Previa España - Dinamarca: Un gigante contra las cuerdas
Valero Rivera durante el enfrentamiento a Hungría | Foto: EHF

Aquí está. El momento ha llegado. Nos encontramos ante el primer duelo para España frente a una de las favoritas a llevarse este Europeo, y es que a pesar del inesperado tropiezo ante la República Checa, los daneses siguen aspirando a todo.

Empezaron las cosas bien para Dinamarca en este Europeo. Derrotaron a Hungría en su primer encuentro tras una primera parte igualada (14-12). Se distanciaron con claridad en la segunda y tuvieron un final de partido tranquilo (32-25) aún sin poder contar con su estrella, Mikkel Hansen, durante los últimos 20 minutos por una tarjeta roja tras su tercera exclusión.

En la segunda jornada se enfrentaban a la cenicienta del grupo: República Checa. Partido para rodarse, para dar minutos a los menos habituales y asegurar dos puntos antes del plato fuerte de la tercera jornada, sin embargo, todo se complicó. Los checos ofrecieron más resistencia de la esperada, y cuando parecía que el partido se rompería (20-23) una inoportuna exclusión permitió a la República Checa engancharse de nuevo (24-24) a falta de menos de 10 minutos. Y llegada esta fase del partido, los checos iban lanzados. Se encomendaron a los aciertos de su portero, Martin Galia, y a un final de partido heroico, con doble inferioridad y parada a falta de 20 segundos. El resultado, un 28-27 final que pone contra las cuerdas a uno de los gigantes.

Por su parte, España llega a esta cita con pleno de victorias en su casillero (dos de dos), pero con ciertas dudas con respecto al juego desplegado ante Hungría. Las sensaciones fueron inmejorables en el primer partido donde no se dieron opciones a una República Checa desarbolada. Sin embargo, ante los húngaros, la ausencia de la claridad defensiva habitual, impidió al equipo correr y sufrió en el ataque posicional. El partido derivó a una batalla a cara de perro, en la que por fortuna, los Hispanos salieron victoriosos.

Partido crucial para España

Lejos de favorecer a la selección española, la inesperada derrota de Dinamarca ante la República Checa convierte a los daneses en un equipo mucho más peligroso. Al tremendo potencial de su plantilla se le suma la necesidad de puntuar si quieren mantener vivas sus opciones de alcanzar las semifinales, dado que los equipos arrastran puntos a la Main Round. Debido a esto, el partido resulta crucial para los intereses de España, pues una victoria supone alcanzar la segunda fase en unas condiciones inmejorables y con un rival directo muy debilitado.

Reparto de victorias en los últimos enfrentamientos

Los últimos enfrentamientos entre ambas selecciones se saldan con un equilibrio teórico. Dinamarca venció en el último partido en competición oficial ante los Hispanos (Eurocopa de Polonia 2016), sin embargo, la victoria no le sirvió para clasificarse para las semifinales, fase que sí alcanzó la selección española. Un año antes en el Mundial de Catar, España eliminó a la selección danesa en cuartos de final con un ajustado 25-24. El anterior duelo volvió a decantarse a favor de los daneses en su Europeo (31-28), sin embargo, el enfrentamiento más célebre entre estas dos selecciones fue el de la final del mundial de 2013 del que España era anfitrión y en la que barrió de la pista a una Dinamarca irreconocible (35-19).

Julen y Gedeon son duda

Después de la desgraciada lesión de Ángel Fernández (sustituido por Aitor Ariño) en la primera jornada, la segunda deparó dos nuevas lesiones que al parecer revisten menor gravedad.

Julen Aginagalde abandonó el cuarenta por veinte por una lumbalgia aguda, que es posible que remita a tiempo para la disputa del próximo partido. En similar situación está Gedeón Guardiola, que en una acción fortuita se torció el tobillo izquierdo e hizo temer por su continuidad en el europeo. Por fortuna, el susto inicial se desvaneció y tras las exploraciones posteriores del médico de la selección, Juan José Muñoz, los pronósticos son optimistas.

Esta tercera jornada del grupo D, nos ofrece un duelo extraordinario entre dos de las más potentes selecciones de este europeo, aderezado con la precaria e inesperada situación de los daneses, que acrecenta la relevancia del choque. Un duelo de titanes que centrará las miradas de propios y extraños.

VAVEL Logo