Con Brady tocado de su mano derecha, ¿deberá jugar Hoyer?
Brady y Hoyer, calentando ante la atenta mirada de Belichick en el entreno de ayer. | Foto: New England Patriots

Las alarmas han saltado en los Patriots. Tom Brady se lesionó el pasado miércoles de su mano derecha (con la que lanza) durante el entrenamiento. No es grave y no se va a perder el partidazo del domingo ante los Jaguars, pero está lo suficientemente tocado como para que haya constado en el informe de lesiones del equipo y como para que no esté programado que entrene al ritmo habitual los próximos días.

Según parece, un compañero chocó accidentalmente con el quarterback y de ahí el dolor en la mano derecha. Las radiografías han mostrado que no tiene daños graves, pero la preocupación se ha instaurado en los aficionados de los Pats. Por ello, jugadores como Eric Rowe salieron al paso asegurando que Brady había entrenado con normalidad. En cualquier caso, lo que es seguro es que la mano buena de Brady está tocada.

Bortles, Keenum, Foles y... ¿Hoyer?

Estos días se habla mucho de la inesperada presencia de tres de los cuatro quarterbacks que jugarán las finales de conferencia. Lo de Brady ya es rutina, pero nadie hubiera apostado un duro a que Blake Bortles, Case Keenum y Nick Foles jugarían de inicio los partidos que decidirán quién irá a la Superbowl. ¿Alguien se imagina que a esa lista se le añadiera Brian Hoyer?

Hoyer es el quarterback (también veterano) suplente de Brady. Hay que recordar que Jimmy Garoppolo ya no está en la plantilla, ya que New England lo traspasó a mediados de temporada a los San Francisco 49ers. Por lo tanto, si Brady no pudiera disputar el partido, Hoyer sería el encargado de dirigir el ataque. Este año jugó seis jornadas con los 49ers antes de que hubiera el movimiento de quarterbacks entre ambos equipos. En esos seis partidos lanzó para más de 1.200 yardas, cuatro touchdowns y cuatro intercepciones totalizando un rating de casi 70.0. No son unas cifras muy destacables, pero las hay de peores.

Garoppolo, una estrella que se fue

El problema viene cuando vemos el rendimiento que le ha dado Garoppolo a los 49ers en el tramo final de temporada regular. Jugó cinco partidos de inicio, ganando los cinco (convirtiendo a su equipo en el más en forma), con más de 1500 yardas de pase, siete touchdowns y cinco intercepciones, con un rating de 96.2. Ahora Garoppolo va a recibir, probablemente, un gran contrato en San Francisco, vista su gran calidad.

Si los Patriots tuvieran que jugar con Hoyer, las opciones de victoria de los Jaguars aumentarían considerablemente, tanto o más que las críticas que recibirían los Patriots por haber dejado escapar a Garoppolo. Si el ahora jugador de los 49ers fuera el suplente y futuro relevo de Brady, los Patriots todavía estarían en muy buenas manos. Con Hoyer, todo se ve más gris…

VAVEL Logo