Luces de alarma en Los Ángeles
Los Kings no pudieron truncar en Anaheim la racha negativa Foto Kirby Lee USA Today Sports

Los Kings han sido uno de esos equipos que han estado rondando la cabecera de los power rankings de los diferentes medios durante media temporada y parecía que su travesía hasta la clasificación para playoffs sería un viaje trabajado pero tranquilo, pero tras la derrota el pasado viernes frente a Anaheim Ducks, esa postemporada no parece tan atada como se pudo pensar.

La derrota en el Honda Center, supone la sexta consecutiva de la franquicia angelina, que ha obtenido solo 5 de los últimos 20 puntos disputados, con un balance de 2-7-1, y que en la actual racha perdedora ha marcado 11 goles encajando 21, desvelando deficiencia anotadora y defensiva simultáneamente.

El descanso no fue la solución

Muchos esperaban tras la dolorosa derrota en casa frente a los Nashville Predators, segunda de la racha y primera derrota en los 60 minutos reglamentarios desde el 22 de Noviembre, que el descanso y la reflexión que iban a proporcionar la bye week del equipo, los devolvería a su senda anterior, pero lejos de eso han caído cuatro derrotas más.

Un escudo caído y una espada mellada

Y es que los Kings han pasado de ser el equipo que menos goles permitía por partido, a ser prácticamente un colador, Jonathan Quick ha promediado un porcentaje de paradas de 0,897 con dos partidos incluso por debajo de 0,86  aunque en la derrota ante Anaheim consiguió un meritorio 0,935. Darcy Kuemper en su única titularidad tampoco salvó mucho la situación con un discreto 0,906.

La parte atacante no ha venido al rescate, Dustin Brown, Tyler Toffoli y Anze Kopitar han estado prácticamente desaparecidos en combate durante estos partidos, con lo que no han podido neutralizar con goles a favor, la sangría sufrida en la parte defensiva.

Los playoffs en el aire

Estos resultados negativos han dejado fuera de los puestos que dan derecho a disputar la postemporada al equipo, aunque el rédito amasado en la época de vacas gordas permite que la diferencia sea pequeña tanto con los dos puestos divisionales que parecen disponibles después del que los Vegas Golden Knghts parecen haber agarrado con ambas manos y con los de wild card, aunque esos wild card, con la lucha encarnizada que hay en la División Central, no parecen la vía más asequible para clasificarse.

Tras el partido contra los New York Rangers, el equipo inicia una gira fuera de casa que será clave para que podamos saber si estos partidos son solo un bache dentro de una larga temporada regular o si los Kings han caído del trono y su reino se desmorona en el mes de Abril hasta la vuelta en Octubre.

VAVEL Logo