A pesar de Madrid, el turf español sigue mirando a Francia
Ioritz Mendizabal, uno de los españoles que más han sobresalido esta semana en tierras francesas. / Fuente: Young Perspective

Marzo ya ha aterrizado entre nosotros y junto a él, Madrid vuelve a ser el centro de las miradas de todo el panorama turfístico español. El comienzo de la temporada primaveral en el Hipódromo de la Zarzuela, hace que el movimiento de preparadores y jockeys afincados en tierra española hacia el otro lado de los Pirineos disminuya notablemente, poniendo sus focos y sus ejemplares sobre el verde madrileño y mirando de reojo lo que sucede al otro lado de la frontera, la cual pasa de ser una necesidad a una eventualidad.  A pesar de ello, el ejército español sigue moviendo las fichas sobre el tablero francés y sigue ganando batallas como si de una guerra se tratase, porque si hay que ir se va, pero ir para nada es tontería.

La mejor semana de Ioritz Mendizabal

Ioritz Mendizabal está de dulce. Gran semana la que ha cuajado el jockey español sobre tierras francesas, las cuales están volviendo a ver la mejor cara de este experimentado jockey. Tras unos años un tanto equidistantes en cuanto a sus actuaciones, este 2018 está siendo uno de sus años punteros. Está logrando recuperar aquellas sensaciones que le hicieron ser durante varios años uno de los mejores jockeys en el territorio galo, y su techo está todavía por ver.

El mes de marzo parece haberle sentado como anillo al dedo, nueve han sido las veces que ha saltado a la pista, y solo en una de ellas se ha caído del dinero. Los Hipódromos de Deauville y Bordeaux han sido testigos de la explosión del jockey español, el cual se está convirtiendo en uno de los fijos en las llegadas. El único pero que se le puede poner a su trayectoria durante este 2018 es la falta de eficacia en esos metros finales, en los cuales se le han escapado muchas victorias, dado que las once que lleva ya cosechadas fácilmente podrían rondar la veintena.

Tal y como narra su camino en este 2018, ésta semana no iba a desentonar de la tónica habitual y de las ocho colocaciones obtenidas, solo una se ha podido saldar con victoria en favor del representante español, siendo cinco de esas ocho un segundo puesto. La única victoria llegó a lomos de Star Victory, precisamente su última actuación de esta semana. Segunda victoria de su historial junto a este ejemplar, el cual es múltiple ganador de Listed en Francia y colocado de Grupo 3. Junto a él, caballos como Je Suis Charlie, Korevsky, Ucel y Favoritisme han copado alguna de sus grandes actuaciones esta semana.

Curtido en mil batallas, este año está más guerrero que nunca y ya se sabe, cuando la calidad y las ganas van de la mano el éxito está más que garantizado, así que agárrense fuerte que vienen curvas.

Ioritz Mendizabl y Star Victory tras una de sus victorias. / Fuente: France Sire.
Ioritz Mendizabl y Star Victory tras una de sus victorias. / Fuente: France Sire.

Continúa la racha triunfal de Eva Imaz

Tal y como se ha mencionado anteriormente, la familia Imaz amplía su campo de actividad con la apertura de puertas del Hipódromo de la Zarzuela. Sin embargo, es una familia que nunca deja de lado el territorio francés y se implica profundamente en él, por lo que a pasar del inicio de la temporada primaveral en la capital española, serán muchos los pupilos de Eva Imaz, los que cruzaran la frontera en busca de oportunidades de victoria.

Tras la finalización del meeting de Pau eran muchos los ejemplares que había vuelto a poner en pista la entrenadora lasartearra, sin demasiada suerte en sus más recientes actuaciones. Pero todavía había varias balas guardadas en la recámara, y el gatillo estaba a punto de ser apretado. Esta vez era el turno de Lucky Lawyer, que tras una asombrosa victoria sobre la pista de fibra del Hipódromo de Pau se desplazaba al Hipódromo de Bordeaux en busca de agrandar su currículum. Esta vez no sería Delphine Santiago la que se subiría sobre Lucky Lawyer, sino que sería uno de los jockeys a seguir en este 2018, Ricardo Sousa. El portugués había realizado varios trabajos sobre el tapiz donostiarra y estaba convencido de sus posibilidades de victoria.

Así llegaron a su gran cita en este sábado 3 de marzo. Un jockey rebosante de esperanza y un caballo en perfecto estado de forma, por lo que el final de la película se antoja fácil de adivinar. Un hándicap sobre 1600 metros, con una pista bastante más seca de lo acaecido días anteriores, lo cual favorecía y de qué manera al caballo propiedad de la familia Imaz. Un plan trazado a la perfección que “solo” había que llevarlo a cabo.

Lucky Lawyer salió ardiente de cajones como en él es habitual, por lo que Ricardo tuvo que emplearse a fondo para sujetarlo y mantenerlo en las posiciones venideras. Desde una cómoda cuarta posición y marcando de cerca a los punteros se llegó a la recta final, donde comenzaron a darse las hostilidades y donde Lucky Lawyer parecía sobresalir por encima de todos viniendo todavía muy tranquilo a las manos de su jockey. Ricardo Sousa no quiso ningún susto o invitado inesperado y a pesar de su superioridad empleó atope a Lucky Lawyer para certificar así la segunda victoria de este ejemplar en este 2018, así como su cuarta sobre tierras galas.

Lucky Lawyer cruzando la meta en primera posición en el Hipódromo de Deauville. / Fuente: zeturf.
Lucky Lawyer cruzando la meta en primera posición en el Hipódromo de Deauville. / Fuente: zeturf.

Mauri Delcher sigue demostrando su calidad

Esta semana representa a la perfección el año de Mauri Delcher. Tan solo dos han sido los ejemplares que ha sacado a la palestra ésta primera semana del mes de marzo, pero tal y como viene haciendo durante todo el 2018, no es la cantidad de ejemplares lo que le está convirtiendo en uno de los preparadores a seguir, sino su efectividad en cada caballo que sale a la pista. Un partant de Delcher es sinónimo de atención, dado que tanto el como todos sus pupilos están gozando de un gran momento de forma, del que parece que no piensan salir.

Desgraciadamente esta semana no ha habido hueco para la victoria en el casillero del preparador español, pero el día dos de marzo en el Hipódromo de Deauville consiguió un meritorio segundo puesto con Kodiak West, el cual llevaba tres meses sin competir, reapareciendo de una manera estupenda, dejando un gran valor y sobre todo unas grandes impresiones. A su vez, el día seis de marzo fue el turno para Wuayra, una yegua de tres años con tres carreras a sus espaldas, la cual no está demostrando sobre las pistas sus buenos papeles, ni el entusiasmo y la ilusión puesta por su preparador. Tres han sido los jockeys que se han subido en ella buscando un cambio en sus flojas actuaciones, pero los tres de ellos se han tenido que bajar de ella con las manos vacías.

Ya se verá lo que sucede con ella durante los siguientes meses, pero si hay alguien que puede recuperarla, hacerla crecer y convertirla en una campeona, ese es Mauri Delcher. El preparador español es un especialista en tareas como esa, y muy pocos son los ejemplares que consiguen escapar de sus manos. Sin ninguna duda lo intentara hasta el final, porque los campeones nunca se rinden y él es un campeón.

Kodiak West entrando segundo en su última actuación en el Hipódromo de Deauville. / Fuente: zeturf.
Kodiak West entrando segundo en su última actuación en el Hipódromo de Deauville. / Fuente: zeturf.

VAVEL Logo