar por parte de ambos bandos, o de un bando en concreto. Los comentarios simples en ajedrez no valen y hay que saber de lo que se está hablando y meterse en la partida.

Enfiladas, clavadas, ataques dobles, finales de torres, damas dando continuos cuando se encuentran en desventaja de material... el ajedrez es un mundo lleno de complicaciones difíciles de explicar. Las tablas son un resultado que muchas veces si son sin lucha empañan un juego que tiene magia y engancha al que se atreve a ver más allá. Pero, ¿por qué socialmente no es tan popular?

Sheldon Cooper y su ajedrez en 3d.

En el fútbol, en el baloncesto o en el tenis siempre quieres ver ganar a tu equipo o a tu jugador favorito. Pero, ¿y en el ajedrez? ¿Cuál puede ser mi equipo favorito? ¿Cuál es mi jugador favorito? En tenis, con Rafa Nadal, España tiene un referente claro y éste casi siempre está en todos los torneos. En ajedrez es diferente. Podemos seguir a Paco Vallejo o al niño Antón pero no siempre están en los torneos de la élite, ya que a esa élite está secuestrada por cinco jugadores del top mundial. ¿Y nuestro equipo? El ajedrez por equipos es un baile de ajedrecistas donde es difícil que un jugador pertenezca a un mismo equipo. Quizás la olimpiada sea donde podemos seguir a España como nuestra representación pero parece que no es un torneo que acabe de enganchar.

En el mundo de las nuevas tecnologías parece que Chess24 está dando un gran paso en esa pasión. Mucha gente sigue a su equipo lleno de jugadores que son grandes amigos, el Virgen de Atocha, como un referente y siguiendo a sus miembros como Pepe Cuenca, el Divis (David Martínez) o el niño Antón como grandes simpatizantes por los aficionados donde siempre tienen ese sentimiento de querer que ellos ganen debido a la cercanía que transmiten en sus retransmisiones. Creo que aquí es donde está la línea de si el ajedrez es aburrido o no para el aficionado. En ese sentimiento de pertenecer a una comunidad.

David Antón jugando con su equipo Virgen de Atocha
David Antón jugando con su equipo Virgen de Atocha

El tenis tiene a los que están a favor de Nadal o a favor de Federer. El fútbol a los madridistas, los culés y los colchoneros. El baloncesto con Curry y Lebron. En el ajedrez tuvimos la época de Kasparov y Karpov, pero, ¿hay alguna manera de crear aficionados en España? Los clubes tienen que coger fuerza en esta faceta y crear esos sentimientos en los aficionados. Conseguir ser los culés o los merengues de las 64 casillas. Clubes como el Laboratorio Sys Paterna con Francisco Vallejo en sus filas están haciendo una gran labor para mantener esa afición, ya se habló de ello en una entrevista aquí en Vavel. Otro club que genera mucha admiración es el Club d'Escacs Barbera, donde han conseguido alzarse con el título este año de Segunda División y han mostrado una manera de jugar muy vistosa para el espectador en ese campeonato de España. Los murcianos de Duo-Chess con varios equipos en las diferentes categorías del campeonato de España y una cantera para envidiar a toda España son otro gran ejemplo de club con identidad propia.

Por lo que para mí el ajedrez es más divertido cuando se juega en equipo. Cuando sientes esa sensación de querer apoyar con toda tu fuerza a los tuyos. Y conseguir ese sentimiento lleva tiempo. Un club no nace en un día. Hay que conseguir en España crear camisetas que representen nuestro deporte. El ajedrez siempre que se comparte hace que todos crezcamos juntos y evolucionemos tanto en nuestro juego como en nuestra manera de ver las cosas. Una apertura preparada entre varios, un final analizado, un consejo compartido e incluso una experiencia contada en un artículo hace que la afición al ajedrez aumente dentro del club y sus alrededores. Y eso demuestra que un club nunca es solo un jugador, sino un conjunto de personas aficionadas a los misterios que esconde el ajedrez.

Club Ajedrez Tomelloso en el Regional de Rápidas de CTM
Club Ajedrez Tomelloso en el Regional de Rápidas de CTM

En este mundo en el cual cada vez más nos estamos convirtiendo en eternos aprendices debido a la rapidez en la que avanzan las nuevas tecnologías, tenemos que conseguir estabilizar clubes y olvidarnos de rápidos equipos para ganar campeonatos, de rápidos me gusta con un niño o niña con su copa, y empezar a crear esa afición de raíz, donde uno sienta los colores de su equipo de ajedrez como la de su equipo de fútbol y evolucione su juego juntos a sus amigos y compañeros de club.


¿Y tú? ¿Te atreves a compartir tu ajedrez?

Y que mejor que empezar apoyando a los representantes españoles en la copa del mundo de ajedrez. Suerte para Paco Vallejo que aún continúa en las eliminatorias. Es una pena pero hemos disfrutado mucho siguiendo a Iván Salgado y David Antón en la primera eliminatoria. Démosle a Paco toda nuestra fuerza desde casa.

VAVEL Logo