Sin victoria y sin comodín, Seattle pierde ante Arizona
Russell Wilson contra Arizona Cardinals | Foto Arizona Cardinals

Seattle Sehawks con las esperanzas de poder llegar a postemporada a través del comodín se enfrentó ante Arizona Cardinals en el Century Link Field, la mayor desventaja que tenían era depender del resultado entre Carolina Panthers y Atlanta Falcons, donde el último sub campeón de la NFL tenía que perder para que así los Seahawks se colaran a postemporada.

Las últimas dos ocasiones que Carolina visitó Seattle en diciembre, Arizona se fue a su casa con la victoria, por lo que buscarían llevarse una más en diciembre y cerrar la temporada dignamente con una victoria ante Seattle.

Inicio caliente

La primera posesión del partido fue para Arizona, donde Drew Stanton comandó la ofensiva durante seis minutos para llevarlos al primer touchdown del partido y adelantarse en el marcador, cabe resaltar que Stanton tenía un promedio de una sola anotación por partido ante los Seahawks, por lo que hoy esperaba romper esa malaria, sin embargo, no tuvo éxito.

Seattle no mostró gran poder defensivo, como en cada partido, iniciaban bastante flojos. Los Seahawks estaban lastimados y desde el primer cuarto ya tenían que remar contra corriente para hacer su parte del milagro, por lo que Tyler Locket dio un golpe de autoridad, apenas recibió el balón en la yarda uno de su lado del campo, emprendió el camino como una locomotora que ningún jugador de Arizona pudo parar y anotó el touchdown para empatar las cosas; con un gran regreso de 99 yardas y el segundo de su carrera que termina en las diagonales.

Única anotación que conseguiría Seattle en la primera mitad del encuentro, puesto que durante el primer y segundo cuarto, la barrera Cardinals frenó todas las ofensivas de Wilson y compañía. A esto hay que agregarlo que cerraron el primer cuarto con un field goal de Phil Dawson para poner el marcador 10-7.

Century Link Field no espantó a Arizona

A pesar de ser uno de los estadios con la afición más ruidosa de la NFL, hoy Arizona pareció que jugó de local con tal nivel de concentración en ofensiva y defensiva. Matt Stanton no se dejó espantar y llevaba a su equipo a mover las cadenas con seguridad e imponentes; por otra parte, la defensiva desapareció totalmente a Russell Wilson, que no encontraba la forma de poder acercar a su equipo mínimo a zona de gol de campo y así Blair Walsh lo pudiera intentar.

Ante el gran trabajo defensivo de Arizona, Stanton y compañía comenzaron a hacer gran daño y en dos jugadas consiguieron un touchdown por medio del acarreo Elihjaa Penny de cuatro yardas y otro field goal de Dawson pudieron cerrar la primera mitad del encuentro con una ventaja de trece puntos.

Por fin llega la ofensiva de Seattle al partido

Tras la plática en el medio tiempo, la defensiva encabezada por Wagner comenzó a hacer su trabajo y por fin parar a Stanton, sin embargo muchas fueron las oportunidades que le dio la defensiva de Seattle a su mariscal de campo, Russell Wilson, y lo único que pudieron lograr fue un touchdown a través de Doug Baldwin quien recibió un pase de 18 yardas —la primera anotación de Seattle a través de Wilson en todo el partido—.

Con Seattle que se acercaba el marcador y una defensiva que estaba haciendo vale la localía, lo único que pudo lograr fue ampliar la ventaja por tres puntos, de los pies Dawson quien hasta el momento iba 3 de 3.

Rasguñaron la victoria

Con el marcador 23-14, a favor de Arizona, los Seahawks apretaron aún más el paso, Blair Walsh comenzó, lo que parecía ser la remontada que les diera la oportunidad de soñar con postemporada, con un gol de campo de 49 yardas, algo que no se veía todos los partidos. A esto, una vez más apareció Baldwin con otro pase de Wilson, pero éste de 29 yardas, y dieron la voltereta al marcador 23-24 y, en Seattle comenzaba soñar con la victoria de Carolina y la wild card.

Sin embargo, como en novela trágica, todo se derrumbó lentamente ante los ojos de la afición número 12, Dawson agregaría otro gol de campo al partido y cerraría el marcador 26-24; a esto hay que agregarle que Atlanta ya había quitado toda esperanza de victoria a los Panthers y para cerrar con broche de oro, Blair Walsh agregaría otro partido perdido a su espalda con una patada que se fue ligeramente a la derecha y no logró dar la vuelta al marcador.

Con estos resultados, Seattle no clasifica a su primera postemporada desde el 2011 y los Cardinals aumentan su paternidad en diciembre sobre los Seahawks. Ambos equipos están eliminados y tendrán que pensar en la siguiente temporada para mejorar las cosas.

VAVEL Logo