Primera vuelta de récord
Primera vuelta de récord. | Foto: Borja MG (VAVEL España)

Además del cansancio por haber jugado entre semana, el partido que enfrentó al BM Alarcos el pasado martes frente al Ikasa BM Madrid, dejó a Javier Márquez con dos jugadores tocados.

Martín Molina finalmente sí participó en el encuentro ante el RGC Covadonga, pero César Beret, que no había podido entrenar en toda la semana, no jugó en todo el partido aunque sí se vistió de corto.

Comienzo errático

Los primeros minutos estuvieron plagados de imprecisiones en los ataques, sobretodo en un Alarcos que en los minutos iniciales echaba de menos a su central titular.
Los goles llegaban con cuentagotas al marcador del Quijote Arena. El 2-2 del minuto 10 dejaba clara la superioridad de las defensas y las porterías, máxime después de que los asturianos mandaran dos penaltis a los postes de la portería de un buen Fran Revuelta.
Con dos buenas acciones defensivas el BM Alarcos abrió la primera ventaja seria en el marcador 7-4 en el minuto 16 que obligaba a Villaldea a pedir el primer tiempo muerto.
A pesar de los esfuerzos del Covadonga por reaccionar metiendo variantes como el doble pivote en ataque, los locales permanecían firmes en defensa y ampliaban su ventaja hasta los cinco goles 10-5 minuto 23 obligando a un nuevo tiempo muerto al entrenador visitante.

El RGC Covadonga lo intentó antes del descanso


Con el 12-5 y una roja para el extremo derecho visitante la primera mitad entró en los últimos 5 minutos.
Y en ese sprint final, cuando los locales podían haber dejado el partido visto para sentencia, un arreón asturiano (13-8) obligó a Márquez a parar el partido para evitar males mayores. Y lo logró, pues el marcador al descanso fue 14-8.

A pesar de comenzar en inferioridad, el Balonmano Alarcos inició la segunda parte poniendo tierra de por medio en el marcador gracias a las buenas paradas de Fran Revuelta que lanzó a su equipo hasta el 17-9 .
Pero los asturianos no tenían intención de rendirse y seguían a su juego aprovechando cada error de los locales.
Las distancias se mantenían en los siete goles gracias a la buena defensa local.

Regreso de Julián Granados

Ademas el Alarcos sumó otra buena noticia con el regreso a las pistas de Julián Granados después de varios meses de baja.
Con él en pista llegó la máxima diferencia en el marcador gracias a dos robos y dos goles de Brian Negrete que puso el 24-14 en el minuto 15.
Jugando con doble pivote en ataque y sin portero, el Covadonga tuvo un amago de reacción y llegó a los seis de desventaja que no preocuparon a los locales porque solo restaban cinco minutos. Eso sí, la conexión con los pivotes hizo mucho daño en los seis metros.


Al final 29-21 que supone una racha para el Vestas BM Alarcos de tres partidos ganados.

VAVEL Logo