El ataque de Seattle recae en Russell Wilson
Foto: Seattle Seahawks

Esta campaña la ofensiva de los Seahawks ha tenido muchos problemas, la línea ofensiva no ha sido capaz de proteger a Wilson quien, en muchas ocasiones, ha tenido que salir de la bolsa de protección para poder realizar el pase o simplemente deshacerse del ovoide. El ataque terrestre no ha sido una solución eficaz en la ofensiva, aunque el cuadro de receptores ha sido de gran ayuda para Russell, destacando la labor de Graham y Baldwin.

Los números del quarterback han sido realmente impresionantes, a tal grado de convertirse en un candidato sólido al MVP. En la presente temporada, ha completado 293 envíos de 473, llegando a las 3, 527 yardas (sexto mejor bajo esta categoría) con 29 touchdowns y 11 intercepciones. Además, ha acarreado el balón en 76 oportunidades, ganando 482 yardas y tres anotaciones.

De tal manera, Wilson ha conseguido 4,009 yardas en la temporada, lo que representa más del 82% de la producción total de la ofensiva, es decir, difícilmente sin Wilson, Seattle seguiría con vida por boletos de playoffs; agregando que, también rompió un récord más en la NFL al lanzar 17 envíos para touchdown en los últimos cuartos de esta temporada.

Las intercepciones de Wilson

Sin embargo, no todo ha sido bueno en este año para Russell Wilson, ya que en el partido contra Jacksonville Jaguars lanzó tres intercepciones que fueron factor para la derrota 30-24 ante el equipo de Florida. En un par de ocasiones había tenido esta cantidad de entregas y ambas contra los Green Bay Packers; la primera de ellas con tres intercepciones fue en la final de la Conferencia Nacional cuando tuvieron una primera mitad digna para el olvido, aunque supieron sacar el resultado al ganar 28-22 el 18 de enero de 2015 para llegar a la Super Bowl; la otra data del 11 de diciembre de 2016 cuando perdieron contundentemente a manos del equipo de Aaron Rodgers 38-10 en el Lambeau Field, aunque en aquella ocasión Wilson lanzó para cinco intercepciones, el peor hasta el momento en su carrera.

La línea ofensiva deberá proteger mejor a su capitán, de lo contrario podrían acontecer de nueva cuenta los errores de Wilson. En esta semana, Seattle enfrentará a Los Angeles Rams por la cima del liderato de la NFC Oeste.

VAVEL Logo