Super Bowl XXIV: Montana mantuvo la maldición del naranja
Montaje: NFL Vavel (Adrián Cobo García)

La presente temporada está a punto de terminar cuando se enfrente Philadelphia Eagles contra New England Patriots, lo que nos lleva a recordar a uno de las mejores Super Bowl que ha habido en la historia de la NFL. El 28 de enero de 1990, Joe Montana jugaría su último campeonato contra Denver Broncos.

El Superdome de New Orleans fue el testigo de una noche espectacular para Joe Montana y San Francisco 49ers en el que ganarían su cuarto anillo de campeonato y el último que conquistaría para denominarlo uno de los mejores quaterback de la historia de la NFL. Por otro lado los Broncos volvieron a caer en una Superbowl con el supuestamente gafe color naranja

Realidades diferentes

Joe Montana junto con los 49ers dominaron toda la temporada regular y llegaron como los máximos favoritos, después de comandar la mejor ofensiva de toda la liga con más de 6,000 yardas registradas y un total de 442 puntos. A diferencia de Denver con John Elway que ni se encontraban en el top 10 de las mejores ofensivas de ese año, por lo que su llegada al Super Bowl XXIV fue de forma sorpresiva.

En ese momento San Francisco era dominador de la liga, el año pasado había llegado al Super Bowl XXIII donde también se habían coronado.

Joe Montana lanza frente a Cincinnati Bengals | Foto NFL

 Joe Montana hizo historia

En aquel entonces el mítico 16 de San Francisco ya había conquistado tres Vince Lombardi, por lo que una vez más lo posicionaba como favorito para ganarlo una vez más; sin embargo, el favoritismo no fue suficiente para Montana, puesto que también logró ser el primer jugador en conquistar la Super Bowl, ser el MVP de la misma y de la temporada.

Cabe resaltar que esto no hubiera sido posible sin el gran trabajo en equipo que hizo junto con uno de los mejores wide receivers de la historia, Jerry Rice; Tom Nathan y John Taylor, quienes lograron 22 pases completos con cinco touchdowns.

La defensiva de Denver decepcionó

Defensiva de Broncos Super Bowl XXIV | Foto NFL

A pesar de haber sido una de las mejores defensivas de la temporada, no pudieron detener a la ofensiva de San Francisco; los tres jugadores Pro Bowl: Greg Kragen, Karl Mecklenburg y Dennis Smith, desaparecieron totalmente ante la aplanadora de los 49ers, que lograron anotarles la módica cantidad de 55 puntos.

El coordinador defensivo, Wade Philips y su defensiva fueron exhibidos sin problemas, aquella defensiva que presumía recibir solo 14 puntos por partido en la temporada regular recibió tres veces más de lo que permitían.

El Super Bowl de los récords

Lo que más enmarcó este Super Bowl fueron las marcas que lograron conseguir a la ofensiva, rompieron el récord de mejor rendimiento de pase en la final de la NFL con un %75.9 de pases completos y además de lograr completar 13 consecutivos. Algo que nunca se había visto en la historia de la liga en la era del Vince Lombardi.

Joe Montana solo erró siete pases y además logró ser el primer quaterback de toda la NFL en conseguir cuatro anillos.

Joe Montana tras ganar el Super Bowl XXIV | Foto San Francisco 49ers

Con un 55-10 fue como terminó este Super Bowl, uno de los más grandiosos de toda la historia, no solo por el marcador de escándalo, sino porque fue el último en el que las personas pudieron apreciar el gran juego del quaterback del momento. Su coronación cerró la época dorada de San Franciso, un equipo que logró conquistar a varios fanáticos por su dominio a la ofensiva y que a pesar de que haya perdido protagonismo en los últimos años, aquellos recuerdos vienen a la memoria tras la llegada de Jimmy Garoppolo, en quienes depositan su confianza para regresar los tiempos de gloria a San Francisco.

VAVEL Logo