La ambición belga de Soumillon
Christophe Soumillon con la chaquetilla de Aga Khan | Foto: Oscar Blazquez

Los mejores jockeys suelen estar siempre en lo más alto de las estadísticas de victorias y eso lo ha cumplido el jockey belga Christophe Soumillon. Nacido el año 1981 en la localidad belga de Schaerbeek es hijo del también jockey de carreras de obstáculos Jean-Marc Soumillon. Cuando era muy joven se fue a la escuela de aprendices de Chantilly (Francia), una de las más prestigiosas del mundo, y con apenas 16 años consiguió su primera victoria en Francia. Dos años después, el año 1999 Soumillon consigue ser campeón de la estadística de aprendices de jockey. Poco a poco va surgiendo en los hipódromos, la figura de un jockey que a posteriori marcaría un hito en el turf francés. 


Muchos dudaban de su capacidad a la hora de montar, ya que, su estatura, es de 1,73 metros, algo atípico en un jockey profesional de galope, pero eso no ha sido impedimento como se ha podido demostrar. Hasta ahora ha tenido la posibilidad de ganar 8 Cravache d’Or (estadística francesa de jockeys), una de las cuales fue compartido con su gran rival en los últimos años Pierre-Charles Boudot. El año que más victorias obtuvo en un año natural en Francia fue el 2013 con 228 victorias. Pero solo hasta ahora. 


Y este año 2017 llegará la novena estadística para el belga y vaya año se ha marcado, con récord incluido. Un año de no parar para el belga centrándose más que en los últimos años en el calendario francés. Soumillon se ha caracterizado los últimos años por ser un jockey internacional, es decir, que es habitual verle montar un día en Dubái y el día siguiente en Francia. Eso si, de manera habitual entrena en Francia bajo la preparación de Jean Claude Rouget, unos de los mejores preparadores de Francia.

 

Soumillon con Orfevre en el Arco | Foto: Oscar Blazquez
Soumillon con Orfevre en el Arco | Foto: Oscar Blazquez


Si ya es difícil ganar una estadística de jockeys en uno de los países con más nivel y competitividad turfística como es en Francia, conseguirlo con los números que ha obtenido son palabras mayores. Hace un año Pierre-Charles Boudot, después de interrumpir definitivamente entre los grandes jockeys del panorama francés obtuvo el récord francés de victorias en un año natural que fue de 300 triunfos. Un número redondo que le valió para dominar la estadística del 2016 dejando muy lejos como se dice en términos turfísticos a Soumillon. Eso si, hay que decir que el récord europeo de victorias en un año natural lo tiene el turco Halis Karataş que consiguió 330 victorias en Turquía el año 2007. ¿Y que se propuso el jockey belga para el 2017 después de ver el récord de Boudot? Pues batir el récord de 300 victorias en un año natural. Dicho y hecho. 


El pasado 16 de diciembre obtuvo su victoria número 301 en el hipódromo francés de Lyon-La Soie a lomos del caballo tordo Skaters Waltz. Fue su victoria 301, pero no la única del día, ya que antes había conseguido el mismo día, una en Deauville y otros dos en Lyon. Solo para hacerse una idea, entre Deauville y Lyon, hay unos 700 kilómetros de distancia. Pues Soumillon se hizo las maletas, montó en un helicóptero privado y voló hasta llegar a su nuevo destino. Se ha convertido una tendencia habitual durante este año para él y es que solo ha tenido un objetivo este año, batir el récord de victorias. 


Hay que tener en cuenta que la temporada no ha sido sencilla para él. Al principio de año su preparador Rouget, tuvo un virus en la cuadra que afectó mucho a sus efectivos y eso pudo repercutir en sus montar. Además, siempre existen momentos difíciles para un jockey, como puestas a pie o derrotas dolorosas en el poste de llegada. Pero como todo campeón se repuso de las adversidades. Haciendo un repaso rápido al palmares obtenido durante el año 2017 ha conseguido más de 11 millones de euros en premios y victorias con alrededor de 200 caballos distintos. Por lo contrario, probablemente ha conseguido menos victorias de Grupo 1 que en años anteriores, pero eso no ha dejado su ambición de lado. Destacan por encima de todo, tres grandes victorias cosechadas con la clásica casaca de Aga Khan, para el cual tiene un contrato como jockey titular. Esas tres victorias han sido el Prix du Cadran con Vazirabad, el Grand Prix de Paris con Shakeel y el Grand Prix de Saint-Cloud con Zarak. Soumillon ha demostrado ser un jockey de gran premio y de cualquier otro premio menor, en definitiva, un campeón.


Actualmente pocos jockeys que están en activo tienen un palmarés envidiable al del belga. Ganar nueve veces el Cravache d’Or no es para nada fácil. Y si a esto le sumamos las muchísimas carreras de Grupo 1 obtenidos en Francia, Irlanda, Inglaterra, Japón, Emiratos Árabes, Hong Kong, Italia, Alemania o Estados Unidos de América, estamos ante un jockey todoterreno que tiene la ambición de un joven jockey que está empezando y la madurez de un jockey experimentado. Con todo solo esto queda decirte, ¡Félicitations Christophe!

Soumillon con Noozhoh Canarias | Foto: Oscar Blazquez
Soumillon con Noozhoh Canarias | Foto: Oscar Blazquez

 

VAVEL Logo