Pittsburgh asegura la AFC Norte con otra remontada
'Big Ben' volvió a liderar la remontada en el último cuarto | Foto: Pittsburgh Steelers

Pittsburgh asegura la AFC Norte con otra remontada

Una vez más, los Steelers vinieron de atrás en el último cuarto para llevarse una victoria que lucía imposible.

rodrigo-camacho-aldaz
Rodrigo Camacho Aldaz
Baltimore RavensJoe Flacco: 20-36, 269 YDS, 2 TD, INT; Alex Collins: 18 CAR, 120 YDS, TD; Mike Wallace: 3 REC, 72 YDS.
Pittsburgh SteelersBen Roethlisberger: 44-66, 506 YDS, 2 TD; Le'Veon Bell 13 CAR, 48 YDS, 2 TD, 9 REC, 77 YDS, 2 TD; Antonio Brown: 11 REC, 213 YDS.

De la mano de una notable actuación de la Triple B a la ofensiva, y a pesar de un dudoso desempeño de su defensiva, los Pittsburgh Steelers lograron remontar a los Baltimore Ravens en una nueva edición del tradicional Sunday Night Football. El Heinz Field volvió a presenciar cómo su equipo aseguraba el título de la AFC Norte ante su rival más odiado, como sucedió la temporada pasada. 

Del dominio a la inoperancia

Todo pintaba de maravilla para los locales en el inicio del partido. Los Ravens tuvieron la primer serie ofensiva del encuentro y la defensiva de los Steelers logró interceptar a Joe Flacco para mantener el marcador en ceros. Pittsburgh logró capitalizar la primer jugada grande de la noche y la convirtió en el touchdown de la noche para Le'Veon Bell, con una recepción de 20 yardas. 

Bell ampliaría la ventaja con un acarreo de una yarda para aumentar el marcador y colocar a Pittsburgh con una clara ventaja, que hasta el momento evidenciaba lo que ocurría en el emparrillado. No obstante, el despertar de Baltimore iniciaría con una anotación de Chris Moore en el segundo cuarto para recortar distancias. 

Los Ravens identificaron que el ataque terrestre podría funcionar como su mejor herramienta. La ausencia de Ryan Shazier continuaba sensible en Pittsburgh, y Alex Collins se encargó de aprovecharla al máximo. Luego de sobrevivir a un par de tacleadas, el número 34 de los visitantes llegó a la zona prometida para darle a su equipo su primer touchdown de la noche. 

Chris Boswell cerraría la primera mitad con su segundo gol de campo del día para dejar el marcador 20-14 a favor de los Steelers. Después, el ataque que habían construido se desvanecería durante 15 minutos. 

El tercer cuarto fue únicamente para los Ravens. Collins continuó explotando el juego terrestre y a los Steelers cada vez les costaba más poder detener a los visitantes. Baltimore consiguió una seguidilla de 17 puntos sin respuesta, con un gol de campo de Justin Tucker, una anotación por tierra de Javorius Allen y una recepción de touchdown de Patrick Ricard. A falta de 15 minutos, el marcador ahora lucía 31-20 a favor de los dirigos por Jim Harbaugh

Nueva remontada, mismo desenlace

Poco a poco Pittsburgh empezó a tejer un nuevo plan para venir de atrás de nueva cuenta. Después de un tercer gol de campo de Boswell, un nuevo pase de anotación de Ben Roethlisberger, esta vez al fullback Roosevelt Nix acercó a los locales en el marcador. 

Baltimore intentaría apagar las esperanzas del Heinz Field con una nueva serie ofensiva basada en el juego terrestre y con Alex Collins como el líder principal. Un costoso castigo en contra de la defensiva de los Steelers puso a los Ravens en la segunda mitad del campo, y los visitantes no desaprovecharían la oportunidad de salir con puntos. Nuevamente Javorius Allen llegaría a la zona de anotación para hacer más grande la ventaja que ya tenían. 

Apoyado en Antonio Brown y Le'Veon Bell, el Big Ben llevó a cabo una serie ofensiva que cerró con broche de oro su número 26. Bell consiguió su tercer touchdown de la noche con un acarreo de 11 yardas, y los Steelers se colocaron a dos puntos del empate con poco más de tres minutos por jugarse. Después, necesitaron de una buena actuación de la defensiva, y llegó en el momento crucial. Un tres y fuera de la ofensiva de Baltimore le devolvió el balón a los dirigidos por Mike Tomlin con más de dos minutos en el reloj. 

Después de empezar en su propia yarda 10, Pittsburgh logró resurgir de las cenizas con dos jugadas grandes: un primero y 10 con un pase a Jesse James y un pase profundo a Antonio Brown de 34 yardas. La ofensiva no pudo cerrar con broche de oro, pero Chris Boswell apareció para conectar el que terminaría siendo su cuarto gol de campo ganador en los últimos cinco partidos. 

Flacco y compañía intentaron acercar a Tucker a territorio de gol de campo, pero nuevamente la defensiva Pittsburgh apareció cuando tenía que hacerlo. Con T. J. Watt como su líder principal, detuvieron a los Ravens y aseguraron más que solo la victoria en el Sunday Night Football.

Campeones divisionales

Con la victoria, Pittsburgh aseguró su tercer título divisional de manera consecutiva. Nuevamente ante Baltimore, como hicieron el año pasado con la milagrosa anotación de Antonio Brown. Con tres semanas por disputar, los Steelers se convirtieron en los segundos campeones divisionales del día, solo detrás de los Philadelphia Eagles, que consiguieron el título unas horas antes. 

A pesar de ser el primer equipo de la Conferencia Americana en asegurar su lugar en los playoffs, los Steelers continuarán con la exigencia al máximo, buscando mantener el primer lugar de la conferencia para poder recibir la postemporada en Heinz Field. Luego de muchas dudas a la defensiva, a Pittsburgh le espera la que podría ser la semana más complicada de la temporada regular, cuando reciban a los New England Patriots en el partido que puede definir al sembrado número uno. 

Por su parte, los Ravens, que continúan en la pelea por el comodín de la americana, visitarán a los Cleveland Browns la próxima semana. Un partido que debería ser de mero trámite para Baltimore, a pesar de enfrentarlo en condición de visitante. 

VAVEL Logo