El Liberbank Ciudad Encantada sigue de dulce
Fernando Hernández lanza un 7 metros ante Leo Maciel. Foto: Atlético Valladolid.

El Liberbank Ciudad Encantada confirmó su gran estado de forma tras superar a un rival directo como el Recoletas Atlético Valladolid por 3 goles de diferencia, 25 a 22. Los de Cuenca lideraron el marcador durante prácticamente todo el encuentro, salvo en el 0-1 inicial, aprovechando la poca efectividad pucelana en ataque para llegar al descanso con el resultado de 13 a 8.

Tras una primera parte para olvidar, el conjunto dirigido por Nacho González se mostró más acertado de cara a portería en el segundo periodo, llegando a reducir la diferencia a un solo gol. Sin embargo, los de Lidio Jiménez volvieron a ser más efectivos en los instantes decisivos para dejar así los dos puntos en Cuenca.

Esta nueva victoria mantiene al Liberbank Ciudad Encantada con 8 puntos, debido al triunfo del ABANCA Ademar León en Zamora. El equipo conquense ha logrado cuatro victorias en los cinco partidos disputados, firmando un comienzo de temporada memorable.

Mientras tanto, el Recoletas Atlético Valladolid se queda con 5 puntos en su casillero, con dos victorias, un empate y dos derrotas, y pone fin a una racha de dos triunfos consecutivos.

Mal arranque visitante

Poco tardaron los hombres de Nacho González en adelantarse en el marcador, ya que Víctor Rodríguez abrió la lata en el primer ataque del encuentro. Sin embargo esta iba a ser la única ocasión en que el luminoso iba a estar liderado por el equipo visitante, ya que el Ciudad Encantada logró un parcial de 5-0 ante un Recoletas Atlético Valladolid muy desacertado y que perdía el balón con excesiva facilidad.

Nacho González no dudó en pedir tiempo muerto para tratar de reorganizar a sus hombres, pero las cosas iban a cambiar poco para los pucelanos. La buena defensa local complicaba los ataques de un flojo Valladolid, y para colmo los de pucela se topaban con un inspiradísimo Leo Maciel cada vez que tiraban a puerta. Tanto es así que a los 22 minutos de partido el resultado era de 10 goles a 4, aunque fue Lidio Jiménez quien decidió parar el duelo ya que su equipo también se estaba mostrando menos resolutivo de lo esperado y no lograba aumentar la diferencia.

Fue entonces cuando el Recoletas Atlético Valladolid ofreció su mejor nivel, acercándose hasta el 11-8 gracias al acierto de Javi Díaz bajo los palos y a la clara mejoría de los suyos en el juego ofensivo. Sin embargo, cuando parecía que el partido iba a llegar al descanso con un marcador igualado, la aparición de Thiago Alves y Leo Maciel, que habían sido claves en el gran arranque local, sirvió para aumentar la diferencia hasta el 13-8 con el que concluyó el primer periodo.

Fernando Hernández alcanzó los 1800 goles en Asobal. Foto: Atlético Valladolid.
Fernando Hernández alcanzó los 1800 goles en Asobal. Foto: Atlético Valladolid.

Los últimos minutos dictan sentencia

Tras el tiempo de descanso el Recoletas Atlético Valladolid salió dispuesto a recuperar su mejor nivel para acercarse en el marcador. Javi Díaz seguía frenando las ofensivas locales, lo que sumado a la gran efectividad del capitán Fernando Hernández (máximo anotador del encuentro al lograr 8 goles en 8 lanzamientos), sirvió para poner el 15-12 a falta de 23 minutos para la conclusión.

El conjunto visitante reducía peligrosamente la renta conquense y después de que una contra pucelana acabara en el 17-16, obra del argentino Viscovich, Lidio Jiménez pidió tiempo muerto. Este dio paso a unos minutos en los que las defensas superaron claramente a los ataques, dejando el marcador en un ajustado 20 a 19 cuando solo restaban 10 minutos para la conclusión.

Entonces, una pérdida en ataque del Ciudad Encantada dio al Atlético Valladolid la oportunidad de empatar por fin un encuentro que se antojaba muy complicado tras el primer tiempo. Sin embargo, los de Nacho González no acertaron en su salida al contraataque, situación que aprovechó el conjunto local para lograr un parcial de 3-0 y poner el 23 a 19 ante la incredulidad visitante.

Los pucelanos no tiraron la toalla y volvieron a ponerse a 2 cuando restaban algo menos de 4 minutos, pero de nuevo la aparición de Thiago Alves (con un gol en inferioridad numérica) y de Leo Maciel (deteniendo el lanzamiento de Rubén Río) sirvió para poner el 24 a 21 y decantar un duelo que terminaría con el resultado de 25 a 22.

La próxima semana los hombres del Liberbank Ciudad Encantada se desplazarán hasta Cangas para medirse al Frigoríficos Morrazo, mientras que el Recoletas Atlético Valladolid recibirá al Bidasoa Irún en Huerta del Rey.

VAVEL Logo