Miami acaba con la racha de los Patriots
Kenyan Drake ha resultado ser la mejor opción para la ofensiva de Miami, tras la marcha de Ajayi

Los Patriots cayeron ante los Dolphins 27-20, en el partido Monday Night Football (MNF) en el Hard Rock Stadium, casa de los delfines y estadio que parece ser la "kriptonita" de Brady.

El partido de MNF tenía varias connotaciones para ambos equipos: para los de Miami suponía mantener las esperanzas de ir a los playoff viva, con un récord de 6-7, los Dolphins tienen ante sí dos partidos contra los Buffalo Bills, que de ganarles conseguirían quitarles el puesto en la división y venciendo a los Kansas City en la semana 16 se asegurarían la ronda de wildcard.

Por su parte, para los de Nueva Inglaterra, ha supuesto mucho más. Con esta derrota se ha puesto fin a la racha de 14 partidos fuera de casa, y ha dejado a los Pittsburgh Steelers en solitario con el mejor récord de la AFC.

La ofensiva de los Patriots no fueron capaces de avanzar por el campo ante un equipo que habían ganado hace dos semanas. Tom Brady, regaló el balón hasta en dos ocasiones (algo nada común en él) que los Dolphins no tardaron en convertirlos en 10 puntos. Asimismo, el equipo fue incapaz de completar ni un solo 3er down de 11 intentos, consiguiendo tan solo 248 yardas totales, que se convierte en el menor número para la ofensiva nº1 de la NFL.

Primera Parte

El equipo liderado por Jay Cutler consiguió anotar el primero. En el primer drive, con un gol de campo de su pateador, Parkey (3-0), y tras recibir el balón de una intercepción de Brady, fueron capaces de anotar otro gol de campo (6-0).

Tras un primer cuarto lleno de three-and-outs, la ofensiva de los Patriots parecía tener un poco más de ritmo. Intercambiando a Dion Lewis y Rex Burkhead,  fueron capaces de avanzar hasta el campo de los Dolphins. Pero no fue hasta que un balón profundo a Brandin Cooks, que acabaría en una interferencia de pase, que los de Nueva Inglaterra avanzarían con posibilidades de anotar. Ya en la yarda 5 , sería Burkhead quien anotaría el TD para dar el liderato al equipo visitante (7-6).

El equipo de Cutler no tardaría en responder con un touchdown, de la mano de uno de su jugador más explosivo, Jarvis Landry, pero gracias a que previamente la sensación del momento, Kenyan Drake consiguiera atrapar un pase de 47 yardas (13-7).

Finalmente, antes de que terminara la primera parte y como es habitual en el juego de  Nueva Inglaterra, Tom Brady y los suyos acabarían anotando. Sin posibilidad de cumplir los terceros downs, no tuvieron más remedio que probar con un gol de campo, que Gostkowski anoto sin problema, recortando así las distancias al medio tiempo (13-10).

Segunda Parte

Con posesión al inicio del drive en la segunda parte, Brady volvió a sentir la constante presión de la defensa de Miami, recibiendo un sack de Jordan Philips. Fruta de esta presión, en la próxima jugada, Brady forzó el balón a Cooks con un balón profundo, que acabaría por interceptar por segunda vez Howard.

Por su parte, la ofensiva de Miami parecía haber encontrado su ritmo, con un Jay Cutler irreconocible, conectando con Kenny Stills, Kenyan Drake y finalmente con Jakeem Grant que a pesar de estar cubierto por Malcolm Butler, fue capaz de atrapar un balón en la zona de anotación sin problema (20-10).

Los problemas de los Patriots fueron constantes, y así siguió el resto de la noche, con múltiples sacks de Ndamukong Sus y Cameron Wake, Brady no fue capaz de convertir ningún 3er down. Así, mientras la ofensiva de los Patriots no era capaz de avanzar, la de los Dolphins acabaría anotando otro touchdown, de nuevo de la mano de Jarvis Landry (27-10).

Más adelante, tras múltiples torees-and-outs de ambos equipos, y tras varias conexiones entre Brady y Amendola, los Patriots recurrirían a James White en 2ª y gol para sumar siete puntos (27-17) y así intentar otra remontada. Sin embargo, con el partido a punto de terminar, solo fueron capaces de conseguir otros tres puntos a través de Gostkowski (27-20).

Con la mente en la próxima semana

Ambos equipos han aprendido de este partido. Para Miami: el partido ha expuesto las fortalezas de este equipo, ya sea con la actuación de su quarterback, que ha demostrado aún tener el talento que le hiciera destacar en los Chicago Bears, como por su plantilla que tras recibir varias criticas por su traspaso de Jay Ajayi han sabido responder con el juego del joven Kenyan Drake. Con él, la ofensiva de Miami se ha visto más explosiva y -sin faltar a Ajayi- el joven ha hecho jugadas que muy difícilmente las hubiera podido hacer él.

Por otro lado, los Patriots ya tienen puesta la mente en el partido ante los Pittsburgh Steelers. No obstante, en este partido hemos podido ver como ante diferentes carencias en la linea ofensiva (Cannon, Flowers) y en otros posiciones defensivas, los jugadores más novatos han sabido responder (Eric Lee sobretodo) y los veteranos han tenido que asumir otros roles, Patrick Chung ha acabado jugando de cornerback.

VAVEL Logo