La defensa de los Bills congela a los Falcons
Matt Ryan / Foto: NFL

Con algo más de tres minutos y sin tiempos muertos empezó el último ataque de los Falcons. Como durante todo el partido, Freeman se partió el pecho para ganar yardas. Matt Ryan completó una buena serie para llegar a la red zone. En ese momento los Bills se temían lo peor. Taylor se puso en la banda a lanzar pases para calentar el hombro. Mientras, los subcampeones llegaban al cuarto down faltándoles tan solo una yarda. Y en ese momento, Matty ice se deshizo ante la tensión y lanzó un pase desastroso hacia Gabriel, que nada pudo hacer para atrapar el balón. La sorpresa saltó en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta. La cara del quarterback de los Falcons lo decía todo… ¡Vaya noche!

Los Bills despojaron del título de invictos a los Falcons y ahora mismo los Chiefs son los únicos que han ganado todos sus partidos a falta del de esta jornada que aún no han disputado. Gran parte de la culpa la tiene la sobriedad de Matt Ryan. Sí, la sobriedad… o la falta de ella. Si la temporada pasada demostró ser uno de los mejores mariscales de campo de la liga, este año le está faltando esa calma que le llevó a ganarse el apodo de “hombre de hielo”. En el encuentro ante los Bills, Ryan sufrió mucho.

Ofensiva sin Julio Jones

Lo peor de todo para el quarterback fue la pérdida de su mejor aliado, Julio Jones. El receptor no pudo terminar el partido y eso lo notó el equipo. No poder contar con uno de los mejores receptores de toda la liga, fue clave para entender la derrota de los Falcons en su estadio ante los Bills. Unos Bills que, por cierto, tras esta victoria lideran la NFC este con tres victorias frente a una derrota.

Pero volvamos al partido… Sin Julio Jones, Matt Ryan tuvo que poner el punto de mira en otros receptores. Si bien es cierto que los Falcons tienen una gran variedad de alternativas en ataque como demostraron el año pasado, este no fue el día de la ofensiva. Mostraron su gran habilidad en carrera con dos grandes jugadores. Devonta Freeman, el runningback mejor pagado de la liga, y Tevin Coleman. Los dos se compenetran a la perfección y hacen que la ofensiva de los Falcons sea temida. Más aún, si ante la falta de Julio Jones, Coleman es el que más yardas consiguió, tanto de recepción como de carrera.

Hyde y Hauschka los hombres más destacados

Los Bills aprovecharon todos estos factores para llevarse el partido. No dudaron. O no lo hicieron teniendo en cuenta las posibilidades del equipo de Buffalo. Hyde aprovechó las imprecisiones de Ryan y las manos de mantequilla de alguno de sus receptores para interceptar el balón en dos ocasiones. La presión que ejercieron contra el quarterback de Atlanta surgió sus frutos. Consiguieron hacerle un sack, Matty Ice hizo un fumble y los de Buffalo recuperaron el balón. La defensa de los Bills jugó increíblemente bien y convirtió a la bestia que es el ataque de los Falcons en un animalillo indefenso.

Aunque si hubo un nombre destacado dentro del equipo visitante fue Stephen Hauschka. El kicker demostró el gran fichaje que hizo su equipo al contar con él. Anotó 11 puntos divididos en dos puntos extra y tres Field Goals. Dos de ellos desde más de 50 yardas. El pateador lleva 11 tiros libres desde una distancia mayor a las 50 yardas anotados de forma consecutiva. No falla uno desde esa distancia desde el 21 de diciembre de 2014 cuando sus, por aquel entonces, Seahawks se enfrentaron a los Cardinals.

Si bien las anteriores semanas los Falcons se consiguieron salvar en el último instante, esta vez la defensa de los Bills y Hauschka dejaron helados a Matty Ice y compañía.

VAVEL Logo