Thielen iguala a Randy Moss
Thielen iguala a Randy Moss | Foto: Minnesota Vikings

Randy Moss rompió casi todos los récords imaginables en los Minnesota Vikings. Tras ser elegido en la primera ronda del Draft de 1998, se convirtió en un ídolo de la afición y uno de los mejores jugadores de la historia del equipo.

 Ya en su primera temporada batió varios récords: el jugador con más touchdowns de recepción (17) en una temporada rookie. Fue el tercer jugador de la liga en yardas recibidas y acabó siendo elegido el Novato Ofensivo del Año.

En cada una de sus seis primeras temporadas en la NFL superó las mil yardas de recepción y fue a la Pro Bowl cinco veces en los siete años que jugó para ellos. Es una leyenda no solo de los Vikings, sino que de la liga en general.

Pues, ni más ni menos que Adam Thielen, no drafteado en 2013, ha igualado uno de sus récords: conseguir 900 yardas en los primeros 10 partidos de una temporada. Moss ya no es el único en haberlo logrado para los de Minnesota. Y es que Thielen está a un nivel tan alto que estadísticamente su temporada se asemeja mucho a una de Randy Moss.

Lo que está haciendo este año Adam Thielen es de locos. Para empezar, es el primer jugador de la franquicia en superar las mil yardas desde que Sydney Rice lo lograra en 2009, y eso que aún restan cinco partidos.

Su juego es una combinación de buenas manos, pues se centra en asegurar la posesión antes de comenzar a correr, y la capacidad de hacer big plays y sumar muchísimas yardas tras recepción. Tiene una habilidad y una velocidad inmensas, que le permiten encarar a los jugadores de la secundaria rival y hacerles muy difícil el placaje. El mejor ejemplo fue el sorprendente touchdown de 65 yardas contra Los Angeles Rams.

En definitiva, se podría decir que Adam Thielen está buscándose su propio hueco en la franquicia de Minnesota. Además, el hecho de que no fuera elegido en el draft le aporta un tinte de auto superación a su historia que la hace preciosa.

Habrá que seguir muy de cerca la evolución de este jugador, y en el futuro muy cercano, incluso, puede tener un papel muy determinante en los playoffs de este año.

VAVEL Logo