Super Bowl XL: quinto anillo para los Steelers
Montaje: NFL Vavel (Adrián Cobo García)

Después de décadas de sequía, los Steelers volvieron a ganar otro anillo y lo hicieron con un quarterback novato como lo era Ben Roethlisberger, acompañado de grandes jugadores en el roster ofensivo como Willie Parker, Jerome Bettis, Hines Ward y Antwaan Randle El. Por su parte, los Seattle Seahawks lograron llegar a su primera Superbowl, además de adjudicarse el título de la Conferencia Nacional al derrotar a los Carolina Panthers.

Pittsburgh Steelers

Tras haberse quedado en la final de conferencia un año antes, los Steelers le dieron la oportunidad desde un inicio a Big Ben que, a pesar de su poca experiencia, fue uno de los principales líderes del equipo. En la semana 1 no tuvieron problemas al vencer en casa a los Tennessee Titans y de visita a los Houston Texans, pero en la semana tres perdieron el invicto al caer en casa contra los New England Patriots de Tom Brady 23-20; posteriormente tuvieron su semana de descanso y regresaron para derrotar en el Monday Night Football a los San Diego Chargers en un enfrentamiento de alarido, pero en la siguiente jornada los Steelers cayeron contra los Jaguars en tiempo extra.

Contra rivales divisionales como Bengals, Ravens y Browns, además de los Packers consiguieron las victorias, aunque en el segundo duelo de la temporada perdieron en Baltimore en tiempo extra 16-13 y después fueron vencidos por los Colts de Manning en Monday Night Football y por los Bengals, cayendo a un récord de siete ganados y cinco perdidos que complicaba su clasificación a postemporada. Sin embargo, cerraron embalados la campaña al vencer a los Bears, Vikings, Browns y Lions, suficiente para acabar con récord de 11-5 y clasificar como equipo comodín.

En aquella temporada Ben sólo jugó 12 partidos, lanzando 2,385 yardas (la más baja de su carrera), 17 touchdowns y 9 intercepciones, pero fue apoyado por las 1,202 yardas de Parker y las 368 de Bettis.

Los Steelers entraron como sexto lugar y les tocó enfrentarse a sus acérrimos rivales, los Cincinnati Bengals. En el primer cuarto estaban abajo por 10 puntos, pero ocurrió la estrepitosa lesión que dejó fue de los emparrillados a Carson Palmer y Pittsburgh lo aprovechó para ganar el encuentro 31-17. En la ronda divisional se volverían a enfrentar a los Colts, partido que dominaron durante tres cuartos, pero en la recta final Bettis soltó el ovoide apunto de anotar, por lo que Big Ben se convirtió en el héroe haciendo la tacleada.

Al final el kicker de los Colts falló el field goal y los Steelers se convirtieron en el primer equipo en llegar a la final de la AFC como número seis. Se enfrentaron a los Denver Broncos, a quienes derrotaron con facilidad 34-17 y así llegar a la edición número 40 de la máxima justa.

Seattle Seahawks

Seattle comenzó mal la temporada al perder de visitante ante los Jaguars 26-14. Sin embargo, se pudieron levantar derrotando a los Falcons y Cardinals de locales, pero cayeron de nuevo de visitantes enfrentando a los Washington Redskins en tiempo extra.

Posteriormente enlazaron tres victorias seguidas hasta su semana de descanso; después de ello, derrotaron a sus tres rivales divisionales Cardinals, Rams y 49ers de forma consecutiva. Seattle cerró de forma extraordinaria la temporada acumulando 11 victorias en sus últimos 12 partidos, perdiendo en la última jornada perdieron contra los Green Packers (partido en el que descansaron a los jugadores titulares, incluyendo a Matt Hasselbeck) y se proclamaron campeones de la división oeste de la NFC.

Hasselbeck cerró la temporada lanzando para 3,459 yardas, 24 touchdowns y nueve intercepciones, acabando con un índice de quarterback de 98.2, el segundo más alto de su carrera; otro baluarte importante fue Shaun Alexander, quien sumó 1,880 yardas y 27 anotaciones, tres más que el propio quarterback.

Al acabar como número uno de la conferencia nacional, los Seahawks tuvieron semana de descanso para enfrentarse a los Redskins, equipo con el que habían perdido en la temporada. Durante el partido, perdieron por conmoción a Alexander, pero fueron capaces de ganar el duelo 20-10 para albergar la final. Además, pusieron fin a una racha desde 1984 en la que no conseguían victoria en playoffs; en la final de conferencia se toparon contra los Carolina Panthers, al cual vencieron ampliamente por 34-14 gracias a su defensiva que provocó tres intercepciones hacia Jake Delhomme y la estupenda actuación del corredor Alexander.

Super Bowl XL

Un encuentro inesperado fue el que aconteció en Detroit. Pittsburgh llegaba jugando un gran nivel de fútbol americano y como equipo comodín ganó los tres partidos fuera de casa, mientras que Seattle fue el mejor de la Conferencia Nacional, con un gran poder en el ataque terrestre, así como en su defensiva.

Durante el primer cuarto ninguno de los dos equipos pudo imponer condiciones, hasta que en la tercera serie ofensiva del partido los Seahawks aprovecharon la gran posición de campo debido al retorno de patada, para hacer el field goal de 47 yardas por Brown y adelantarse en el marcador 3-0.

En el segundo cuarto no pintaban bien las cosas para los Steelers, cuando Ben Roethlisberger lanzó su primera intercepción del partido, aunque Seattle no pudo capitalizar y tan sólo duró cuatro jugadas sobre el terreno de juego. En la siguiente ofensiva, los Steelers lograron el mejor drive del partido hasta que llegó el acarreo de una yarda del propio quarterback para darles ventaja 7-3.

En un resultado con pocos puntos, el tercer cuarto recibieron la pelota los Steelers quienes, en apenas dos jugadas, abrieron el hueco para que Parker corriese 75 yardas y lograra el touchdown, dejando el marcador 14-3.

Ben Roethlisberger anota un TD de carrera Foto: Seattle Seahawks
Ben Roethlisberger anota un TD de carrera Foto: Seattle Seahawks

Seattle reaccionó, pero Brown falló un field goal de 48 yardas sin poder reducir la ventaja. La catástrofe de los Steelers apareció cuando Ben tiró su segunda intercepción que, aprovechó Seattle, cuando Hasselbeck encontró a su wide receiver Stevens en envío de 16 yardas, acercándose 14-10.

El último cuarto, con base en acarreos de Alexander, los SeaHawks se metieron dentro de la yarda 30 del rival, sin embargo, Hasselbeck lanzó su única intercepción del juego. Tras conseguir el first down, los Steelers realizaron una de las jugadas más memorables de la Super Bowl cuando realizaron un reverso en el que Randle El (quien había sido quarterback en el colegial) lanzó a Ward un pase de 43 yardas e hicieron el touchdown, aumentando la ventaja 21-10.

Con la desventaja de 11 puntos Seattle intentó acercarse, pero en cuatro downs dentro de la 10 y a escasos segundos de que acabase el reloj, no pudieron conseguir más puntos y así, se decretó la victoria de los Steelers, quienes consiguieron de esta forma su quinto anillo dando fin a la ilustre carrera de Jerome Bettis que se retiró como campeón y, también, fue nombrado Hines Ward el MVP del juego con sus cinco recepciones, 123 yardas y el touchdown de la victoria.

VAVEL Logo